Devocional Diario – El Testigo Decisivo

Devocional Cristiano – El testigo decisivo

Mas si no te oyere, toma aún contigo a uno o dos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra. – Mateo 18:16

Usted ciertamente ha estado muchas veces en el valle de la decisión, balanceándose precariamente entre la victoria y la derrota. Por un lado, está la palabra del mundo escrita por Satanás que le dice, “no vas a ser sanado”; por otro, la Palabra de Dios que le dice: “mi Palabra es sí, y amén” y “por cuya herida fuisteis sanados” (1 Pedro 2:14) ¿Quién será el que determine el resultado de todo? Usted será el testigo decisivo.

Me acuerdo de un hombre que quería que orara por él. Le dije: “La Palabra dice que usted está sanado”. El hombre me interrumpió y dijo: “Sí, yo sé que dice eso, pero tengo este terrible dolor aquí”. Lo miré a los ojos y le dije otra vez: “La Palabra dice que por la herida de Jesús fuimos sanados”. “Lo sé -respondió él-, pero tengo este terrible… ” Meneé mi cabeza en forma negativa y le dije “Óigame bien, la Palabra dice que usted está sanado”. La cara se le puso roja y dijo: “YO SÉ QUE DICE ESO, PERO YO TENGO ESTE…” Entonces, se quedó callado y me miró. Él no se había dado cuenta de que estaba dejando que los síntomas físicos fueran su evidencia. No importa lo que la Palabra dijera, él solo creía en lo que podía ver y sentir.

Cuando se tranquilizó, le dije: “Mire, usted quiere que esté de acuerdo con usted y está enojado porque no lo hago; pero si lo hago, usted moriría. Pero si usted está de acuerdo conmigo y con la Biblia, podemos hacer que sea sanado”.

De repente, lo entendió. Sus ojos se iluminaron: “¡Oh, gloria a Dios! Veo lo que quiere decir. Entonces, ¡estoy de acuerdo con la Palabra de Dios!” Le impuse las manos y Dios lo sanó al instante. Él recibió la sanidad cuando estuvo de acuerdo con Dios. Pudo haber recibido la sanidad en su habitación o mientras manejaba o en cualquier otra parte. Pudo haberla recibido en el momento que decidiera ser el testigo decisivo.

Ahora bien, su parte es orar y confirmar su testimonio. Si lo hace, Dios lo respaldará; y cuando Él lo respalda, todo lo demás tiene que alinearse o quitarse de en medio. Usted es el testigo decisivo. ¿Cuál será su decisión?

Escritura Devocional para leer : Mateo 18:15-20

Kenneth Copeland

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Un comentario

  1. Gracias mi Dios, por esta reflexión que acabo de leer! Quiero ser una testigo decisiva siempre. Aumenta mis fuerzas como las del búfalo, ayúdame a levantar mis alas como las del águila, auméntanos cada día nuestra fé y glorícate en nuestras vidas. Gracias por las pruebas porque por medio de ellas tu te engrandeces y mi espíritu se fortalece en ti.

    Bendice Dios a Calitho por estas reflexiones que comparte con nosotros los lectores y bendice a cada persona que lee estas reflexiones, ayúdales y llena cada vez sus vidas con tu amor y poder. AMEN!!!:)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

6 Compartir
Comparte6
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte