Capeando el temporal financiero. Parte 3

Finanzas BibliaCapeando el temporal financiero. Parte 3

“…HEMOS COMIDO Y NOS HEMOS SACIADO, Y NOS HA SOBRADO MUCHO…” (2 Crónicas 31:10)

El Dr. Norman Vincent Peale era un joven ministro del evangelio durante la Gran Depresión. Su salario había sido recortado dos veces. Recuerda así: “Todo el mundo estaba asustado y deprimido. Los negocios iban a pique y nadie podía pedir dinero prestado. La presión fue en aumento y por primera vez me sentí aterrorizado. Le dije a mi esposa: ‘Estamos en una situación crítica. No podemos pagar las facturas, ¿qué vamos a hacer? Su respuesta me desconcertó: ‘Vamos a empezar a diezmar.’ ‘¿Diezmar?, ¿con qué?’ dije yo, ‘Es imposible.’ ‘No es imposible, sino esencial’ fue su respuesta. Vamos a arreglárnoslas con el 90 por ciento de tu suelo. Diezmar es una acto de fe y si tenemos fe como un grano de mostaza, nada será imposible.” Y acertó; nos las arreglamos. No fue que de repente el dinero nos lloviera del cielo, pero siempre tuvimos lo suficiente. Además, el hecho de diezmar consiguió calmar mis temores y estimular mi mente. Hay una reserva de abundancia que se desata cuando se obedece la ley de Dios.”

Dice la Biblia: “La bendición del Señor es la que enriquece, y no añade tristeza con ella” (Proverbios 10:22). Dios no depende de la economía para bendecirte. Cuando lo honras con tus diezmos y ofrendas, Dios dice: “…Os abro las ventanas de los cielos y derramo sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. Reprenderé también por vosotros al devorador…” (Malaquías 3:10-11). En el Antiguo Testamento, el pueblo de Dios comenzó “a traer las ofrendas a la casa del Señor”, y el resultado fue: “…Hemos comido y nos hemos saciado, y nos ha sobrado mucho…” (2 Crónicas 31:10). ¿Por qué sucedió? Porque el Señor había bendecido a su pueblo. ¿Vas a depender de la economía del hombre o de la bendición de Diosí ¡Tú decides!

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Cristianos

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Un comentario

  1. Sara-la-no-dura@hotmail.com

    NECESITO PAZ EN MI CORAZON, PORQUE ME SIENTO MUY DEPRIMIDA DESDE HACE VARIOS MESES, CREO QUE SOLO LA ORACION DE TODOS USTEDES PODRIA AYUDARME

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

77 Compartir
Comparte76
WhatsApp
Tweet
+11
Pin
Comparte