¿Cómo Puedo Saber algo, Si No lo he Visto?

¿Cómo Puedo Saber algo, Si No lo Vi?

“Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve” (Hebreos 11:1).

Un médico, completamente indiferente a las cosas de Dios, discutiendo con un pastor, dijo que no tenía alma. Él preguntó al ministro: “¿Usted ya vio su alma?” “No”,contestó el ministro. “Entonces, ¿como usted sabe que tiene una alma?” “¿Usted ya vio el dolor?” “No”, contestó el médico. “¿Cómo usted sabe qué existe el dolor?”

Hay personas que solo consiguen ser felices si pueden ver sus sueños ya realizados. No saben esperar, no saben se controlar, no saben que hay tiempo para todo en este mundo. Mientras aguardan, murmuran; mientras no ven los resultados,maldicen sus días; mientras su vez no llega, se lamentan cual si fuesen las más infelices criaturas de la tierra.

Feliz es quien consiga creer, mismo antes de ver las cosas acontecer. Como es bueno mirar para lo alto y alabar a Dios por la paz que luego vendrá. Como es gratificante adorar a Dios por el sol que volverá a brillar después de la tempestad.

Como es estimulante esperar la bendición prometida, aun cuando ella demore un poco a llegar. Quien cree es muy feliz. Quien crea no se acongoja. Quien crea duerme tranquilo, sabiendo que el día de mañana traerá la felicidad anhelada.

Yo no vi el amor del Señor por mí cuando andaba perdido por el mundo, pero yo lo sentí y creí que mi vida tomaría un nuevo rumbo. ¡Y cómo cambió! Era infeliz con lo que veía y encontré la felicidad cuando creí y me entregué a lo que no veía.

Yo no vi solución para mí cuando me quedé ciego y, luego a continuación, viudo, teniendo aún dos hijos muy jóvenes para cuidar. Yo no vi solución pero, sentí que la esperanza era más fuerte de lo que dejé de ver. El Señor cuidó de mí, cuidó a mis hijos, cuidó mi casa, me mostró un mundo nuevo, lleno de belleza que yo solo podía ver con los ojos espirituales. ¡Valió la pena! Yo no vi pero sabía, por la fe, que mi vida sería de plena de felicidad.

Tú también puedes, así no lo veas, saber que Dios tiene una gran bendición para tu vida.

Paulo Barbosa

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Un comentario

  1. Bendiciones hermanos sigan adelante es de gran ayuda poder leer y refleccionar 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

88 Compartir
Comparte87
WhatsApp
Tweet
+11
Pin
Comparte