Estudios Biblicos – La cara del mal

Estudios Biblicos – La cara del mal

Desde niños se nos ha enseñado que debemos desarrollar la habilidad de diferenciar entre el bien y el mal, es decir distinguir entre lo que es correcto y lo incorrecto.   A medida que fuimos  creciendo nuestros padres nos siguieron advirtiendo  que estuviéramos atentos a las circunstancias que nos rodean para así poder evitar lo indecente e inmoral y entonces escoger finalmente asociarnos con lo que es correcto y bueno para nosotros mismos. Parece que con el correr de los tiempos ahora es más difícil separar lo bueno de lo malo, las claras evidencias entre éstas parecen haberse disminuido, ahora hay menos separación entre una y otra, como si el dique que las separaba se hubieran acortado, como si el blanco y negro se hubieran enturbiado y ahora el blanco ya no es tan puro, el negro parece gris, entonces cómo disciernes entre lo correcto y lo incorrecto, ¿cómo escoges entre blanco y negro, si hay un gris más atractivo y que no parece tan malo como el negro?

La sociedad se ha encargado de categorizar lo malo y lo bueno, hay prácticas que la humanidad moderna del siglo 21 ha definido como muy malas, una violación, el abuso físico, usar drogas, el suicidio, asesinar o robar, pero inmediatamente si uno de estos violadores o asesinos saca a relucir una justificación de sus actos, como por ejemplo, él también fue violado, ella asesinó en un acto de ira y venganza, sin tener conciencia de sus actos, él robo por un arrebato de necesidad, etc. Estas cosas malas pierden su real valor y entonces el color gris vuelve a ponerse de moda.

Hoy estuve conversando con mis hijas acerca de las cosas que cada vez parecen menos malas, para mi era muy importante saber la opinión de jóvenes en cuanto a los valores que cada vez parecen ser más anticuados y obsoletos.

Por ejemplo cuando yo fui niña y adolescente, era raro ver en la TV. una escena sexual, es más si de pronto aparecía alguien un poco desvestido, un beso prolongado o una música sensual, de inmediato nos apagaban el televisor y me mandaban a la cama pero hoy es lo más usual no sólo ver desnudos, homosexualidad, lesbianismo, drogadicción, asesinatos, violaciones, adulterios, etc. Sino que es normal que un niño o un adolescente no sólo lo vea en la tv. Sino que lo busque en el internet incluso con el permiso de sus padres y lo que es peor a horas no convenientes para ningún niño en formación.

Como les decía, les pregunté a mis hijas que les parecía que cada vez es más normal que estas cosas sucedan, qué nos toca a nosotros como padres cristianos hacer al respecto, qué les toca a ellas como líderes de juventud hacer, qué permitir y qué no, es que ¿debemos seguir caminando en el límite, es decir llamar a lo malo bueno y a lo bueno malo?

Me gusto mucho la respuesta de una de mis hijas, si yo fuera madre, quisiera sentarme al lado de mi hija y ver todo lo que ella ve, le preguntaría por qué le gusta, le explicaría que es correcto y por qué es mejor no ver todo, por la influencia que estas mentiras tienen en una mente  novata y en formación, la ayudaría para aclarar todas sus dudas y no permitiría que quede nada a escondidas, porque las cosas ocultas causan confusión.

Hay una cosa que es bien clara, Satanás sigue en carrera, sigue sembrando confusión y división entre padres e hijos, entre hermanos y amigos, Satanás sigue metiendo sus garras incluso en la iglesia que tanto amamos, sigue provocando que las cosas no se vean en su verdadero color y forma, y por eso, las excusas, los alegatos y las mentirosas medias verdades siguen engendrando pecado y maldición, división y rebeldía.

La Biblia es el arma que Dios nos ha dejado para defendernos contra estos ataques del maligno, sólo el que usa el lente de la Palabra tendrá el discernimiento para ver bien por donde está la trampa que este asesino ha puesto para apresarnos, ahora la vamos a usar y Dios mismo te dirá como actúa el rostro del mal.

La Biblia enseña con toda claridad cómo actúa el diablo en contra de nosotros:

1. El Diablo pone trampas a nuestro paso: Jesús vino a este mundo con un propósito, salvar a la humanidad, el enemigo de Dios sabía muy bien el plan, el objetivo maléfico entonces era claro, EVITAR A TODA COSTA QUE ESTE SE CUMPLIERA. Desde que fue anunciado en el cielo la llegada del Salvador, el diablo ha trabajado duro y parejo para evitar que nadie conozca al Salvador, sólo tienes que darte un paseo por los evangelios y verás cuántas decenas de veces Satanás trato de poner trampas a el caminar de Jesús, pero tú dirás y esto que tiene que ver contigo? ¡Es que tú eres su Hijo! Y por eso hace los mismo, pone trampas alrededor tuyo para que te mueras espiritualmente, bien muerto, ¿cómo hablarás de Jesúsí Mateo 4:1-3. “Luego el Espíritu de Dios llevó a Jesús al desierto para que el diablo tratara de hacerlo caer en sus trampas. Después de ayunar cuarenta días en el desierto, Jesús tuvo hambre. Entonces llegó el diablo para ponerle una trampa y le dijo: Si en verdad eres el Hijo de Dios, ordena que estas piedras se conviertan en pan.”

2. Satanás hace que te olvides las palabras de Dios.  Seguramente tú tienes la mejor de las intenciones, tú has decidido que estas cosas no te pasarán a ti, has visto a otros caer en la trampa, pobres niños espirituales, pero tú eres fuerte, es verdad, te puedes hacer fuerte en poder espiritual, pero la fortaleza espiritual no depende de aspiración humana ni de buenos planes personales, sino de dependencia a Dios.  Si tratas de estar bien parado a tu manera, no tarda en venir alguien que te hará dormitar y olvidar todo lo que habías planeado. Mateo 13:18-20 “”Ahora, pongan atención y les diré lo que significa el ejemplo del agricultor. Hay algunos que escuchan el mensaje del reino de Dios, pero como no lo entienden, el diablo viene y hace que lo olviden. Estos son como las semillas que cayeron junto al camino.

3. Satanás quiere controlarte para que tú hagas daño a los demás: Satanás trabaja en la oscuridad mis queridos hermanos, no le crean al diablo, si en el espíritu se contristan, si algo les quita la paz, si no sienten en su alma y espíritu que algo no le agrada a Dios, entonces no hay que darle mucha vuelta al asunto, no hay colores grises, no hay tibieza en el área espiritual, es que Satanás trabaja en la oscuridad y si hay pleitos, si no hay armonía, si hay provocación de división en tu hogar, el que está detrás es el enemigo de Dios, porque mira lo que dice la Palabra, los que provocan pleitos, los que siembran disensiones son marionetas del diablo y si respondes igual, estás haciendo lo que el  diablo quiere, no lo permitas.  Lucas 22:52-54 “Los que habían llegado a arrestar a Jesús eran los sacerdotes principales, los capitanes de la guardia del templo y los líderes del pueblo. Jesús les dijo: “¿Por qué han venido con cuchillos y palos, como si yo fuera un ladrón? Todos los días estuve enseñando en el templo delante de ustedes, y nunca me arrestaron. Pero bueno, el diablo los controla a ustedes y él les mandó que lo hicieran ahora, en la oscuridad. Además, Dios hasta ahora se lo permite”.

4. El Diablo enseña a mentiras a sus hijos y estos a su vez mienten y difaman: Satanás es el Padre de la mentira, ¿quieres andar en la luz de Diosí No hables mentiras, no guardes silencio, no encubras verdades, todo esto es igual a decir mentiras, la balanza adulterada, es una balanza mentirosa y tu boca no puede ser una fuente de agua dulce y salada a la vez, eres un hijo de Dios si hablas la verdad, eres un hijo del diablo si convives con la mentira. ¡No hay mentiras piadosas para los hijos de Dios! Juan 8:43-47 “Ustedes no pueden entender lo que les digo, porque no les gusta escuchar mi mensaje. El padre de ustedes es el diablo, y ustedes tratan de hacer lo que él quiere. Siempre ha sido un asesino y un gran mentiroso. Todo lo que dice son sólo mentiras, y hace que las personas mientan. Por eso ustedes no pueden creer que digo la verdad. ¿Quién de ustedes puede acusarme de haber hecho algo malo? Y si digo la verdad, ¿por qué no me creen? Los hijos de Dios escuchan con atención todo lo que Dios dice. Pero ustedes no le ponen atención porque no son sus hijos.

