EL TESTIMONIO INTERIOR

hombre interior corazonEL TESTIMONIO INTERIOR

El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. Romanos 8:16

¿Se le hace a usted difícil oír la voz de Diosí ¿Se encuentra atrapado en alguna situación confusa y necesita consejo, sin embargo, después de orar y de leer la Palabra aún no está seguro de lo que Dios quiere que haga?

Yo he tenido esa experiencia. Conocía la Palabra escrita de Dios y ponerla en práctica cambió mi vida. Pero cuando se trataba de decisiones para las cuales no había una respuesta directa en la Palabra, no estaba seguro de qué hacer. Por ejemplo, decisiones como a cuál ciudad trasladarse, y otras cosas por el estilo. Lo que me guardó fue el conocimiento de que estaba haciendo lo correcto. La Palabra escrita de Dios y el testimonio interno son dos cosas diferentes, nunca se contradicen, pero ambos son parte vital de nuestro andar con Dios.

Por ejemplo, Dios esperaba que Israel obedeciera su Palabra escrita. Pero también les dijo: “Obedeced mi voz” (Jeremías 7:23), porque quería que conocieran su voluntad en situaciones específicas. Eso sucedió cuando Israel conquistó Jericó: el pueblo obedeció la voz de Dios. De otra manera, ¿de dónde más hubieran sacado ese extraño plan de batalla? No estaba en la ley de Moisés y a nadie jamás se le hubiera ocurrido que marchar siete días alrededor de la ciudad sería una gran estrategia militar.

Pero, ¿cómo nos habla Diosí ¿Nos grita desde el cielo? Romanos 8 dice que el Espíritu Santo da testimonio a nuestro espíritu. Eso significa que las instrucciones de Dios vienen de adentro, no de afuera. A veces, cuando oiga la voz de Dios, usted quizá diga: “Señor ¿soy yo o eres Tú?” Eso se debe a que Dios por lo general no pone de forma directa pensamientos en su mente, sino que habla a su espíritu, y este convierte la voz de Dios en pensamientos.

Empiece hoy a prestar atención al testimonio, al conocimiento, al consejo y a la voz apacible que siente dentro de usted. Si parece que es su voz, no se sorprenda, es su voz: es su espíritu que está siendo aconsejado por el Espíritu de Dios. Cuando usted nació de nuevo, su espíritu se convirtió en un consejero seguro porque renació del Espíritu de Dios. Dios le impartió a usted su naturaleza y el Espíritu Santo vino a vivir en su espíritu para enseñarle y guiarle en la vida.

Escritura Devocional para leer:
Romanos 8:16
Texto Bíblico Devocional:
El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.

Por Kenneth Copeland

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

117 Compartir
Comparte117
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte