DEVOCIONAL DIARIO – REFRESCAR

DIARIO DEVOCIONAL – EL REFRESCAR

“Además, considero que tengo la obligación de refrescarles la memoria mientras viva en esta habitación pasajera que es mi cuerpo.” 2 Pedro 1:13 (NVI)

Llega el verano y la temperatura sube. Caminar por la capital se está volviendo agobiante y como cada año, en casa se inaugura la temporada de pileta. Juampi y Connie reclaman que armemos la pileta de lona y obviamente accedimos con gusto. Preparamos el piso de tergopol, armamos la pileta y la llenamos. El solo hecho de verla armada y sentir el agua ya refresca. La sensación de llegar a casa después del trabajo, y zambullirse con Miri y los chicos es una conmoción para el alma.

Es impagable ese momento cuando agobiado por el calor me meto en la pileta y se refresca todo el cuerpo. Alivia el alma, y relaja las tensiones. Para las altas temperaturas de verano, no hay nada mejor que un rato en la pileta. Se disfruta muchísimo y no tiene desperdicio.

Pedro tenía la misma idea cuando escribe su carta. En aquellos tiempos no había piletas, pero el río o el lago se usaba para la misma finalidad: refrescar el cuerpo. Y frente a esa realidad tan agradable, Pedro les dice a sus lectores que recordarles los mandamientos de Dios para mantener una vida en relación a los parámetros divinos era una necesidad.

Hoy padecemos la misma amnesia. Y creemos que vamos a vivir cientos de años y tenemos la posibilidad de hacer lo que queramos cuando queramos. Pedro nos recuerda que nuestro paso por este mundo es pasajero. Y que si bien Dios desea que nos divirtamos, que disfrutemos de la vida, que la pasemos lo mejor posible, también tenemos de Dios un mandato eterno: Somos hijos de la Luz y debemos vivir como tales.

En tiempos donde el cristianismo se vive de una manera tan light que no marca diferencia, Pedro nos recuerda nuestra obligación y nos refresca la memoria: Dios nos llama a vivir cada día comprometidos, podés vivir como quieras. Pero tiene consecuencias. Mejor refrescá tu memoria, y aliviá las tensiones que te genera una vida alejada de Dios. Sumergite en la frescura de la comunión de Dios. Aliviá el calor de una vida sin poder, con la unción del Espíritu. Disfrutá de una opción mejor.

REFLEXIÓN — Viví en la pileta de Dios.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Un comentario

  1. Que oportuna la reflexión de no perder de vista que siembre debemos sumergirnos en la gracia de Dios para refrescar el alma y vivir bajo sus principios que traen plenitud a la vida del hombre.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

15 Compartir
Comparte15
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte