Home / Articulos Cristianos / LOS 4 ENEMIGOS DEL CRISTIANO

LOS 4 ENEMIGOS DEL CRISTIANO

Los Cuatro Enemigos en el Cristianismo

En nuestra relación con el Dios hay varios enemigos que se interponen entre Dios y nosotros. Ahora identificaremos cuatro enemigos y veremos la solución que nos da la Biblia.

  • SATANÁS (El diablo)

DIABLO La palabra diablo proviene de la voz griega DIA= a través (como una línea que atraviesa un circulo),  BOLOS= lanzar, todo aquello que causa que crucemos la línea de la ley de Dios.

SATANÁS deriva del hebreo SATHAN= Adversario.

El peor enemigo entre los creyentes en Jesús es Satanás y sus demonios, pero no debemos caer en pensar que son los que tienen la culpa de todo (no hay que satanizar todo) porque muchas veces caemos en pecado por nuestra propia concupiscencia (tendencia al mal), una cosa debemos saber que Satanás y los demonios pueden ser sujetos en el nombre de Jesús.

A la persona se la conocen por sus frutos y por su autoridad.

“He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará.”

Lucas 10:19

Hollar.- Comprimir algo con los pies, en este caso a las serpiente.

Características de la serpiente.

En el “Diccionario de la Lengua Española” encontramos que la palabra Astucia, significa: Hábil para el engaño, ardid para lograr un intento. • Astucia = En hebreo Arum y en griego Paronimos

La serpiente antigua (Satanás) era astuta (Génesis 3:1), es decir, era hábil, creativa, prudente, sabia en maldad.

“Entonces llamando a sus doce discípulos, les dio autoridad sobre los espíritus inmundos, para que los echasen fuera, y para sanar toda enfermedad y toda dolencia.”

Mateo 10:1

  • LA CARNE

Se nos amonesta a no satisfacer los deseos carnales, No es mas santo el que menos deseos de la carne tenga, sino el que menos los satisfaga, ya que al pecar perdemos la comunión con nuestro Dios que es Santo.

Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.

Gálatas 5:16

Y manifiestas son las obras de la carne, que son:

adulterio, fornicación, inmundicia,

lascivia, idolatría, hechicerías,

enemistades, pleitos, celos,

iras, contiendas, disensiones,

herejías, envidias, homicidios,

borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas;

acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

Gálatas 5:19:21

La solución contra los deseos carnales consiste en tener una relación adecuada con Jesús pedirle que limpie nuestras mente y corazones cada día así lograremos permanecer en El.

“Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.”

Juan 15:5

  • EL MUNDO

“No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.”

1 Juan 2:15-17

Aunque vivimos en el mundo no significa que vivamos conforme a los valores del mundo sino de acuerdo a los valores del Reino de Dios que nos enseñó nuestro Señor Jesucristo. La fe en Jesús nos libra de toda tentación que exista en el mundo ya que:

“Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe. ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?”

1 Juan 2:15-17

  • UNO MISMO

“Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?

Jeremías 17:9

Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.

1 Timoteo 4:16

Si ya te conoces a ti mismo, sabes que muchas veces te auto-justificas y buscas la auto-gratificación egoísta. Si eres hijo de Dios por medio de Jesucristo debes vivir para agradar a tu Padre y Señor y no a ti mismo.

potestad f. Dominio,poder o facultad que se tiene sobre una cosa:

su policía no tiene potestad más allá de la frontera.

patria potestad Autoridad legal de los padres sobre sus hijos no emancipados.

asechanza f. Engaño o artificio con el fin de perjudicar a alguien. Más en pl.:
sus asechanzas han terminado por causar el despido de su compañero.(amenaza)

acechar tr. Observar, aguardar cautelosamente:
la fiera acechaba a su presa.

Por Ricardo Cardona

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre del hijo más sabio, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su trabajo con la palabra de Dios y con jóvenes se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas a millones de personas, siendo director ejecutivo de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

3 comentarios

  1. Dios te bendiga mucho Calithos! Sólo quería que supieras que el viernes pasado compartí en mi Congregación este tema: Los 4 enemigos del Cristiano. Y sabes? estaban muy atentos y contentos con el tema. Compartimos este tema y fue de gran bendición. Gracias por tu valiosa aportación aquí en DC. Que Dios te continue bendiciendo a ti y a los tuyos!

  2. Muy buena enseñanza que tiene este devocional. Al enemigo no hay que tenerle miedo, sino conocerlo bien para así saber cómo atacarlo y no ser nosotros los vencidos. El cristiano que tiene su fé puesta en Jesús ya es un VENCEDOR. Por lo tanto, en cada lucha a la que nos enfrentemos debemos mantener nuestra fé y confianza en Jesús.

    Siempre tenemos que mantenernos orando, ayunando y buscando esa conexión constante con Dios para que espiritualmente no vayamos a decaer pues los ataques siempre llegarán ya que nuestro adversario Satanás nunca se cansará de tratar de lograr que nuestra vida se destruya y nos perdamos al infierno con Él. Pero en el nombre de Jesús no lo vamos a permitir! Seamos valientes y sigamos hacia adelante. Dios ha prometido nunca dejarnos solos, pero nosotros también tenemos que poner de nuestra parte hasta lograr la victoria.

Deja un comentario queremos saber tu opinión