La diferencia entre dos líderes

REFLEXION CRISTIANA – LA DIFERENCIA ENTRE DOS LIDERES

Durante los tiempos de la reina Victoria de Inglaterra, había dos grandes políticos que disputaban el primer lugar. Uno de ellos fue el Primer Ministro William Gladstone, quien lograba captar la atención de la audiencia mediante sus notables conocimientos y una sobresaliente elocuencia. El otro fue Benjamin Disraeli con un trasfondo de literatura, que también llegó a ser Primer Ministro, y quien contribuyó grandemente a la implementación de la política parlamentaria. Una mujer recibió el honor de ser invitada a un banquete con estos dos políticos. Tiempo más tarde, le preguntaron a la mujer: “Usted ha tenido un encuentro con Gladstone y Disraeli. “¿Cuál es la impresión que tuvo de ellos al verlos tan de cerca?”-Entonces ella embozando una sonrisa al recordar momentos del pasado, dijo: “Ambos eran grandes oradores. Si había alguna diferencia, era que luego de encontrarme con Gladstone, supe que él era la persona más excelente y con más conocimiento de toda Inglaterra. Pero luego de tratar con Disraeli, tuve la seguridad que yo era la mujer más excelente y atractiva”.

Cuando nos encontramos con un buen líder, ganamos seguridad y confianza; aprendemos a estimarnos a nosotros mismos. Con un buen líder se abren las posibilidades y albergamos la esperanza de que “podemos lograrlo”. El que provoca ira y desesperación es un dictador, no un líder. Las personas admiran a los inteligentes, pero no los siguen. Buscan aquellos que tienen un cálido corazón, que los comprenden y los reconocen. Una persona inteligente no es un líder. La multitud se congrega alrededor de las personas que no tienen desconfianza y son pacíficas.

Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;? porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga. Mateo 11:29

Tomado del libro Tiempo Con Dios

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

2 comentarios

  1. Siempre habrá gente que nos ama y no nos ama, ambas en el algún momento van herir nuestros sentimientos . Es por eso que la mejor manera de crecer es guardando nuestro corazón . El libro de proverbios dice que de el mana la vida . Con todo respeto y amor : Sabes que por que hieren nuestro corazón las personas? , por que estábamos esperando algo de ellas . El día que no esperemos nada, ese día nuestra madurez comenzará. Puede ser que tu líder haya sido injusto contigo, pero lo mejor en estos casos es ir a Dios en oración para que él resuelva la situación. Recuerda : Solo amamos a alguien si oramos por esa persona. Comienza amar a tu líder orando por él . El liderazgo no solo se reconoce cuando el líder está en mejor momento, si no también en sus momentos de debilidad. Regresa a tu iglesia, y comienza todo de nuevo, continua ahora haciendo la obra para Dios y no para los hombres. No olvides el dicho : La iglesia dejo de ser perfecta desde que llegaste tu . (piensalo) No somos perfectos, pero somos ungidos . Bendiciones Miles.

  2. Excelente reflexion, me encanto!. Por que precisamente nuestro maximo ejemplo de liderazgo ¡Jesucristo!, nos dejo al misma enseñanza, al no escatimar el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, despojandose a si mismo y siendo obediente hasta la muete de cruz. Que maravilloso tener un Dios asi.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

4 Compartir
Comparte4
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte