REFLEXIONES – TENGO DESEOS DE LLORAR

REFLEXIONES CRISTIANAS – TENGO DESEOS DE LLORAR

Mirame y ten misericordia de mi, porque estoy solo y afligido. Las angustias de mi corazón se han aumentado; sacame de mis congojas (Salmos 25:16-17)

Llorar, es una muestra externa de aquellas emociones que dentro de nuestra alma suceden, debido a una sensacion de gran alegría o de tristeza.
Esos momentos han sido vividos por todos los siervos de Dios, desde el mas pequeño hasta el mas grande.

Por esa razón, en este día, es bueno buscar ese consuelo en nuestro Creador, porque muchos recibiremos esa brisa que nos produce grandes deseos de llorar.

Esos deseos que en la mayoría de los casos no se pueden cumplir, sencillamente porque no queremos hacer sentir mal a los demás, como el que siente el padre de familia, cuando no hay finanzas para pagar las deudas, y los niños sonríen delante de el, o la esposa le grita porque no arreglo la cama, y el sufre en silencio, porque lo que desea es un abrazo, o un cariñito, pero debe mostrarse fuerte, y los deseos de llorar están allí en su corazón.

O la joven enamorada, que se entera que su príncipe esta saliendo con otra, y sus padres no saben de esa relación, también necesitara llorar, necesitara que alguien la escuche, que la comprenda y que le ayude.

Deseos de llorar sentirá la madre cuando descubre un cigarrillo de mariguana en los bolsillos del pantalón de su hijito de 12 años, o un preservativo entre los libros de su hija de 14.

Deseos de afecto sentirá la esposa que pasa largas horas en su hogar, y cuando llegan los días de la menopausia, sus hijos no la llaman, ni la visitan.
Un abrazo necesitara el pastor que se ve abandonado por sus ovejas, porque se marcharon a un templo mas grande o moderno.

Deseos de llorar, invadirán a la mujer que ha sido maltratada, y se ve impotente ante el ataque.

Esos momentos, nos llegan, y tocan lo mas profundo de nuestro corazón, y casi siempre buscamos a nuestro lado y no encontramos a nadie, cada uno esta ocupado en sus propios quehaceres, subiendo su propia montaña, o quizá, también con deseos de llorar igual que nosotros mismos, y es por eso, que cuando mas necesitamos de un amigo, no lo encontramos, y los deseos de llorar tienen que ser cumplidos, en nuestra soledad, allí donde se añora el abrazo, lo sustituye una almohada vacía, o en lugar de un “te quiero”, lo sustituye un silencio frió.

Es por eso, que David, implora la dirección de Dios

Mirame y ten misericordia de mi, porque estoy solo y afligido. Las angustias de mi corazón se han aumentado; sacame de mis congojas.

Al hacer este clamor, la respuesta de Dios, vendrá a nuestras vidas, nos llenara de vida, lloraremos, pero nos levantaremos con nuevas esperanzas.

Oración:

Gracias Padre amado, porque siempre escuchas nuestras oraciones, y en este día te rogamos que visites a cada uno de nuestros hermanos que necesitan tu consuelo, y a todos aquellos que en este día, están pasando por esos valles de la vida, donde los deseos de llorar, forman parte de sus sentimientos.

en el nombre de Cristo Jesús,

Amen

Escrito por : Dr. José Luis Gonzalez

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

4 comentarios

  1. verdaderamente me sirvio mucho estaba muy triste y angustiada.. debo el mes de alquiler el dueño me esta cobrando si habia rogado al padre pero no lo habia hecho con lagrimas.. ahora me siento mejor.

  2. WOW!!!! Qué hermosa reflexión, me encantó 🙂 Estos días me he sentido triste, algo me sucedió en mi hogar y por lo general, trato de no llorar. Siempre busco una razón para no hacerlo, por ejemplo: debo ser una madre fuerte ante mis hijas, no debo llorar ante alguien de confianza pues quizás termine acongojado y triste como yo, o aveces pienso en platicar del asunto con alguien pero luego termino pensando que debo de callar pues esa persona está pasando peor situación que yo. En fin, hace par de días que se me dio la oportunidad de llorar a solas. Y saben que? lloré, lloré y lloré, pero lo más lindo es que sentí que en realidad no estaba sola. Jesús siempre está conmigo y su Santo Espíritu me consoló. Hay tiempo de reir y también tiempo de llorar. No es malo llorar, (de vez en cuando) y puedo declarar que la oración realizada en esta reflexión se cumplió en mi. Pido a Dios que así como yo, otros hermanos también reciban consuelo de lo alto y puedan ver la luz al otro lado del camino.

    Gracias y bendiciones!

    • Amen Willma !! , pienso que avecés no tenemos el derecho de llorar en público, por que siempre, hay un pequeño que nos sigue . Ademas hay tipos de llanto, y uno de los que debe estar presentes en nuestra vida, es el llanto de la angustia por ganar almas para Jesús, eso es lo más importante en el final de la vida . Bendiciones Miles!!

  3. LINDA ENSEÑANZA GRASIAS POR EMBIARME SIEMPRE Y QUE DIOS LES BENDIGA CIEMPRE Y ES CIERTO AVESES QUEREMOS LLORAR Y CONTARLE A ALGUIEN NUESTROS PROBLEMAS Y NADIE ESTA HAY MAS QUE JESUS NUESTRO DIOS QUIEN SIEMPRE NOS AMA BENDICIONES AMEN

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

16 Compartir
Comparte15
WhatsApp
Tweet
+11
Pin
Comparte