Evite los grandes fracasos en su vida

Evite los grandes fracasos en su vida

Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón; los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza. – Efesios 4:17-19

Hay una estrategia sutil que Satanás utiliza para controlar nuestra vida. La Biblia lo llama “lascivia”, y significa “apetito sin límites de algo”.

Se ha dicho que la lascivia es inmoralidad extrema; sin embargo, no empieza de esa manera extrema. Al principio, la lascivia empieza con algunos pensamientos que parecen inocentes, pero luego esos pensamientos se multiplican más y más hasta convertirse en pecados graves.

Por ejemplo, una tarde, cuando tenía como nueve años, me dejé llevar por el deseo de maldecir. Sabía que no debía hacerlo, pero sin embargo lo hice. Tenía un pariente que era tan bueno para maldecir al estilo del este de Texas que yo creía que él había inventado el maldecir. Yo tenía curiosidad y quería ver qué se sentía.

Cuando por fin me despojé de toda restricción y empecé a soltar maldiciones, cierto mal empezó a entrar en mi mente, y eso me afectó mucho por 20 años. Cierta ley fue puesta en marcha y, como resultado, mi carne empezó a apoderarse de mí.

No deje que Satanás se valga de la lascivia para perjudicarle. Decida tanto en su mente como en su corazón obedecer a Dios en las cosas pequeñas. Usted podrá evitar los grandes fracasos y disfrutar las grandes victorias si anda en el Espíritu de Dios un paso a la vez.

Efesios 4:22-31

4:22 En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos,
4:23 y renovaos en el espíritu de vuestra mente,
4:24 y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.
4:25 Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros.
4:26 Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo,
4:27 ni deis lugar al diablo.
4:28 El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad.
4:29 Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.
4:30 Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.
4:31 Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia.

Kenneth Copeland

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Cristianos

Ministerios Devocionales Cristianos.org – llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

2 comentarios

  1. Gracias por cada palabra que el espiritu santo a puesto sobre ti que Dios le siga revelando su poder para expresarlo al pueblo de los gentiles.

  2. gracias a DIOS por que encontre esta pag. ahora estoy suscrita y me llegan todos los dias sinfallar los devocionales que son de mucha ayuda ami vida espiritual….como cristianos muchas veces estamos dispuestos a servir 100% a Dios ,pero como humanos estamos siempre con la tentacion a disposicion …….y pensamos vencerlas on nuestra fuerza propia ,pero es imposible sin Dios…..y estos mensajes que llegan adiario….justo a tiempo……

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

200 Compartir
Comparte196
WhatsApp
Tweet
+14
Pin
Comparte