LOS NOMBRES DE DIOS – PARTE 4

LOS NOMBRES DE DIOS – PARTE 4

CAPÍTULO IV

EL OLAM

Vivimos en un mundo que cambia a un ritmo vertiginoso. En los últimos cuarenta y cuatro años por ejemplo, se han escrito más libros que los que se escribieron desde el año 1 hasta 1950. Los descubrimientos en todas las áreas del saber son tantos, que ni bien algún descubrimiento es publicado, se hace obsoleto, porque algún otro nuevo descubrimiento lo eclipsa. Es increíble el ritmo de crecimiento en estas últimas décadas. No más de 50 años atrás tomaba como una semana cruzar el Océano Atlántico, hoy se lo puede cruzar en unas tres o cuatro horas en alguna de esas aeronaves supersónicas. Al vivir en un mundo tan cambiante, uno se pregunta: ¿Existe algo que sea estable? ¿Algo que no cambie en el transcurso del tiempo? Ciertamente ¡sí! Y justamente de esto nos habla uno de los nombres que Dios ha escogido para revelarse a la humanidad y eso será el tema de este análisis.

Vayamos a otro nombre compuesto con EL. Recordemos que EL significa Fuerte o Poderoso. Este nombre, se usaba tanto para dioses paganos como para el único Dios Verdadero. Cuando se usaba este nombre para describir al verdadero Dios se añadía algún calificativo y fue así como surgieron los nombres compuestos con EL.

Ya hemos estudiado el significado de El Elyon, Dios Altísimo y El Shaddai, Dios Todopoderoso o Dios Todo suficiente. Ahora vamos a estudiar el nombre El Olam.

La palabra Olam, tiene básicamente dos significados. Primero, eternoQuizá lo que mejor describe el concepto de eterno es sin comienzo ni fin. El Dios verdadero es un Dios que no tuvo comienzo y que no tendrá fin. Un Dios que no cambia con el paso del tiempo. ¿Qué grandioso sería no ser afectados por el tiempo, verdad? Imagínese, ser joven para siempre. Así es Dios. Pero lamentablemente nosotros, seres humanos, somos afectados negativamente con el paso del tiempo, por eso el tiempo es un concepto que tiene mucho sentido para la humanidadEsto lo sabemos muy bien cada uno de nosotros.

Pero Dios no es afectado en lo absoluto por el tiempo. Él simplemente existe. Siempre se mantiene joven y lozano. Por tanto, quite de su mente la idea de un Dios de larga barba y rostro arrugado que se pasa la vida sentado en una silla mecedora. No, El Olam, Dios Eterno no tuvo comienzo y no tendrá fin, siempre es joven. Los años no pasan sobre él así como pasan sobre nosotros.

El segundo significado de la palabra Olam es encubierto o escondido. El Dios Verdadero es un Dios encubierto o escondido. Por supuesto que ciertos aspectos de su carácter y su obra nos han sido revelados, pero jamás debemos pasar por alto el hecho que aún así, el Dios verdadero es mucho más que lo que él mismo ha revelado y lo que nosotros podemos comprender. Deuteronomio 29:29 dice: “Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; más las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley.” Dios tiene cosas secretas, que en su soberanía no nos ha dado a conocer. Saber esto es de gran consuelo para mí, porque no tengo temor al confesar que existen no pocas, sino muchas cosas, acerca de la persona de Dios y de su obra, que simplemente no entiendo. Permítame un solo ejemplo. Puedo enunciar la doctrina de la Trinidad, pero no la entiendo a cabalidad, y no hay ser humano que la pueda entender en su totalidad. Esto cae dentro de lo que todavía está guardado en secreto en la mente de Dios, algún día lo entenderé, pero por ahora no. Lejos de desanimarme por no entender lo secreto de Diosme gozo sabiendo que tengo un Dios que es más que lo que mi mente puede entender.