5. Nuestro enemigo el diablo busca que lo imitemos y seamos traicioneros con quienes creen en nuestra amistad:Una de las armas más usadas por el diablo es la traición, es campeón dividiendo familias, amigos, compañeros, los seguidores del diablo hacen esto, siembran prejuicios, provocan inconformidad, causan crítica, la meta es dividir, ¿por qué los hijos cada vez necesitan más estar comunicados con personas fuera del hogar? ¿Por qué son los padres los últimos en enterarse de cosas escondidas en el corazón de sus amadosí NO es sólo por incomprensión, falta de comunicación, diferencia de edades, etc, el fondo del diablo es la traición, no importa que ellos sean tus padres, no importa que ellos sean tus hermanos, no importa que ellos sean tus amigos, n o importa, total sólo te han usado, yo si te comprendo, yo si te escucho, se desleal, traición y más traición, esta es la cara del diablo. Juan 13:1-3 “Faltaba muy poco para que empezara la fiesta de la Pascua, y Jesús sabía que se acercaba el momento de dejar este mundo para ir a reunirse con Dios su Padre. Él siempre había amado a sus seguidores que estaban en el mundo, y los amó de la misma manera hasta el fin.  Aun antes de empezar la cena, el diablo ya había hecho que Judas, el hijo de Simón Iscariote, se decidiera traicionar a Jesús. Dios había enviado a Jesús, y Jesús lo sabía; y también sabía que regresaría para estar con Dios, pues Dios era su Padre y le había dado todo el poder.

6. Satanás miente imitando el poder de Dios, nadie que teme a Dios usa el evangelio para provecho personal. Satanás se viste como ángel de luz, es un lobo disfrazado de oveja, es un salteador, un ruin ladrón que viene a falsificar incluso el poder de Dios para sacar provecho, ten cuidado, nadie que sirve a Dios, busca su beneficio personal, el que ama a Dios de verdad busca el reino de Dios. Hechos 13:9-11 “Entonces Saulo, que también se llamaba Pablo y tenía el poder del Espíritu Santo, miró fijamente al brujo y le dijo: “Tú eres un hijo del diablo, un mentiroso y un malvado. A ti no te gusta hacer lo bueno. ¡Deja ya de mentir diciendo que hablas de parte de Dios! Ahora Dios te va a castigar: te quedarás ciego por algún tiempo y no podrás ver la luz del sol”. En ese mismo instante, Elimas sintió como si una nube oscura le hubiera cubierto los ojos, y andaba como perdido, buscando que alguien le diera la mano para guiarlo. Estaba completamente ciego”.

7. El Diablo quiere que tengas amistad con el mundo, que llames a lo malo bueno y a lo bueno malo: NO es pasado de moda tener límites, Dios nos ha puesto límites quiénes somos nosotros para saltarnos estas vallasí Se necesita creyentes radicales, ellos son los que traerán bendición a este país, creyentes que no jueguen con las cosas del mundo no puede haber amistad entre lo bueno y lo malo, no debe haber mezcla entre la luz y la oscuridad 2 Corintios 6:14-20: No participen en nada de lo que hacen los que no son seguidores de Cristo. Lo bueno no tiene nada que ver con lo malo. Tampoco pueden estar juntas la luz y la oscuridad. Ni puede haber amistad entre Cristo y el diablo. El que es seguidor de Cristo no llama hermano al que no lo es. Nosotros somos el templo del Dios vivo, y si Dios está en nosotros, no tenemos nada que ver con los ídolos. Dios mismo dijo: “Viviré con este pueblo,  y caminaré con ellos.  Yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo”. Por eso, el Señor también dice: “Apártense de ellos. No toquen nada que yo considere sucio, y yo los aceptaré. Yo seré su Padre, y ustedes serán mis hijos y mis hijas.  Esto lo afirmo yo,   el Dios todopoderoso”.

8. Satanás trata de tentarnos todo el día hasta con un pequeño enojo: Efesios 4:26 “Si se enojan, no permitan que eso los haga pecar. El enojo no debe durarles todo el día, ni deben darle al diablo oportunidad de tentarlos.

9. Satanás seguirá intentando atacarnos todo el tiempo, debes estar protegido, la única protección que tenemos es la armadura de Dios. Efesios 6:10-15 “Finalmente, dejen que el gran poder de Cristo les dé las fuerzas necesarias. Protéjanse con la armadura que Dios les ha dado, y así podrán resistir los ataques del diablo. Porque no luchamos contra gente como nosotros, sino contra espíritus malvados que actúan en el cielo. Ellos imponen su autoridad y su poder en el mundo actual. Por lo tanto, ¡protéjanse con la armadura completa! Así, cuando llegue el día malo, podrán resistir los ataques del enemigo. Y cuando hayan peleado hasta el fin, seguirán estando firmes. ¡Manténganse alerta! Que la verdad y la justicia de Dios los vistan y protejan como una armadura. Compartan la buena noticia de la paz; ¡estén siempre listos a anunciarla!

10. Satanás siembra dificultades y problemas  alrededor nuestro 1 ¿Estas pasando ahora mismo por situaciones que no puedes resolver? ¿Estas en problemas y no sabes cómo salir de este embrollo? Como hemos visto desde el principio, Satanás pone trampas a nuestro paso, dificultades y emboscadas oscuras que te llevan al límite de tu tolerancia, mira lo que pasó con Timoteo.  Tesalonicenses 3:2-6 “Timoteo, nuestro querido amigo. Él colabora con nosotros y sirve a Dios anunciando la buena noticia de Cristo. Lo enviamos para que los animara y ayudara a confiar fuertemente en Jesucristo; así las dificultades y problemas que ustedes afrontan no los harán dudar. Ustedes saben que tenemos que hacer frente a esos problemas. Además, cuando todavía estábamos con ustedes les advertimos que tendríamos dificultades. Y como ustedes bien saben, así ha sido. Por eso, como ya no pude resistir más, envié a Timoteo, pues necesitaba saber si ustedes seguían confiando en Dios. ¡Temía que el diablo los hubiera hecho caer en sus trampas, y que hubiera echado a perder todo lo que hicimos por ustedes! Pero ahora Timoteo ha regresado de la ciudad de Tesalónica, y nos ha contado que ustedes se aman unos a otros y no han dejado de confiar en Dios. También nos dijo que ustedes nos recuerdan siempre con cariño, y que desean vernos, así como nosotros deseamos verlos a ustedes.  2 Timoteo 2:23-28 NO dejes de confiar en Dios mi querido hermano, toda tentación y prueba que Satanpas nos pone tiene un límite, Dios quien permite la prueba, te sacará de ella, no pierdas la confianza en él.  “No prestes atención a discusiones que no ayudan en nada. Los que así discuten siempre terminan peleando. Un servidor de Dios no debe andar en peleas. Por el contrario, debe ser bueno con todos, saber enseñar, y tener mucha paciencia. Y cuando corrijas a tus enemigos, hazlo con humildad. Tal vez Dios les dé la oportunidad de arrepentirse y de conocer la verdad. Entonces podrán darse cuenta de que cayeron en una trampa del diablo y lograrán escapar. Por el momento, el diablo los tiene prisioneros y hace con ellos lo que quiere. NO, un hijo de Dios no puede volver a quedar entrampado, pero es posible que suceda si dejas de confiar en Dios.

11. El diablo enseña a vivir con rencor y a no amar a nadie, solo a uno mismo.  1 Juan 3:9-11″Ningún hijo de Dios sigue pecando, porque los hijos de Dios viven como Dios vive. Así que no puede seguir pecando, porque es un hijo de Dios. Podemos saber quién es hijo de Dios, y quién es hijo del diablo: los hijos del diablo son los que no quieren hacer lo bueno ni se aman unos a otros”.

Cómo podré diferenciar entre lo bueno y lo malo, ¿cómo darme cuenta que no estoy mirando todo color grisí

Nunca vamos a llegar a un punto en el cual ya no vamos a ser atacados, no existe una meseta de madurez espiritual que nos mantenga inmune a la tentación, Satanás no dejó nunca a Jesús, lo tentó en el desierto, se le apareció de vuelta en Nazaret, intentó a impulsar a aquellos que conocían a Jesús para que lo arrojarán desde un acantilado cuando él predicaba y enseñaba, se le presentó en el cuerpo de un hombre que tenía una legión de demonios, se presentó vestido de religiosidad cuando enseñaba en el templo, apareció en el huerto de Getsemaní, en la corte de Herodes y en el juicio con Pilatos, Satanás nunca dejó a Jesús en paz, su propósito era y sigue siendo en nosotros que nos salgamos del camino,que nos apartemos aunque sea un poquito de la meta que Dios tiene trazado para nosotros, el diablo trabaja mucho, el mal sigue en marcha, está encubierto en diferentes rostros, se ha puesto una máscara de color gris, pero sigue siendo tan negro, tan oscuro como siempre lo ha sido, el mal quiere quitarte la vida que Dios te ha dado.

¿Qué puede hacer Satanás contigo?

1. Puede destruir la calidad de nuestra vida. El diablo tiene el poder de enviar enfermedad y heridas a  nuestras familias, tiene el poder afectar nuestras emociones, relaciones y economía.

2. Atacar nuestra paz y gozo.  Tiene el poder de enviar agitación a las aguas calmas de nuestra vida, agita con problemas, hace que caigan tormentas que nos quitan la paz.

3. Usa incrédulos  y creyentes débiles, para causarnos daño, quiere socavar nuestra reputación.

4. Trae confusión, enojo, frustración a situaciones y relaciones, a menudo sin una razón aparente, el diablo es un experto en los malos entendidos, su fin es dividir.

5. Satanás trabaja para disminuir nuestro testimonio para que Cristo no tenga autoridad en la tierra, Satanás quiere quitarnos la corona que Dios tiene preparado para nosotros.

Dile no a la tentación del malvado

El mejor momento para decirle no a la tentación del malvado es inmediatamente que venga la tentación, con el enemigo de Dios no podemos ser caballerosos, a veces le damos más de una oportunidad para seducirnos, si dices “esto no se ve tan malo”, “no hay que ser exagerado”, “estamos en otro tiempo” ,Etc. Le estás dando lugar al diablo para que vuelva a actuar y la segunda vez él atacará más fuerte y no podrás detenerlo.

No pases por alto las advertencias de Dios, él usa su Palabra cada día que meditas en ella para advertirte sobre los rostros del enemigo, te dice cómo actúa y te previene sobre su objetivo de destrucción, ¡Escucha la Palabra y obedece!

Dios usa a personas, para advertirte sobre los avances del mal, deja la parsimonia y abre bien tus sentidos espirituales, si ha enviado a su portador de noticias es porque hay un hueco en el que vas a caer si no oyes la amonestación.

Dios nos enseña a través de ejemplos y testimonios de personas que han tenido experiencias muy duras cuando Satanás los zarandeo, ellas que sucumbieron una vez ante esta pesadilla de sentirse zarandeado tienen cátedra para nosotros, no seamos necios o indiferentes ante un buen consejo.

Dios te ha dado una familia espiritual que es su Iglesia, te ha regalado pastores y hermanos que conforman el cuerpo espiritual que es la ib la Molina, nosotros debemos interceder unos por otros, interceder contra los ataques del maligno, pedir en oración que ninguno de sus hijos se pierda, que ninguno se aparte, que todos salgamos victoriosos de los dardos del maligno, comparte con tus pastores tus pruebas y tentaciones, nuestra meta es cuidar de ti.

Párate firme en la oración, fortalécete en el Señor, quédate firme contra las acechanzas del Diablo, resiste la tentación (Efesios 6:10-18)

Resistir no quiere decir debatir o discutir con el diablo, no quiere decir reprenderlo abiertamente o castigarlo, resistir quiere decir simplemente permanecer firme en la creencia de que Jesús es más grande que el diablo y que tu tienes una relación permanente con él, así que no te dejarás engañar.

No hay nada de débil o de vacilante acerca de la persona que está firme, si esta vestida con la identidad de Jesucristo, en Cristo tienes el poder, pero ese poder no es un poder que tu puedas fabricar, un control que humanamente puedas desarrollar, el poder viene de Cristo y de la convicción que trae la palabra de Dios.  El Poder de Dios está en la fuente de la Palabra y en el poder del Espíritu Santo, cuando tú te pones la armadura de Dios, estás vestido de la fuente del poder de Dios.

Dios quiere que veamos las cosas como él las enseña en su Palabra, hay vida y libertad viviendo en el bien, pero hay oscuridad, mentira y maldad en el mal, no hay término medio, que tus ojos espirituales estén bien abiertos para ver sólo las dos opciones y escoge vivir en la verdad.  Santiago 4:6-8 “Ningún hijo de Dios sigue pecando, porque los hijos de Dios viven como Dios vive. Así que no puede seguir pecando, porque es un hijo de Dios. Podemos saber quién es hijo de Dios, y quién es hijo del diablo: los hijos del diablo son los que no quieren hacer lo bueno ni se aman unos a otros”.

Por mucho tiempo viviste atrapado en la mentira, tu modo de vivir se había acomodado a las cosas del mundo, no podías diferenciar ente lo bueno y lo malo, quizá te acostumbraste a caminar en el medio del camino, pero un día Dios abrió tus ojos, te hizo ver el error de tus decisiones, alumbró tus ojos y te dio una nueva visión, ahora que ya ves, ahora que sabes diferenciar los colores claros, los colores espirituales, no caigas otra vez en la mentira. Satanás quiere seguir engañando y hay muchos desgraciadamente que le creen y siguen cayendo, hay muchos que son atrapados y traen desgracia a sus hogares, viven una mentira, pero esto no te puede pasar a ti, estas escuchando el mensaje de Dios, has sido rescatado de la trampa, huye del mal. Dice la Palabra:  2 Tesalonicenses 2:8 “Después de eso, el malvado aparecerá. Satanás lo ayudará a engañar a muchos con señales y falsos milagros. Engañará con toda clase de mentiras a los que no quisieron amar y aceptar el verdadero mensaje de Jesucristo, mensaje que podría haberlos salvado del castigo que recibirán. Dios deja que ese hombre mentiroso y malvado los engañe para que acepten lo que es falso. Así Dios castigará a todos los que no han querido creer en el verdadero mensaje y son felices haciendo el mal. Pero cuando el Señor Jesús vuelva con todo su poder y su gloria, con el soplo de su boca destruirá al hombre malvado y le quitará su poder.

NO estamos inmunes de caer en trampas de este enemigo de Dios, dice 1 Timoteo 5:14 ” Pues algunas de ellas ya han dejado de confiar en Cristo y ahora obedecen a Satanás”. Todos somos vulnerables y el diablo sabe muy bien cuán maleables somos, por eso debemos buscar a Dios cada día, debemos ser humildes para reconocer nuestras debilidades y pedirle más ayuda espiritual al Señor quien vendrá pronto a nuestro socorro.

Jesús quien se despojó de su gloria se hizo hombre por todos nosotros, se hizo hombre y fue tentado pero no cayó, por eso él puede entendernos cuán difícil es para nosotros pasar por cada una de estas tentaciones: Hebreos 2: 17-18 “Y para poder ayudarlos tenía que hacerse igual a ellos. Por eso, por hacerse igual a todos nosotros, pudo ser un Jefe de Sacerdotes en quien se puede confiar, lleno de amor para servir a Dios. Además, por medio de su muerte logró que Dios nos perdonara nuestros pecados. Y como él mismo sufrió y el diablo le puso trampas para hacerlo pecar, ahora, cuando el diablo nos pone trampas, puede ayudarnos a todos.” Hebreos 4:14-16 “Jesús es el Hijo de Dios, y es nuestro gran Jefe de Sacerdotes que ha subido al cielo. Por eso debemos seguir confiando en él. El diablo le puso a Jesús las mismas trampas que nos pone a nosotros para hacernos pecar, sólo que Jesús nunca pecó. Por eso, él puede entender que nos resulta difícil obedecer a Dios. Así que, cuando tengamos alguna necesidad, acerquémonos con confianza al trono de Dios. Él nos ayudará, porque es bueno y nos ama.”

Martha Vílchez de Bardales

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

44 Compartir
Comparte43
WhatsApp
Tweet
+11
Pin
Comparte