El Grande Precio de Nuestra Salvación

El Grande Precio de Nuestra Salvación

Por precio fuisteis comprados. 1 Corintios 7:23

¡Qué precio pagó el Señor Jesús cuando murió en la cruz del Gólgota! Él fue hecho hombre para poder ir a la cruz. Allí fue dejado solo. Los seres humanos le rodeaban como enemigos. El cielo no le respondió cuando él exclamó: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?”.

Proféticamente David expresó la queja del Señor, diciendo: “Me han alcanzado mis maldades, y no puedo levantar la vista. Se han aumentado más que los cabellos de mi cabeza” (Salmo 40:12). “Estoy hundido en cieno profundo, donde no puedo hacer pie; he venido a abismos de aguas, y la corriente me ha anegado” (Salmo 69:2).

Jesús fue clavado y elevado en una cruz. En esos momentos el cielo se cerró ante él. Allí, colgado entre el cielo y la tierra, terminó muriendo bajo el castigo de Dios, porque Él cargó nuestros pecados sobre Jesús, haciéndolo pecado por nosotros. Este fue el precio que Jesús pagó por nuestra salvación. Fue el precio del amor. En el Cantar de los Cantares se dice: “Fuerte es como la muerte el amor… sus brasas, brasas de fuego, fuerte llama. Las muchas aguas no podrán apagar el amor” (8:6- 7). Las olas de Dios que sumergieron a nuestro Salvador no pudieron apagar su amor. Cuando reflexionamos en todo esto, ¿no nos olvidamos de nosotros mismosí ¡Pensemos en él y adorémosle!

Clavado en cruz Jesús murió, Por mi maldad allí sufrió; En mi lugar Él se encontró, Mi salvación así compró.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Un comentario

  1. La Honra y la Gloria sea por siempre a Jesús que siendo yo una pecadora, Él por su infinita misericordia y gran AMOR dio su vida en la Cruz del Calvario para que yo ahora tenga la salvación. Nadie jamás haría esto por mi y por eso ahora le agradezco su gran sacrificio de amor. Él tuvo que morir para que yo pueda vivir. Qué lastima que aún existan personas que no valoran este gran precio de salvación. Pido a Dios que estas personas puedan permitir que Jesús entre a sus corazones y encuentren el perdón, la paz y salvación que sólo en Él se puede encontrar.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

7 Compartir
Comparte7
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte