¿Qué es el gnosticismo?

Preguntas y Respuestas Cristianas – ¿Qué es el gnosticismo?

es una filosofía que resulta de la mezcla de la filosofía oriental y el legalismo judío. Los seguidores de esta filosofía se llaman los gnósticos. La palabra gnosticismo viene de la palabra griega “gnosis” que significa conocimiento.Los gnósticos se creen los súper sabios de las cosas profundas de Dios.

El gnosticismo es considerado como una herejía en la Biblia. Existe todo un libro en el Nuevo Testamento que se escribió para refutar esta herejía. Se trata de la carta del Apóstol pablo a los Colosenses. Esta herejía prometía a la gente tal unidad con Dios, que prácticamente llegaban a la perfección espiritual. Por supuesto que para llegar a esta perfección, tenían que iniciarse en las obscuras ceremonias y enseñanzas prescritas por el gnosticismo. Los supuestos beneficios del gnosticismo no estaban a disposición del común de los mortales sino solamente de los iniciados. El conocimiento profundo de todo, era tal que la gente podía liberarse de lo material y ponerse en contacto exclusivamente con lo espiritual. El apóstol Pablo refutó ardientemente esta filosofía diciendo que era una hueca sutileza según las tradiciones de los hombres y no según Dios.

El gnosticismo nació de una pregunta filosófica. ¿Por qué existe el mal en el mundo si el mundo fue creado por un Dios santo?. Los filósofos se rompían la cabeza tratando de hallar una respuesta a esta pregunta y la conclusión a la que llegaron es que la materia debía ser esencialmente mala. Esta conclusión errada les condujo a otra conclusión errada. La idea que un Dios santo no podía tener contacto con la materia porque la materia era esencialmente mala. De modo que, para que Dios tenga algún contacto con el mundo, debía hacerlo por medio de una serie de emanaciones divinas. Los gnósticos creían en un mundo espiritual poderoso, que usaba las cosas materiales para atacar a la humanidad. También apoyaban una especie de astrología, pensando que los seres angélicos gobernaban los cuerpos celestes y así ejercían una influencia sobre los asuntos de la tierra.

Junto con esta especulación filosófica oriental apareció una forma de legalismo judío. Los maestros de esta filosofía creían que el rito judío de la circuncisión ayudaba en el desarrollo espiritual. Pensaban también que la ley del Antiguo Testamento, especialmente lo que tenía que ver con los alimentos, era útil para alcanzar la perfección espiritual. Tenían reglas muy específicas y complejos reglamentos para determinar lo que era bueno y lo que era malo. Siendo que para los gnósticos, la materia es esencialmente mala, tenían que hallar algún modo de controlar su propia naturaleza humana, en su afanosa búsqueda de la perfección espiritual. Fue así como resultaron dos líneas de pensamiento dentro de los gnósticos. Una línea de pensamiento sostenía que la única manera de conquistar la materia malévola era por medio de una disciplina rígida y esto condujo al ascetismo. La otra línea de pensamiento enseñaba que el ser humano podía cometer todo tipo de pecado porque después de todo, como el cuerpo es materia y por tanto malo, no importa que haga cualquier cosa mala que desee.

Los gnósticos también atacaban a la persona de Cristo. Para los gnósticos, Cristo era simplemente una de las muchas emanaciones de Dios, pero de ninguna manera el Hijo de Dios en carne. La encarnación, bíblicamente hablando significa que Dios está con nosotros según lo que dice Mateo 1:23, pero estos falsos maestros insistían que Dios no puede estar ni siquiera cerca de nosotros. ¿Cuál es el enfoque bíblico sobre este asunto?.

La Biblia enseña que la materia no es mala, y por ende tampoco el cuerpo humano. Toda persona nace con una naturaleza humana caída que desea controlar el cuerpo y utilizarlo para el pecado, pero el cuerpo en sí mismo no es malo. Si el cuerpo humano fuera malo, Jesucristo nunca hubiera venido a la tierra con un cuerpo humano. Así que, al considerar todo lo dicho, vemos que la herejía llamada gnosticismo era en realidad una combinación engañosa de varias cosas: Legalismo judío, filosofía oriental, astrología pagana, misticismo, ascetismo y un toque de cristianismo. Había de todo para todos y esto lo hacía bastante atractiva a la gente y a la vez bastante peligrosa. Los falsos maestros gnósticos alegaban que no estaban negando el cristianismo sino elevándolo a su más alto nivel. ¿Existe esta herejía hoy en día? Sí, y es igualmente engañosa como lo fue en el pasado. Cuando hacemos a Cristo y su verdad revelada una parte de cualquier sistema filosófico, o religioso, cesamos de dar la preeminencia a Cristo. Cuando intentamos alcanzar la perfección espiritual por medio de fórmulas, disciplinas o ritos, estamos yendo hacia atrás en lugar de ir hacia adelante. Los creyentes sinceros deben permanecer alerta para no mezclar su fe con prácticas engañosas como el yogala meditación trascendentalel misticismo oriental. También debemos estar en guardia contra falsos maestros que pregonan un sistema de perfección espiritual o llenura espiritual aparte de la sincera devoción a Jesucristo. Él es el único que debe tener la preeminencia.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Un comentario

  1. No sé cómo, pero no había leído esta reflexión con tan importante información. A mi me parece que el contenido de la misma es muy buena e incluso podría servir como recurso para tratar este tema en grupo o incluso con los jóvenes de la Congregación.
    Es importante que los líderes de la Iglesia se instruyan cada vez más de temas tan interesantes como éstos, de las tendencias actuales y sectas religiosas que cada vez van apareciendo. Así les podrían ayudar a los nuevos creyentes y/o jóvenes que van creciendo en los caminos del Señor para que su fé cada vez sea más firme en Dios y no se dejen engañar por el Diablo.
    Como creyentes, no podemos permitir que el pueblo de Dios perezca por falta de conocimientos. Es una bendición el tener también estos medios que tanto nos edifican y que nos sirven para cada día conocer los propósitos de Dios en nuestras vidas y a mantener nuestra fé y mirada muy fija en Él.

    Muchas gracias por tan valiosa reflexión!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

27 Compartir
Comparte27
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte