Mensajes Cristianos – Los Chismes y la Ofensa

Secretos-Mentiras-ChismesMensajes Cristianos – Los Chismes y la Ofensa

Levítico 19:16 : No andarás chismeando entre tu pueblo. No atentarás contra la vida de tu prójimo. Yo Jehová. 

En Argentina los programas de chimentos son una fuente inagotable de problemas. Nunca falta un famoso que diga algo de otro. Y con los famosos chismes del espectáculo, las peleas, las acusaciones, y los trapitos al sol que salen se llenan cientos de programas. No conducen a nada, no aportan nada, pero entretienen. Aunque viéndolo objetivamente, alguien maduro jamás escucharía ese tipo de comentarios.

El grupo religioso más ortodoxo de Israel cuestionó a Jesucristo porque sus discípulos rompían el rito de lavarse las manos antes de comer. Entre los principios que Dios le mandó a Moisés figuraba este. Y los fariseos se habían dedicado a detallar cuando y de que manera había que lavarse las manos. Y como siempre pasa en las personas, con el paso del tiempo, el cumplimiento de la norma se convirtió en algo más importante que la razón por la cual fue creada.

Frente a esta acusación, Jesucristo puso las cosas en blanco y negro. Aceptó que sus discípulos no se lavaban las manos según los ritos, pero argumentó que los mismos fariseos que cumplían a rajatabla las reglas y ceremoniales, tenían el desatino de no honrar a Dios. Y como dijera Isaías, les recuerda que ellos lo honraban con sus labios y su cumplimiento de normas, pero su corazón estaba lejos de Dios. Una verdad irrefutable.

Es notable ver la consecuencia de estos dichos. Cuando los fariseos oyeron esto ¡se ofendieron con el Señor Jesús! Cristo fue duro en su juicio y con sus palabras. Y estos hombres se ofendieron. Tal vez se fueron comentando por lo bajo lo desubicado que había estado el Maestro. Y habrán usado muchas tardes para seguir comentando lo mal que había estado.

¡Nunca se les ocurrió analizar el comentario y ver si no tenía algo de real! Mucho menos, tuvieron la intención de modificar su conducta para mejorar lo que estaban haciendo. Simplemente se ofendieron por lo que Dios les había dicho. Esto es lo que hace una persona inmadura. Y es algo bastante habitual en nuestros días.

No mires para los costados, la pregunta es para vos. ¿Cómo reaccionas frente a un comentario sobre un defecto tuyo? No seas como los fariseos que se ofenden y no quieren cambiar. Dios espera que mejores cada día.

REFLEXIÓN – La ofensa es un escudo para no mejorar.

Levitico 19:16 : No andarás chismeando entre tu pueblo. No atentarás contra la vida de tu prójimo. Yo Jehová. 

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Un comentario

  1. Los chismes nunca llevaran a ningun lado ni traeran nada positivo, solo mas desgracias y cosas negativas.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

90 Compartir
Comparte89
WhatsApp
Tweet
+11
Pin
Comparte