Será que ¿Dios aún nos habla hoy?

Dios habla hoy¿Dios aún nos habla hoy?                                                                                                                                                                           

La Biblia registra a Dios hablando audiblemente a gente de muchas épocas (Éxodo 3:14; Josué 1:1; Jueces 6:18; 1 Samuel 3:11; 2 Samuel 2:1; Job 40:1; Isaías 7:3; Jeremías 1:7; Hechos 8:26; 9:15 – es solo un pequeño ejemplo). No hay una razón bíblica por la que Dios no pudiera hablar a una persona audiblemente en la actualidad. Con todo, los cientos de veces que la Biblia registra a Dios hablando, debemos recordar que ocurrieron a lo largo de 4000 años de la historia humana. La voz audible de Dios es una excepción, no una regla. Aún en los registros bíblicos de situaciones en las que Dios habla, no siempre está claro si se trata de una voz audible, una voz interior o una impresión mental. Dios habla a la gente en la actualidad.

Primero, Dios nos habla a través de Su Palabra (2 Timoteo 3:16-17). Isaías 55:11 nos dice, “Así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.” La Biblia registra las palabras de Dios para nosotros en todo lo que necesitamos saber para ser salvos y vivir la vida cristiana. 2 Pedro 1:3-4 declara, “Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por Su divino poder, mediante el conocimiento de Aquel que nos llamó a Su gloria y excelencia, por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia.” 

En segundo lugar, Dios habla a través de impresiones, eventos y pensamientos. Dios nos ayuda a discernir entre el bien y el mal a través de nuestras conciencias (1 Timoteo 1:5; 1 Pedro 3:16) Dios está en el proceso de adaptar nuestras mentes a Sus pensamientos (Romanos 12:2). Dios permite que ocurran eventos en nuestras vidas para dirigirnos, cambiarnos, y ayudarnos a crecer espiritualmente (Santiago 1:2-5; Hebreos 12:5.11). 1 Pedro 1:6-7 nos recuerda, “En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, – el cual aunque perecedero se prueba con fuego,- sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo.” 

Finalmente, si, parece que algunas veces Dios habla audiblemente a la gente. Resulta altamente improbable que esto ocurra con tanta frecuencia como algunas personas declaran. De nuevo, aún en la Biblia, el que Dios hablara audiblemente era una excepción y no algo ordinario. Si alguien clama que Dios le ha hablado a él/ella, siempre compara lo que dicen con lo que la Biblia dice. Dios no se contradice a Sí mismo. 2 Timoteo 3:16-17 proclama; “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” 

DevocionalesCristianos.org- Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda. 

Si Deseas Descargar el archivo en  PDF puedes hacer click aquí

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

2 comentarios

  1. Jesussalvomivida

    Yo he leeido apocalipsis y dice algo sobre la voz del señor pero me gustaria que lo analizaran:

    Apo.1.10.     Yo estaba en el Espíritu en el día del
    Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta,

    Apo.1.11.     que decía: Yo soy el
    Alfa y la Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves, y
    envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Efeso, Esmirna, Pérgamo,
    Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea.

    Apo.1.12.     Y me volví para ver la voz que hablaba
    conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro,

    Apo.1.13.     y en medio de los siete candeleros, a uno
    semejante al Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y
    ceñido por el pecho con un cinto de oro.

    Apo.1.14.     Su cabeza y sus cabellos eran blancos como
    blanca lana, como nieve; sus ojos como llama de fuego;

    Apo.1.15.     y sus pies semejantes al bronce bruñido,
    refulgente como en un horno; y su voz como estruendo de muchas aguas.

    Apo.1.16.       Tenía en su diestra
    siete estrellas; de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro
    era como el sol cuando resplandece en su fuerza. Y lo que ustedes hacen mencion al ultimo es de la escritura que lo reafirma en revelaciones o apocalipsis Cap. 1:11

  2. Vidal Efigenia

    Gracias por los devocionales de hoy que Dios le bendiga, y que sea Dios verás y todo hombre mentiroso. Es notorio cuan gran amor tiene El Señor para con sus elegidos que solo él sabe hasta donde transformarnos para bien nuestro. Gracias padre.Que el Espiritu Santo le guie y se manifieste  cada día más en ustedes .

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

11 Compartir
Comparte10
WhatsApp
Tweet
+11
Pin
Comparte