Pregunta Cristiana: “¿Cómo deben los cristianos disciplinar a sus hijos? ¿Qué es lo que dice la Biblia?”

¿Cómo deben los cristianos disciplinar a sus hijosí ¿Qué es lo que dice la Biblia?

Pregunta Cristiana: “¿Cómo deben los cristianos disciplinar a sus hijosí ¿Qué es lo que dice la Biblia?”

Respuesta: Hace unas décadas, el darles unas nalgadas a los niños era una práctica comúnmente aceptada. Sin embargo, en años recientes, el darles nalgadas (y otras formas de castigo corporal) ha sido reemplazado con “tiempos fuera” y otros castigos que no involucran la disciplina física. De hecho, el darle nalgadas a los niños ha sido considerado como ilegal en algunos países. Muchos padres temen corregir de esta forma a sus hijos, por el miedo a ser reportados al gobierno y que les sean quitados sus hijos. No hay que malentenderlo, – de ninguna forma estamos abogando por el maltrato infantil.

Un niño jamás debe ser disciplinado físicamente hasta el punto que pueda causarle un daño físico. Sin embargo, de acuerdo con la Biblia, es bueno que el niño cuente con restricciones y una apropiada disciplina física, que contribuya a su sano desarrollo y bienestar.

De hecho, muchas Escrituras promueven la disciplina física. “No rehúses corregir al muchacho; porque si lo castigas con vara, no morirá.” (Proverbios 23:13-14)

Hay también otros versos que apoyan la corrección física (Proverbios 13:24, 22:5, 20:30). La Biblia habla enfáticamente de la importancia de la disciplina; es algo que todos debemos tener para ser personas productivas y es mucho más fácil aprenderlo mientras aún somos pequeños.

Los niños que no son disciplinados, crecen en rebelión, no tienen respeto por la autoridad, y como obvio resultado, no estarán dispuestos a obedecer y seguir a Dios. Él utiliza la disciplina para corregirnos y guiarnos por el camino correcto; así como para llevarnos al arrepentimiento de nuestras acciones (Salmo 94:12; Proverbios 1:7, 6:23, 12:1, 13:1, 15:5; Isaías 38:16; Hebreos 12:9) Estos son solo algunos de los versos que hablan sobre lo bueno de la disciplina.

Aquí es donde reside el problema; muchas veces los padres son, o muy pasivos o muy agresivos cuando se trata de disciplinar a sus hijos. Aquellos que no creen en el castigo físico, algunas veces carecen de la habilidad para corregir y disciplinar correctamente, causando que sus hijos crezcan como niños revoltosos y desafiantes. Esto lastimará a sus hijos a la larga. “La vara y la corrección dan sabiduría; mas el muchacho consentido avergonzará a su madre” (Proverbios 29:15). Luego, están aquellos padres que pueden malentender la definición bíblica de la disciplina (o tal vez es que solo sean personas abusivas) y la usan para justificar el abuso y maltrato de sus niños.

La disciplina se utiliza para corregir y guiar a la gente por el camino correcto. “Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados” (Hebreos 12:11). La disciplina de Dios es amorosa, como debe ser entre el padre y el hijo. El castigo físico nunca debe ser usado para causar un dolor o daño físico permanente, sino como un golpe rápido (en el trasero, donde hay más “relleno protector”), para enseñar al niño que lo que hizo está mal y es inaceptable. Nunca debe ser usado sin control o para descargar nuestro enojo y frustraciones.

“Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.” (Efesios 6:4).

Criar a un niño en la “disciplina y amonestación del Señor” incluye la disciplina correctiva, establecer límites, y si, amorosa disciplina física.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

6 comentarios

  1. Por supuesto que la Biblia està a favor del castigo corporal , eso està mas que claro y yo como madre de familia tambien , en nuestro hogar tenemos hijas adolescentes y cuando se ponen en rebeldia su padre agarra una de las dos varas flexibles de madera que tiene para tal fin y les zurra las nalgas tan duro como es preciso para hacerlas obedecernos cuando no quieren hacerlo , contrariamente a lo que muchos creen es a los hijos que estàn en edades de la adolescencia a los que hay que castigar el trasero con la vara pues es a esas edades cuando mas rebeldes se muestran y cuando mas desobedecen a los padres , en nuestro hogar cuando eso pasa mi esposo les zurra las nalgas como ¡¡ DIOS MANDA !! y problema de rebeldia resuelto !!.

    Ya se que hay muchos padres ahora que estàn en contra del castigo corporal ,por una parte es logico ya que los padres no han sabido aplicar este mètodo de disciplina con responsabilidad y con la prudencia y cautela que son necesarias cuando es preciso dar azotes a un hijo y ello fue la causa de que muchos padres haya caido en excesos tan graves como el de pruducir lesiones graves a sus hijos , lesiones que han terminado en las salas de urgencia de los hospitales , esta forma totalmente desproporcionada de aplicacion de la vara o la correa de cuero de forma tan abusiva que ya cae en lo que es el maltrato fisico , ha sido el motivo por el cual el castigo corporal ha perdido el prestigio que tuvo en el pasado hasta llegar al rechazo total por parte de muchos padres , una cosa es el EXCESO en la aplicacion del castigo corporal y otra es la MESURA a la hora de recurrir a esta forma de correccion .

    En nuestro hogar tanto mi esposo como yo vamos a seguir usando la vara o la correa de cuero para castigar a nuestros hijos siempre que sea preciso y esto sucede cuando el dialogo no da resultado ni la primera ni la segunda vez ni la tercera , a la cuarta ….¡¡¡ VARAZOS en las NALGAS !!! y vaya si dan resultado a la hora de corregir a los hijos , no les quepa la menor duda de ello !!!.

    DAYSY PAEZ

  2. En mi casa siempre han sido muy efectivos esos metodos de correción, la vara ha sido utilizada con la fuerza que me ha dado cristo sobre para corregir faltas graves, no me considero una madre castigadora, se cual es el limite que debo ejercer en mis hijos al darles una zurra, no les doy zurras por todo, tampoco todo el tiempo, pero cuando les doy he sido fuerte, energica y contundente, admito que no solo he usado la vara, tambien he utilizado un cinturón de cuero cuando la falta es mas grave. Siempre la manera ha sido igual, no soy una madre que los humillo delante de nadie, el castigo se lo aplico al que cometio la falta solo el o ella y yo en su habitación, solo le propino los azotes en los gluteos, eso si siempre lo he hecho sin que nada les cubra los glluteos, los acuesto sobre mi regazo, con el trasero al aire, desnudo y les doy el castigo que considere que ameriten en esa oportunidad. Hay situaciones que han sido faltas graves por las que no puedo solo dar 3 o 4 azotes y les he dado muchos mas. Yo creci en una familia de padres cristianos muy estrictos que cada falta ameritaba una tunda con correa y poco a poco me fui encarrilando y entendiendo la palabra del señor, los azotes que a mi me propinaban eran como los que les doy a mis hijos muchas veces con mas fuerza y dureza por ser mi padre un hombre grande y fuerte, el siempre me explicaba el motivo de mi castigo, me tomaba del brazo y me acostaba en sus piernas o en la cama me dejaba los gluteos desnudos y me prominaba con severidad una azotaina del nivel que considerara necesario, siempre uso un cinturon de cuero grueso que de solo verlo yo temblaba, no me permitia taparme los gluteos con las manos para protegerme y si lo hacia me daba 2 correazos mas y me aclaraba que si gritaba o lloraba fuerte la paliza seria doble, que luego de terminar el castigo era que podia llorar todo lo que quisiera. Con mis hijos no soy tan estricta aunque a veces lo ameritan, pero si soy fuerte cuando me ha tocado usar la vara o el cinturon, trato de guiarme en las escrituras y de recordar que los azotes que recibi me hicieron una mujer ejemplar, espero estar haciendo lo correcto

  3. Yelisa Camargo

    Mi esposo tiene un sistema en nuestro hogar que es perfecto para evitar por todos los medios el tener que recurrir a los azotes con la vara o con el làtigo y es el siguiente:

    Cuando uno de nuestros hijos comete una maldad muy grave como lo puede ser un robo primero mi esposo se sienta a conversar con el en la sala de estar y le explica que el robo es un acto que la sociedad condena hasta tal punto que si continua robando puede ir a parar a la carcel cuando sea mayor de edad , si el muchacho no vuelve a cometer un robo pues todo arreglado y solucionado sin tener que recurrir ni a la vara ni al latigo .

    Si el hijo vuelve a robar por segunda vez , su padre lo vuelve a aconsejar nuevamente tratando de explicarle que eso no està bien y que es ilegal y por ello puede ser penado con el correccional internado alli durante varios meses y mas tarde de mayor con la carcel , si el muchacho evita robar de nuevo siguiendo este consejo pues asunto solucionado .

    Pero si el muchacho sigue robando una y otra vez y no para de hacerlo despues de la tercera vez que su padre dialoga con el en ese caso ya mi esposo recurre al castigo con dolor y lo agarra por un brazo lo lleva para el cuarto que hace las veces de un desvàn y alli agarra la vara y le zurra las nalgas tan duro con ella que despues de la fuerte zurra recibida ya no le quedan mas nunca ganas de volver a robar de nuevo .

    Su metodo son las ” tres veces ” en esas tres veces siempre usa el consejo y el dialogo y da todo tipo de explicaciones que haya que dar pero si el muchacho o la muchacha siguen cometiendo la maldad sin parar en ese caso esa noche se van para su cama con sus nalgas ardiendoles de dolor por los azotes recibidos con la vara flexible de madera o si hace falta y esta no es suficientemente eficaz son el latigo pues cuando la vara ya no es eficaz para lograr la correccion mi esposo recurre a un fuete de cuero que sustituye a la vara y lo hace con mucha mayor eficiencia con lo que el nivel de correccion es absoluto y total .

    Algunas de las maldades graves por las que un hijo o hija deben ser disciplinados corporalmente son :

    robar
    insultar a sus profesores
    quebrantar un castigo no-fisico
    faltar al colegio de forma injustificada mas de tres veces seguidas .

    llegar a casa muy tarde sin justificacion alguna mas de tres veces seguidas .

    Y en general cuanquier maldad que sea cometida en mas de tres ocasiones continuas .

    Yo creo que no se puede considerar un padre severo a aquel que intenta por todos los medios mas de TRES VECES evitar tener que usar la vara o el latigo y solo recurre a los azotes cuando ya no queda mas opcion que esa .

    acà les dejo mi email si desean cualquier tipo de aclaracion sobre el sistema que mi esposo usa y que tan buen resultado le da pues solo en muy rara ocasion tiene que zurrar a alguno de nuestros hijos e hijas .

    yelisa42@inbox.com

    Yelisa Camargo

  4. No cabe duda alguna que Dios prescribe los azotes con la vara o el latigo de correas sobre las nalgas para disciplinar a nuestros hijos , eso ese algo que esta fuera de toda duda a pesar de que muchos pastores intentan por todos los medios tergiversar el significado de algunas referencias Biblicas sobre el tema de la VARA DE CORRECCION y su aplicaciòn.

    Pero una cosa es llegar al extremo de negar que Dios aprueba y prerscribe la aplicaciòn de la vara de correccion o del latigo para el trasero del necio y otra muy distinta es pasarse al otro extremo , el de aplicar estos implementos para castigar todo tipo de faltas cometidas por los hijos , ya sean estas , leves , graves ,muy graves o simplemente usan la vara o el pequeño latigo de correas para forzar a sus hijos a estudiar contra su voluntad ,lo que no esta indicado en la Biblia en ninguna parte de la misma .

    El motivo de que muchos gobiernos hayan prohibido la aplicacion del castigo fisico a los hijos tanto por parte de los padres como de los profesores no fue otro que los frecuentes abusos que se producian a diario cuando unos y otros recurrian a esta forma de disciplinar para castigar o corregir casi cualquier falta o desobediencia por leve que esta fuera .

    Ante este dilema de que unos por defecto han abandonado el uso de la vara y otros por exceso fueron obligados a abandonarla por las leyes de los distintos paises que ante los continuos abusos que esta practica disciplinaria causaba casi a diario no tuvieron otra opcion que prohibir estos metodos Biblicos , no solo usados por cristianos sino por fieles de otras muchas confesiones religiosas no cristianas, pues no ha sido solo nuestra religion la que ha aprobado el recurso de los padres a la aplicaciòn del castigo corporal a sus hijos sino en muchas otras religiones como los taoistas, o budistas japoneses tambien se aprueba este metodo de disciplina y correccion por medio del dolor fisico .

    Nosotros en nuestro hogar tambien aplicamos la vara a nuestras hijas cuando es preciso hacerlo cosa que raramente ocurre , pues los azotes con la vara sobre las nalgas solo deben aplicarse con el fin de castigar , corregir y erradicar de raiz la comision de faltas MUY GRAVES nunca pequeñas faltas o pequeñas travesuras o pequeñas desobediencias a los padres, la vara de correccion SOLO se debe usar para castigar o bien las MALDADES muy graves o bien las DESOBEDIENCIAS de extrema gravedad ,nunca ni para forzar a los hijos a estudiar con mas ahinco ni para erradicar pequeños actos de desobediencia leves .

    Si los hijos cometen faltas muy graves aun asi el castigo corporal debe serles aplicado con mucha prudencia y cautela pues no es un metodo de castigo cualquiera ademas de ser un castigo muy doloroso y cruento .

    Mi esposo y yo tenemos hijas de edades de 15 y 13 años a las que su padre alguna vez castiga con la vara flexible de rattan , esto suele ocurrir tan raramente que puede decirse que mi esposo por termino medio sido castigadas de media una vez por año desde los 10 años de edad , nunca antes , esto no significa que les toque recibir una zurra cada año , un año han recibido dos o tres zurras y otro año ninguna todo depende de si su comportamiento es correcto o no , por regla general cuando se empieza a disciplinar corporalmente a un hijo o hija los tres primeros años que siguen a partir de los 10 años en adelante es muy frecuente recurrir varias veces al castigo con la vara a lo largo del primer año y tambien del segundo pero ya a edades a partir de los 13 años la frecuencia del uso de la vara empieza a descender hasta desaparecer por completo pasada la edad de 15 años , pues a partir de esa edad comienza la madurez mental de los hijos y en eso caso el castigo con la vara sobre las nalgas deja de ser ya necesario .

    La conclusion de la experiencia que tuvimos en nuestro hogar es que ni es bueno prescindir del castigo con vara para corregir a los hijos ni tampoco usar este tipo de castigo para corregirlo todo y mucho menos para forzar el rendimiento en los estudios , esto ultimo es muy perjudicial pues puede llevar al hijo a odiar los estudios e incluso todo lo relativo a la cultura .

    Es todo creo que esta reflexion sobre el castigo corporal puede ser de mucha ayuda a los padres que lo aplican y tambien a quienes no lo hacen para poner en su justo punto medio lo concerniente a este metodo de castigo.

    Yelisa

    • Yelisa, muchas gracias por compartir con nosotros tu testimonio. Siempre es de suma importancia conocer las opiniones y vivencias de los demás hermanos. Nosotros siempre creemos que el balance y equilibrio tiene que ser nuestra norma en la vida cristiana. Mil Bendiciones!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

101 Compartir
Comparte101
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte