El Cristiano y El verdadero fruto

El Cristiano y El verdadero fruto

“Un árbol bueno no puede dar fruto malo, y un árbol malo no puede dar fruto bueno.” Mateo 7:18

Un manzano, ¿es manzano porque da manzanasí, o ¿da manzanas porque es manzano? Después de hacer esta pregunta varias veces y de analizar las dos premisas; coincidí con la mayoría que sostiene que un manzano da manzanas porque es manzano. La razón es que la esencia del árbol es lo que determina su fruto. Y que aún sin dar fruto; seguiría siendo un manzano. Lo que somos determina lo que damos.

Objetivamente no podemos enseñar lo que no sabemos y subjetivamente no podemos enseñar lo que no creemos. Esto se evidencia en cada situación de la vida, mucho más en la vida cristiana. Porque aunque podamos engañar un poco a nuestro entorno, la evidencia de lo que somos siempre sale a la luz.

Se nota en nuestras acciones lo que tenemos en el corazón y son nuestras obras las que demuestras que tipo de persona somos. Dios catalogó con claridad a sus hijos en dos clasificaciones: pueden ser espirituales o carnales. Y Pablo detalla en Gálatas 5:19-23cuales son los frutos o las obras que demuestran que tipo de persona es cada uno.

No hay peor ciego que el que no quiere ver, y muchas veces nos autojustificamos en lo que hacemos y no queremos ver lo que las evidencias muestran. Si en tu vida hay amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y templanza, eso demuestra que sos un cristiano espiritual, que tu vida está dominada y guiada por el Espíritu de Dios. Que tenés temor de Dios y respetás sus Principios y valores.

Si estas no son las evidencias de tu vida, eso muestra que sos un cristiano carnal, que cometió el terrible error de sacar a Dios del control de tu vida, y tomar vos el volante para marcar el camino. Esto tiene un solo final y es el fracaso, el pecado y la frustración. Puede parecer muy divertido al principio, pero su fin es la muerte.

Los síntomas de este mal son inmoralidad sexual, impureza y libertinaje; idolatría y brujería; odio, discordia, celos, arrebatos de ira, rivalidades, disensiones, sectarismos y envidia; borracheras, orgías, y otras cosas parecidas. Si alguna de estas características está presente en tu vida, ¡¡alerta, estás en problemas!! La carnalidad te domina. Tenés que volver a darle a Dios el control de tu vida.

REFLEXIÓN – ¿Qué tipo de fruto dasí

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

2 comentarios

  1. a DIOS nadie lo podra engañar, el conoce nuestros corazones y pensamientos, y aunque nos ocultemos en lo mas remoto de este planeta siempre los ojos de DIOS estaran mirandonos, y la Biblia dice que EL ES EL UNICO QUE CONOCE NUESTROS CORAZONES.
    porque engañoso es el corazon del hombre ¿quien lo conocera?
    DIOS si lo conoce, porque el ES NUESTRO CREADOR Y NUESTRO DIOS.

  2. gracias por esta reflexion en realidad nos ayuda sigan adelante

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

42 Compartir
Comparte42
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte