Habla como Dios habla – Marcos 11:23

Habla como Dios – Marcos 11:23

Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho. – Marcos 11:23

Jesús no dijo que le dijéramos algo a Dios en cuanto al monte, sino que le dijéramos directamente al monte lo que queremos que haga.

Desde el punto de vista humano, eso parece una insensatez. Pero 1 Corintios 1:27 dice que Dios ha escogido lo insensato del mundo para confundir a los sabios. Al mundo siempre le va a parecer una insensatez cuando un creyente habla como si lo que Dios ha prometido fuese una realidad, especialmente cuando esas promesas parecen contradecir la evidencia física a nuestro alrededor. Pero si usted quiere seguir derrotando al enemigo, esa es la manera en que deberá hablar.

La Biblia dice que Dios mismo habla de esa manera. En Romanos 4:17 dice que Dios “llama las cosas que no son, como si fuesen”. Dios no espera hasta que las cosas estén en orden para hablar, sino que las cosas se ponen en orden porque Él habla. Usted puede hacer lo mismo si hace que sus palabras estén de acuerdo con las de Dios y las confiesa con su boca por la fe.

“Pero, ¿y si nada sucede después de hablar? – pregunta usted – ¿Qué pasa si la situación no cambia al momento?” Cuando Jesús le habló a la higuera en Marcos 11:14, no regresó después para ver qué había pasado. Cuando le habló, Él lo consideró hecho.

Siga el ejemplo del Señor. Deje que su fe hable. Diga lo que está de acuerdo con la Palabra de Dios.

Marcos 11:12-23

11:12 ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión? 
11:13 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?
11:14 Estaba Jesús echando fuera un demonio, que era mudo; y aconteció que salido el demonio, el mudo habló; y la gente se maravilló.
11:15 Pero algunos de ellos decían: Por Beelzebú, príncipe de los demonios, echa fuera los demonios.
11:16 Otros, para tentarle, le pedían señal del cielo.
11:17 Mas él, conociendo los pensamientos de ellos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado; y una casa dividida contra sí misma, cae. 
11:18 Y si también Satanás está dividido contra sí mismo, ¿cómo permanecerá su reino? ya que decís que por Beelzebú echo yo fuera los demonios. 
11:19 Pues si yo echo fuera los demonios por Beelzebú, ¿vuestros hijos por quién los echan? Por tanto, ellos serán vuestros jueces. 
11:20 Mas si por el dedo de Dios echo yo fuera los demonios, ciertamente el reino de Dios ha llegado a vosotros. 
11:21 Cuando el hombre fuerte armado guarda su palacio, en paz está lo que posee. 
11:22 Pero cuando viene otro más fuerte que él y le vence, le quita todas sus armas en que confiaba, y reparte el botín. 
11:23 El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama.

Kenneth Copeland

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Cristianos

Ministerios Devocionales Cristianos.org – llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

147 Compartir
Comparte147
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte