Mensajes Cristianos – La Cortesía de cortesía de Jesús

Moneda de Roma - Impuestos JesusMensajes Cristianos – La Cortesía de cortesía de Jesús

“Pero, para no escandalizar a esta gente, vete al lago y echa el anzuelo. Saca el primer pez que pique; ábrele la boca y encontrarás una moneda. Tómala y dásela a ellos por mi impuesto y por el tuyo.” Mateo 17:27 (NVI)

Al llegar a Capernaum, los cobradores de impuestos del templo le cuestionaron a Pedro por qué Jesús no pagaba el impuesto. Y Pedro, con su impulsividad característica, dijo que pagarían. No sabemos si tenían el dinero para el pago, o si fue una respuesta sin pensar del apóstol. Pero de algo estamos seguros, cuando Pedro llega a la casa donde estaba Cristo, pensando como le diría al Maestro que lo había comprometido para pagar el impuesto del templo, Jesucristo se adelanta y le pregunta:

¿Tú qué opinas, Simón? Los reyes de la tierra, ¿a quiénes cobran tributos e impuestos: a los suyos o a los demásí Obviamente la respuesta fue: a los demás. Cristo le estaba enseñando que Él no tenía que pagar el impuesto, porque Jesucristo era Dios. Era el creador del templo, era el ser a quien todos iban a adorar al templo. Resulta una incongruencia, hacerle pagar el impuesto para mantener el templo al ser que se adora en dicho lugar.

¡¡¿Y ahora que hago?!! se habrá preguntado Pedro. Se podía escapar, tratar de esconderse, moverse de ciudad, inventar una excusa. Pero Cristo fue simple y grande a la vez. Lo mandó a pescar para sacar un pescado que tenía en su boca una moneda, suficiente para pagar el impuesto de Pedro y el de Jesucristo. Es notable la cortesía que ejerció Cristo.

Podría haber explicado su dignidad, argumentado su grandeza, demostrado su origen y nadie le habría cobrado ningún impuesto. Se podía haber ofendido con los cobradores y con Pedro, podría haberlo mandado al apóstol a explicar la situación y evitar el pago. Sin embargo, demostró quien era y tuvo la sencillez de pagar. No hizo abuso de poder, utilizando su autoridad para no pagar. Tuvo la cortesía de pagar el impuesto para identificarse con vos y conmigo.

En lugar de chapear que era Dios, simplemente pagó. Y nos enseño una gran lección de humildad. En estos días donde todos tratamos de imponer nuestra jerarquía, conocimiento, dinero, escalafón o ministerio para que se nos hagan excepciones, Dios mismo tuvo la cortesía de pagar para ser igual que los hombre.

REFLEXIÓN – La grandeza se demuestra en la cortesía.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

45 Compartir
Comparte44
WhatsApp
Tweet
+11
Pin
Comparte