Algunos han tropezado en este escollo y como no han podido descifrar a Dios, se han inventado su propio dios. Uno que puede ser entendido a la perfección por sus seguidores. Un dios frágil como frágiles son los que se lo inventaron. Ellos están contentos con su dios casero, pero no es el Dios verdadero, porque el verdadero Dios, El Olam tiene algunas cosas encubiertas o escondidas que jamás las entenderemos mientras estemos a este lado del cielo. Un Dios Eterno es un Dios que no cambia con el transcurso del tiempo.

El Olam nos habla de varias características de Dios como Eterno, primeramente no cambia jamás. Él es inmutable. Malaquías 3:6 dice: “Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis, sido consumidos.” Dios prometió a Abraham, el patriarca de Israel, levantar de su descendencia un pueblo para su nombre. Pero por mucho tiempo los descendientes de Abraham ofendieron a Dios con ídolos y desobediencia.

Si Dios no fuera inmutable, si cambiara de acuerdo a las circunstancias, tiempo atrás que los habría consumido, pero como él no cambia, mantiene todavía su misericordia sobre ellos.

En segundo lugarsu fidelidad para con nosotros es para siempre. Lamentaciones 3:22-25 dice: “Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana grande es tu fidelidad. Mi porción es Jehová, dijo mi alma; por tanto, en él esperaré. Bueno es Jehová a los que en él esperan, al alma que le busca.” ¿No traen estas palabras un sentir profundo de seguridad? Así es la fidelidad de Dios. Un antiguo y hermoso himno dice así: “Oh Dios eterno, tu misericordia ni una sombra de duda tendrá. Tu compasión y bondad nunca faltan y por los siglos el mismo serás”Luego el coro dice: “Oh tu fidelidad, Oh tu fidelidad, cada momento la veo en mí. Nada me falta pues todo provees, grande Señor es tu fidelidad” Preciosas palabras que pálidamente describen tanto la inmutabilidad como la fidelidad de Dios. Santiago 1:17 dice: “Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.”

¡Sí! ¡Dios es fiel! Consideremos rápidamente algunas cosas importantes que él ha dicho y que por ser fiel, no va a cambiar jamás, Juan 14:16-18 dice: “Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre; el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.” El Espíritu Santo nos fue dado el momento que recibimos al Señor por fe. Jamás nos será quitado. El Olam lo ha dicho, él es fiel. No debe haber temor de perder el Espíritu Santo o perder la salvación que es lo mismo. Considere ahora esto, la primera carta a los Corintios 10:13 dice: “No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.”

Probablemente Ud. está siendo fuertemente probado este mismo instante. Quizá le parece que está sufriendo más allá de lo que Ud. puede soportar y esto está trayendo amargura y resentimiento en su corazón contra Dios. Pero El Olam ha dicho que Ud. no va a ser probado más de lo que Ud. puede resistir. Dios no falta a su palabra, porque él es fiel, así que adelante, anímese, Ud. puede resistir la prueba.

Confíe que El Olam le sacará de la prueba cuando haya logrado en Ud. lo que él busca. Fíjese en esto, Filipenses 4:19: “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.” A lo mejor, hoy mismo Ud. no tiene nada para satisfacer sus mínimas necesidades materiales. El Olam ha dicho que él va a suplir lo que haga falta para cubrir sus necesidades básicas. Confíe en Dios. El Salmos 37:25 dice: “Joven fui, y he envejecido, y no he visto justo desamparado, ni su descendencia que mendigue pan.” Son palabras de un Dios fiel, un Dios eterno que siempre cumplirá con sus promesas. Esto es sólo una muestra de lo que El Olam ha dicho, por su mismo carácter, Dios lo va a cumplir. A nosotros nos queda solamente confiar en él.

En medio de un mundo tan cambiante, nos pueden fallar nuestros amigos, nuestros familiares, nuestros líderes espirituales, nuestros gobernantes, nuestra economía, nuestra salud, y cualquier otra persona o cosa.Pero hay uno que jamás falla, porque él no cambia. El Olam, Dios eterno.

Por: Ps. David Logacho

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Cristianos

Ministerios Devocionales Cristianos.org – llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

102 Compartir
Comparte100
WhatsApp
Tweet
+12
Pin
Comparte