Devocional Diario – Levante su espada

Devocional Cristiano – Levante su espada

Mas tú, oh hombre de Dios…Pelea la buena batalla de la fe… – 1 Timoteo 6:11,12a

Cuando usted se encuentre entre la espada y la pared, no se ponga a rogarle a Dios que derribe la pared por usted; así no es como Él hace las cosas. Dios le dará el plan y el poder y le garantizará la victoria. Pero será la mano suya, no la de Él, el instrumento que Dios utilizará para hacer lo que Él quiere hacer. Pero usted debe extender su mano; ¿cómo?: hablando la Palabra y poniéndola en práctica, aun cuando las circunstancias estén contra usted.

Hace 27 años Dios me dio una revelación impresionante por medio de una visión que tuve en Beaumont, Texas. Estaba haciendo oración, preparándome para ministrar en el culto, cuando de repente me vi de pie en el púlpito del templo. Al mirar hacia arriba, vi un dragón horroroso y feo, metiendo su cabeza por la puerta del templo. Conforme entraba, su cuerpo se expandía como un globo, llenando todo el lugar. El dragón lanzaba fuego y humo; y cuando dirigió el fuego hacia mí, casi quemó mi ropa.

Cuando caí al suelo, vi a Jesús cerca de mí con una espada en su mano. “¿Por qué Jesús no hace algo? – pensé yo – . ¿No se da cuenta de que estoy en un aprieto?”

Pero Jesús no se movió; solo frunció un poco el ceño. Pude notar que Él estaba molesto conmigo. La Biblia dice que Dios no se agradó de los que quedaron tendidos en el desierto (1 Corintios 10:5). Él tampoco se agradó de mí al verme ahí tendido en el suelo, derrotado. Entonces me ofreció la espada, apuntando hacia el dragón. La mirada de su rostro decía: ¡levántate!

Extendí mi mano para tomar la espada, y antes de que la tocara, Él la soltó, y la espada quedó suspendida en el aire. Entonces la tomé y empecé a levantarme. Al tomarla, la espada no solo se mantuvo firme en el aire, sino que empezó a elevarme.

Cuando me incorporé, toqué el mentón del dragón con la espada, y al tocarlo, el dragón se partió a lo largo. Pude ver con mis propios ojos al dragón partido en dos. Mire asombrado la espada y dije: “¿Por qué no la había utilizado antesí”

No espere que Dios mate al dragón de su vida. Usted tiene a su alcance la espada del Espíritu: la Palabra todopoderosa del Dios viviente. Tómela y empiece a blandirla.

Escritura Devocional para leer : Josué 11:5-23

Kenneth Copeland

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

5 comentarios

  1. interesante reflexion que el creadr los siga iluminando

    con la ayuda del rey de reyes, y la intervencion de su espiritu
    santo amen

  2. Gracias Señor por tener la opurtunidad de tener este devocionario y a mis hermanos de esta página, porque de verdad es una voz de aliento para soportar esta tristeza que embarga mi corazón, pero tomo esta palabra para vencer ese dragón que me atormenta, declaro en el nombre poderoso de Jesús que mi hogar será restaurado. DIOS LOS BENDIGA HOY Y SIEMPRE.

  3. Gracias Padre por esta palabra que en este momento das a mi vida tu sabes mi Dios la lucha tremenda que en este dia tuve pero esta es la palabra que hoy te pedi en oracion gracias Jesus por Amarme tanto y por darme la respuesta a mi Suplica te Amo con toda mi alma.- Bendigo Señor esta pagina y a todos tus Siervos que tanto bendicen mi vida gracias Espiritu Santo a ti sea la Gloria y el Honor por Siempre Amen.-

  4. Tremendas palabras y profundo mensaje que nos brinda esta reflexión! En la vida del creyente siempre nos llegará momentos difíciles y batallas fuertes, pero Dios no es injusto. Al contrario, Dios es sabio y muy justo. Si Él nos dice que peleemos la buena batalla de la fé en Cristo Jesús es porque podemos enfrentar al enemigo pues las armas las tenemos. En la misma Palabra del Señor se encuentra escrito en Efesios 6:13 al 17 la armadura que Dios ofrece al creyente para vencer al maligno. Toda y cada una de sus partes tiene una función en especial que al utilizarla correctamente nos garantiza la victoria. Y, esa espada hay que mantenerla afilada, lista y levantada siempre pues mientras vivamos aquí en este mundo, los ataques del Diablo nunca cesarán contra nosotros, Los Hijos de Dios. Él hará lo que sea para vernos derrotados, pero en el nombre de Jesús yo daré hasta mi último aliento peleando y sé que la victoria tendré. AMÉN!

  5. Wow gracias Dios por esta palabra, ayudanos Jehova a usar esa espada para pelear contra aquel y aquello que nos quiera apartar de ti.
    bendiciones

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

51 Compartir
Comparte49
WhatsApp
Tweet
+12
Pin
Comparte