Inicio / Cristianos / Reflexiones – Los Atletas de Dios (Recomendado)

Reflexiones – Los Atletas de Dios (Recomendado)

REFLEXIONES CRISTIANAS – LOS ATLETAS DE DIOS

“prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios, en Cristo Jesús”(Filipenses 3:14).

La etapa mas difícil del atleta, es la final, porque allí es donde todos los competidores daran todo de si, (esto lo digo por experiencia, ya que soy atleta de pistas y de maratones) también en esa etapa, en la cual, todos los fanáticos de cada atleta, le gritaran para darle animo, le brindaran un poco de agua y las emociones subirán al máximo, pero solamente el competidor sabe como se siente su cuerpo. Las piernas están casi adormecidas, la lengua esta seca, pegada al paladar, la respiracion se siente cortada, y el corazón va a 100 millas por hora con sus latidos acelerados.

Las gotas de sudor caen dentro de los ojos y el peligro de tropezarse en mas probable.

Cuando vemos que algunos se nos han adelantado, y van cruzando la meta, ahora es el momento de guardar el honor, para no llegar en el ultimo lugar, y otro tipo de competencia surge:

la del honor; ya no se corre para ganar, sino para no llegar en el ultimo lugar, o caer desmayados. Allí es otro esfuerzo, se necesita ser valiente para no caer y tenaz para llegar.

Espiritualmente es así también.

Todos los cristianos vamos como los atletas, y en el camino nos cansamos, pero si no nos salimos de la pista, Cristo nos brindara su ayuda, nos guiara, nos llenara de fuerzas, El sera nuestro entrenador, el que mas nos diga:

corre, corre!!!!!! que ya casi lo logras,animo, animo!!!! que solamente te falta una vuelta.

No nos dejara caer desmayados, siempre nos levantara.

Si en el camino has fallado, pide perdón, y el jefe de nuestro equipo te perdonara y te hará llegar a la meta.

Por eso dice la Palabra de Dios:

“prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios, en Cristo Jesús”(Filipenses 3:14).

la clave es proseguir, esa debe ser nuestra desposición y el requisito para obtener la ayuda Divina.

Oración:

Padre Eterno, que tu misericordia nos visite en este día, y nos brindes la ayuda a todos tus hijos que estamos peleando en la batalla de la fe, que somos constantes en el servicio, y también pedimos por todos aquellos atletas espirituales que se han caído, que están tirados a la orilla del camino; que han abandonado la carrera.

A todos, amado Dios, envianos la unción fresca de tu Santo Espíritu,para que finalmente logremos llegar a la meta, valientemente, y con un testimonio que hable por si mismo.

En el nombre de Cristo Jesús,Amen y Amen.

Por Dr. José Luis Gonzalez

Acerca de Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre del hijo más sabio, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su trabajo con la palabra de Dios y con jóvenes se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas a millones de personas, siendo director ejecutivo de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

3 comentarios

  1. Me gusto muchiisimo!!! lo nesecitaba, y no es casualidad que lo hya encontrado, fue la voluntad de Jehova que me ha dado aliento y esperanza, y confianza,
    Jehova les bendiga, y los fortalezcan
    Amen.

  2. hola hermana willma no pienses que eres la unica que a caido todos lo hemos hecho pero el hecho no esta en caer sino en levantarnos y seguir sujetos de la mano de aquel que un dia nos dara la victoria jesus amen oremos por todos los hermanos que estan caidos y siendo victimas de tentaciones dios les bendiga amennnnnnnnnnnnnnnnnnnnn

  3. Gloria a Dios por esta reflexión! La necesitaba hoy más que nunca. Y sí, sí estoy peleando la buena batalla de la fé, también me he dado tropezones, caídas y hasta tengo algunas llagas en las rodillas, pero no estoy dispuesta a dejar el camino que me llevará a la meta. Gracias por las palabras de ánimo que nos dan por medio de esta reflexión y recordarnos que Dios es nuestro entrenador, por su excelencia en todo lo que Él hace, si seguimos sus consejos de seguro que triunfaremos. AMÉN!

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>