Pregunta Cristiana: “¿Qué tan joven es ser demasiado joven para tener una relación romántica?”

¿Qué tan joven es ser demasiado joven para tener una relación romántica?

Pregunta Cristiana: “¿Qué tan joven es ser demasiado joven para tener una relación romántica?”

Respuesta: ¿Qué tan joven es ser “demasiado joven” para iniciar una relación,? depende del nivel individual, la madurez, metas y creencias. Entre más jóvenes, menos maduros somos, debido a la falta de experiencia en la vida. Cuando apenas comenzamos a descifrar quienes somos, no podemos tener la suficiente firmeza espiritual, necesaria para formar lazos románticos y puede haber más propensión a tomar decisiones poco inteligentes, que pueden dejarnos con un daño emocional, físico, psicológico y espiritual.

El estar en una relación, lo pone a uno en una tentación casi constante, especialmente mientras las emociones comienzan a desarrollarse y la atracción hacia la otra persona se profundiza. Los jóvenes adolescentes –aún los jóvenes adultos– están rodeados por presiones hormonales y sociales que a veces parecen casi insoportables. Cada día trae nuevos sentimientos–dudas, temores, y confusión aunados a alegrías y exaltación– lo que puede resultar muy confuso. La gente joven pasa mucho de su tiempo solo imaginándose quienes son y cómo se relacionan con el mundo y con la gente alrededor de ellos. Aumentar la presión de una relación en esta etapa casi parece demasiado pedir, especialmente cuando la otra persona está experimentando el mismo trastorno. Tales relaciones tempranas hacen más difícil evitar el daño a la delicada y aún en formación auto-estima, sin mencionar el problema de resistir la tentación. Si el tener en mente el matrimonio está aún lejos, es probable que sea demasiado temprano para comenzar un noviazgo o compromiso. Resulta mucho más seguro para todos los interesados, tener actividades de grupo donde la gente joven pueda desarrollar habilidades sociales y amistades sin la presión e inherentes dificultades de las ataduras románticas.

Tristemente, algunas personas –aún cristianos profesantes– ceden a la tentación sexual mientras aún están en la adolescencia. La Biblia nos dice que cualquier clase de sexo antes del matrimonio es pecado (Mateo 15:19; 1 Corintios 6:13; Efesios 5:3). La Biblia nos advierte que huyamos de los pecados sexuales, porque a veces es necesario correr para resistir (1 Corintios 6:18). Los versos siguientes 6:19-20 continúan diciendo, “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios y que no sois vuestrosí Porque habéis sido comprados por precio, glorificad pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.” Cualquier clase de actividad sexual fuera del matrimonio es no honrar a Dios con nuestros cuerpos.

Sin importar cuando una persona decida comenzar una relación romántica, este debe ser un tiempo para construir los cimientos en la fe que les ha sido enseñada, creciendo y buscando lo que Dios quiere que ellos hagan. Nunca somos demasiado jóvenes para comenzar este excitante proceso. “Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.” (1 Timoteo 4:12)

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

2 Compartir
Comparte2
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte