SERMONES CRISTIANOS – TIENES RAZON EN ENOJARTE TANTO?

SERMONES BIBLICOS – TIENES RAZON EN ENOJARTE TANTO?

INTRODUCCION: La mayoría de los cristianos cuando vinimos a los pies de Cristo asumimos que éramos culpables de algo, aceptamos que no éramos perfectos, reconocimos  debilidades, entendimos el por que de nuestros fracasos y entonces humillados y arrepentidos buscamos el perdón  de nuestras miserias.

Con el correr de nuestra nueva vida regenerada sin embargo, algo empieza a pasar que hace que esta experiencia sublime deje de serlo, y entonces, parecería que siempre fuimos buenos, siempre fuimos bien intencionados, es decir, se sacaron la lotería al escogerme a mi como parte de su equipo.

Recuerdo que mi padre siempre tomaba precaución de llamar la atención de su congregación sobre este tema y por eso cuando predicaba sobre la seguridad de la salvación eran casi siempre los mismos hermanos los que pasaban al pie del altar a arrepentirse por si Dios no los habría sacado del libro de la vida por los errores que quizás habrían sucumbido.

Yo era una de esas ovejas descarriadas, que con mis frívolos trece anos de vida sentía que podría perder mi lugar en la patria celestial y por eso y a pesar de la vergüenza de mi padre, y el peligro de los pensamientos de los hermanos de nuestra iglesia corría al altar para expiar mis faltas.

MI tema no trata sobre la seguridad de salvación, ni sobre la importancia de arrepentirse a tiempo, quisiera hablarles hoy sobre las características de un creyente maduro, pero seguramente ustedes han escuchado muchos sermones sobre este tema y pueden pensar ¡Ah hablara sobre los frutos del espíritu!, no, mas bien quiero expresar una teoría basada en un personaje bíblico muy conocido que se olvidó cuan importante es arrepentirse a diario, cuan importante es seguir siendo transformado, que se olvidó, quizá que no era perfecto, y por eso se amargo hasta el punto de querer suicidarse, me refiero a Jonás.

CUERPO DEL SERMON:

Todos conocemos la historia de Jonás, siempre la tomamos como ejemplo para demostrar que un creyente rebelde terminaría mal parado aunque trate de escapar, por ser rebelde le llegara su castigo. Permítanme partir esta vez desde el inicio y antes de pensar en el como un profeta inmaduro y desobediente pensemos en sus virtudes, porque desde el principio, Jonás si tuvo virtudes que resaltar comenzando por su apellido:

Jonás hijo de Amitay= Fidedigno, integro, veraz. Cada vez que encuentras en la Biblia un nombre seguido del hijo de, esto es como si fuera su apellido, Jonás fue hijo de un hombre llamado Amitay, conocido por su veracidad y honradez, es decir que este podria haber sido su apellido: Jonás Integro o Jonás Fiel. Pero todos sabemos que Jonás al final del libro no honró su apellido pues intentó oponerse a la voluntad de Dios.

Hemos comenzado por el apellido, pero también es justo que analicemos el nombre de Jonás.

Jonás= Paloma, torpe y sin entendimiento. La mayoría de nosotros al pensar en una paloma la asociamos a paz, espíritu santo, etc. Pero en el Antiguo Testamento la paloma representa no tanto ingenuidad o candidez sino torpeza o necedad como dice en Oseas 7:11.- “Efraín es como una paloma torpe y sin entendimiento, que unas veces pide ayuda a Egipto y otras, recurre a Asiria”.

Jonás tenia un nombre que lo marcaba como alguien ingenuo y débil, pero llevaba como compensación un apellido que le daba estabilidad, pero esto, de nada le sirvió cuando tuvo oportunidad de mostrar su madurez.

Así llegamos la mayoría de nosotros a conocer el evangelio, llevando sobre nuestra frente un nombre que por mas importante que haya sido en el mundo delante de Dios no valíamos pero con `El recién encontramos propósito y valor.

Dios nos otorga un nuevo nombre, pero con este vienen demandas que hay que acatar, sino es muy posible que terminemos deshonrándolo.

Jonás fue un profeta que Dios uso con frecuencia, es mas creo que quizá esta haya sido la primera vez que se le dio por desobedecer, lo que si se puede probar era, que nuestro profeta fue un hombre conocedor de la Palabra y de la historia, digo esto porque el sabia quien y como era Nínive.

Nínive: Fue la primera ciudad fundada por Nimrod, el nieto de Cam.

Génesis 9:18-27 “Los hijos de Noé que salieron del arca fueron Sem, Cam, que fue el padre de Canaán, y Jafet. Éstos fueron los tres hijos de Noé que con su descendencia poblaron toda la tierra.
Noé se dedicó a cultivar la tierra, y plantó una viña.21 Un día, bebió vino y se embriagó, quedándose desnudo dentro de su carpa.22 Cam, el padre de Canaán, vio a su padre desnudo y fue a contárselo a sus hermanos, que estaban afuera.23 Entonces Sem y Jafet tomaron un manto, se lo echaron sobre los hombros, y caminando hacia atrás, cubrieron la desnudez de su padre. Como miraban en dirección opuesta, no lo vieron desnudo.
24 Cuando Noé despertó de su borrachera y se enteró de lo que su hijo menor le había hecho,25declaró:
«¡Maldito sea Canaán!
Será de sus dos hermanos
el más bajo de sus esclavos.»
26 Y agregó:
«¡Bendito sea el Señor, Dios de Sem!
¡Que Canaán sea su esclavo!
27 ¡Que Dios extienda el territorio de Jafet![a]
¡Que habite Jafet en los campamentos de Sem,
y que Canaán sea su esclavo!»

Canaán fue una ciudad conocida por sus actos impuros:

Levítico 18:3, En todo el capitulo de Levítico 18, Dios le advierte a su pueblo a no contaminarse con un pueblo que era sexualmente impuro.  Y en el libro del profeta Nahum se hace mas evidente esta inmoralidad:

Y todo por las muchas prostituciones de esa ramera de encantos zalameros, de esa maestra de la seducción!
Engañó a los pueblos con sus fornicaciones, y a los clanes con sus embrujos.¡Aquí estoy contra ti! —afirma el Señor Todopoderoso—. Te levantaré la falda hasta la cara,para que las naciones vean tu desnudez, y los reinos descubran tus vergüenzas.

Estos versos están allí para demostrarnos que Jonás sabia muy bien que este pueblo incircunciso no merecía nada sino el castigo eterno, así que a la hora de sopesar si ellos merecían misericordia, pues claro que no, no es justo que Dios tenga piedad de estos sinvergüenzas.

Jonás fue el profeta del juicio, pero Dios lo es de la misericordia.

Nínive era una ciudad sanguinaria y llena de mentira:

Nahum 3:1 Rapaz

Nahum 1:11 Que trama el mal

Nahum 2:12/13 Cruel en la guerra

Nahum 3:1/19 Que practica la prostitucion

Nahum 3:4 Que practica la brujería

Como vemos Jonás tenia muchas razones para no tener voluntad de ir a un pueblo tan inmundo, Jonás conocía estos antecedentes y mas bien quizá hasta había orado para que el juicio fuera pronto contra esta gente, sin embargo Dios es Padre de misericordia y su profeta se porto como fiscal en vez de abogado defensor.

Cuan cuidadosos debemos ser a la hora de acompañar a alguien que ha tropezado en la vida, no debemos olvidar nunca que Dios es el Padre de Misericordia y siempre quiere dar una nueva oportunidad, pero el profeta no quiso asimilar esto, se olvido de este detalle y entonces huyo.

Jonás huyó, el no estuvo de acuerdo con Dios y entonces se fue.

Jonás 4:2 “Por eso me adelante a huir a Tarsis, pues bien sabia que tu eres un Dios bondadoso y compasivo, lento para la ira y lleno de amor, que cambias de parecer y no destruyes”.  Mas que una declaración que quiere mostrar la gracia divina parece una queja frontal, y claro sin importarle lo que pudiera pasarle a esta ciudad, Jonás huyo poniendo en peligro a Nínive de que fuera salva y después incluso a los marineros de conocer al verdadero Dios. Has huido alguna vez de Diosí Cuantas veces te has escapado de hacer la voluntad de Diosí Cuando retrasas tu llamado al servicio, cuando miras a tu alrededor y piensas que ya habrá tiempo para predicar a los que amas y sigues postergando, así también se huye de Dios cuando no quieres obedecer.

Desde el momento que eres un cristiano nacido de nuevo tienes responsabilidades con la gente que te rodea, no tener una actitud correcta, no mostrarte como un creyente maduro puede ocasionar que mas de uno niegue la fe que dices tener, sin embargo, el Señor busca como meta el cambio de tu personalidad inestable y usa todos los medios para que vuelvas al camino, como sabemos esto hizo con Jonás 1:4

“Pero el Señor lanzó sobre el mar un fuerte viento, y se desencadeno una tormenta tan violenta que el barco amenazaba con hacerse pedazos”

Dios mando a los vientos y ellos actuaron como mensajeros del Señor como dice el Salmo 104: 4 “Haces de los vientos tus mensajeros, y de las llamas de fuego tus servidores”  Los vientos, relámpagos y la tormenta son personificados como agentes de Dios que cumplen los propósitos de Dios.

Ante tal evidencia de poder divino, por fin Jonás tuvo un destello de luz en su mente llena de prejuicios y reconoció su falta:

“Tómenme y láncenme al mar y el mar dejara de azotarlos, les respondió, yo se bien que por mi culpa se ha desatado sobre ustedes esta terrible tormenta” Jonás 1:12.

Jonás se ofreció a morir para que los marineros sigan con vida, este fue un cambio positivo en la actitud del profeta pues tomó conciencia de que su desobediencia puso en peligro la vida de todos, el que no quería que los paganos ninivitas sean salvos, ahora estaba dispuesto a morir para que otros paganos no perezcan, sin embargo esta actitud contrasta de manera radical con el gran enojo que posteriormente expresó al ver que Dios no destruyó a los habitantes de Nínive, en el fondo Jonás abrigo la esperanza de que Dios cambiaria de parecer y destruiría esa ciudad maldita para `el.

Ahora si Jonás ya no es fidedigno ni veraz, ya ni siquiera es una paloma pacifica y tolerante, su personalidad humana y carnal se hace evidente con ese arrebato de creyente inmaduro, ahora se muestra tal cual es y por eso sentado al pie de la calabacera, arde en cólera porque la planta no puede guarecerlo mas del ardiente calor, la verdad Jonás arde en furia porque estos paganos se salieron con la suya y fueron redimidos.

En esta posición Jonás empieza a renegar y es entonces que Dios viene y le hace preguntas con las que queda demostrado que aquel gran profeta de Dios no habría madurado suficiente.

Preguntas de Dios

Tienes razón de enfurecerte tanto?

Haces bien enojarte tanto?

Tienes razón en enojarte tanto por la planta?

No habría yo de compadecerme?

NO tendré yo piedad?

Cuando leí estas preguntas me di cuenta cuan inmadura soy tantas veces al enojarme por cosas que tienen apariencia de injustas, pero que sin embargo no siempre son razones suficientes para que me lleven a retroceder en mi carácter en vez de asumir una posición digna de una hija de Dios.

Es verdad que Jonás tenia razones para estar enojado:

Dios había cambiado de parecer y no llevó a cabo la destrucción de Nínive que le había anunciado.

Dios también dispuso una planta la cual creció hasta cubrir la cabeza de Jonás con su sombra.

Dios igualmente dispuso que un gusano la hiriera y la planta termine marchita.

Dios siguió disponiendo sobre la naturaleza y ahora preparo un recio viento oriental tan abrasador que terminó por llevar a Jonás a la explosión y el enojo.

Jonás estaba molesto, estaba enfurecido, no lo pudo tolerar mas, tan distinto se porto al normal de los profetas que al contrario se enojaban si los gentiles no escuchaban el mensaje de advertencia, este profeta estaba amargo sin sentido, amargo porque Dios los perdonó.

Así de irracionales nos portamos cuando el enojo nos ciega, nuestras justificaciones pesan mas que la justicia y la misericordia de Dios.

Nuestro profeta no honro su apellido, y nosotros también lo deshonramos cuando preferimos sentirnos a gusto en vez de obedecer, lo que va a suceder como consecuencia es que en vez de madurar, en vez de avanzar en la vida cristiana, en vez de seguir siendo transformado y con el testimonio digno de un hombre que avanza en santidad, terminamos retrocediendo.

“Pero ellos no me obedecieron ni me prestaron atención, sino que siguieron los consejos de su terco y malvado corazón. Fue así como, en vez de avanzar, retrocedieron.”

¡Que fáciles somos para amargarnos con las cosas que suceden a nuestro alrededor! Creo que estas preguntas que Dios le hizo a Job pueden ayudarnos a evaluar con paciencia si los motivos que te quitan la paz, que no te permiten seguir cambiando, aquellas cosas que siguen socavando tu corazón convirtiéndolo en un miembro enfermo cuando debería estar lleno de amor para cubrir faltas, son tan importantes a tener un corazón limpio para dar amor a los demás.

El creyente potencialmente maduro y en proceso de santidad sabe como sobrellevar las cargas de otros, sabe perdonar.

Volvamos a las preguntas de Dios a Jonás, pero esta vez, piensen en los muchos motivos que a diario se presentan y que se vuelven las excusas para no seguir creciendo en arrepentimiento y santidad, las preguntas de Dios a Jonás ahora están dirigidas a ti y El todopoderoso Dios te mira y cuestiona:

Haces bien en enojarte tanto?

Haces bien en enojarte tanto por esto?

Acaso no tendré yo misericordia?

Para el Señor perder lo papeles por causa de estar enojado no tiene justificación, pero muchas veces nos olvidamos este detalle y como si fuera la cosa mas común y sin importancia, renegamos, nos enojamos, nos sentimos ofendidos y hasta nos distanciamos de la familia, de los hermanos de la iglesia o peor nos dividimos y seguimos adelante en la vida cristiana como si no hubiera pasado nada, es igual a estar sentado en aquel lugar alto debajo de una calabacera y renegando porque Dios tuvo que permitir que todo esto pasara, somos como niños inmaduros buscando una satisfacción, tan inmaduros como Jonás.

Vamos a volver a empezar, al inicio de esta meditación te invite a pensar si:

  • Acaso como creyente el recuerdo del día de tu nuevo nacimiento esta muy lejos y ya casi ha perdido  significado?
  • Crees que has tenido el tiempo suficiente para madurar esas áreas que antes te avergonzaban?
  • Que cosas tienen que enojarte tanto como para perder tu objetivo principal en la vida que es parecerte a tu Hacedor?
  • Crees que podrías imitar al Señor de amor y pedirle que te llene de misericordia para perdonar?

Padre Eterno reconozco que me he enojado tantas veces que no tengo derecho a justificar ninguno de mis fastidios, en verdad he sido solo yo el que ha dado lugar a la ira porque tu en verdad eres un Dios lleno de amor y perdón, que siempre da nuevas oportunidades, que tiene un propósito para cada cosa que me acontece porque tu quieres que yo cambie mi manera de ser, mi manera de pensar, tu quieres que me parezca a ti.

Muchas veces he sido como Jonás, he huido de tu voluntad, he actuado con negligencia y encima me he amargado porque no hacías lo que yo quería. Perdóname Señor, no he tenido razón al enojarme asi, no he tenido razón al enojarme tanto con ______? Lléname de misericordia y perdón, amen.

Martha Bardales

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

33 Compartir
Comparte33
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte