SOY ¡NACIDO DE NUEVO! UNA NUEVA CRIATURA

Nueva Criatura

SOY ¡NACIDO DE NUEVO! UNA NUEVA CRIATURA

Le respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios. Juan 3:3

“… nacer de nuevo…”: ¿Sabe usted lo que Jesús tenía en mente cuando le dijo esas tres palabras a Nicodemo? Él estaba usando el lenguaje del pacto; estaba explicándole a Nicodemo lo que significaba hacer un pacto con Dios.

Déjeme mostrarle el cuadro que Jesús estaba pintando. Imagínese a un bebé, un pequeño bebé nacido de una madre soltera. Nadie sabe quién es el padre y nadie quiere saberlo. Es un niño que nadie quiere; no le pertenece a nadie. Ahora, imagínese a una familia de la mejor clase social. Una familia que ama a Dios. El papá tiene un buen trabajo y, económicamente, la familia ha sido bendecida. Son personas dadivosas y aman a la gente; y se enamoran de este bebé. Poco tiempo después, lo adoptan. ¿Qué sucedió? Ese bebé volvió a nacer, recibió padres nuevos.

Gracias a la adopción ese bebé ahora es uno de los herederos. ¿Por qué? Pues, no fue por algo que él hubiera hecho. Los padres no dijeron: “Miren a este bebé. Estamos tan impresionados con lo que ha hecho por nosotros que se ha ganado nuestro amor y respeto.” No, es un bebé. No hubiera podido hacer nada para merecer una vida nueva.

Movidos por el amor que tenían en sus corazones por este bebé, el marido y su esposa se pusieron de acuerdo y lo colmaron de gracia. El bebé ahora tiene acceso a todo lo que es de ellos. Cuando le dan el biberón, no lo tira a un lado y dice: “Soy tan humilde e indigno que solo merezco beber agua.” Claro que no.

Ese bebé es parte de la familia, y no sólo parte de la familia, sino de la mejor parte. Porque en los días de Jesús un pacto, o un niño adoptado, tenía los mismos derechos de nacimiento que el hijo primogénito.

A eso se refería Jesús cuando dijo: “Es necesario nacer de nuevo”. Él estaba hablando de la gracia, de una nueva relación de favor. Una nueva familia, una nueva autoridad, un nuevo poder.

Si se siente indigno de recibir las ricas bendiciones que Dios tiene hoy para usted, considere esto y medite en ello, para que en vez de preocuparse y luchar con las necesidades de la vida, pueda acercarse confiadamente al trono de gracia de su Padre y recibir ayuda para todas sus necesidades.

Descubra lo que en realidad significa ser hijo del Dios Todopoderoso, comprado por sangre y con un hermano mayor como Jesús. ¡Descubra lo que significa haber nacido de nuevo!

Escritura Devocional para leer:

Juan 3:3

Texto Bíblico Devocional:

Le respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios.

Escrito por Kenneth Copeland

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

2 comentarios

  1. Me gusta mucho xq aprendo cada dia cosas mejores, de mi padre celestial. Muy bueno que piensen en la jente que lo necesitamos . Dios los siga bendisiendo?

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

97 Compartir
Comparte97
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte