La Definición Bíblica de La Fe

el-paso-de-fe-La Definición Bíblica de La Fe

La definición más conocida Bíblicamente sobre la fe es:
“Tener fe es tener la plena seguridad de lo que se espera; es estar convencidos de la realidad de cosas que no vemos.” Hebreos 11: 1

Quizás el problema mayor al hablar de fe, no sea el significado de la misma, su alcance, su concepto, ni siquiera el tenerla o no; el problema más básico se trate sobre quién está sustentada dicha fe.

La fe no se trata de un buen deseo o un anhelo positivo sobre una situación determinada, no se trata de una persona física en particular o alguna religión. La fe no actúa en consecuencia de alguno de estos puntos. Tampoco es una especie de “amuleto de la buena suerte” como piensan algunos.

Para poder hablar en una base firme sobre la fe, debemos hac er un paso más atrás y hablar de la persona sobre la cuál debe estar fundada nuestra fe.

La fe salvadora, la fe viva, la fe que actúa; es la que está cimentada en Dios. Por lo tanto, en primera medida es imprescindible conocer el carácter, los atributos y principalmente lo que Él espera de nosotros, para no poner nuestra fe sobre situaciones y elementos que no están dentro de la voluntad del Padre y así vernos desilusionados de no obtener el resultado, no por la inoperancia de nuestro Dios, sino por tener equivocada la visión de lo que realmente implica tener fe verdadera.

Las misericordias de Dios son infinitas, los atributos que demuestran su personalidad absolutamente bondadosa abundan en Su Palabra. Pero también, es un Dios que se ha enojado y ha reaccionado por las inconductas humanas.

Desde el principio, Dios tenía un plan perfecto para el hombre, siempre quiso lo mejor, le preparó la tierra sin nada, le delegó autori dad y un propósito y su mayor deseo era convivir con el ser humano, ser su Dios y compartir con el mismo, la eternidad, pero mientras Dios anhelaba esta vida, el ser humano rompía relaciones, tomaba decisiones independientes de Dios y se alejaba continuamente. Desde el principio ha sido así y ahora también lo es. Y así como esta especie de círculo vicioso se da en la historia de la humanidad, Dios ha continuado su plan de reconciliación, con el punto cúlmine de la muerte en la cruz de su propio hijo, Jesucristo, y podemos afirmar que esta muerte es más trascendente aún, Dios mismo murió, para que nosotros vivamos.

Estábamos perdidos, destinados a una muerte eterna. Y una vez más, Dios estiró su mano, Él mismo descendió a la muerte y la venció. Estamos recuperados, el boleto de Salvación está en la punta de sus dedos estirados, mientras nosotros continuamos en el pozo. Es simple, lo tomamos y lo dejamos. Y aquí está el primer paso de fe. ¿Le creo en su promesa d e darme vida? ¿Le creo que Él venció a la misma muerte para que yo sea salvo? ¿Le creo que me ama? ¿Le creo que me hizo desde el vientre de mi madre por un propósito?

Cuando reconocemos que solos no podemos salir de ese pozo, que el peso del pecado nos tiene unidos al fondo del abismo, que solos no podemos, cuando le creemos, cuando nos tomamos de su mano, cuando aceptamos salir a la luz, cuando le decimos sí, ¡Entonces nos reconciliamos nuevamente!

¡Hemos dado el PRIMER PASO DE FE!

Si he comprendido mi insuficiencia como ser humano de salvarme a mi mismo, si he aceptado mi culpa de pecado y tomé el regalo, la Gracia de Dios, si la muerte de Jesucristo en la cruz ha sido reconocida por mi, si Cristo el Salvador ha entrado en mi vida, es entonces cuando, de acuerdo a su promesa, el Espíritu Santo mora en nuestras vidas. Dios mismo, con todos sus atributos, todos suyos en nosotros. No de nosotros, Él mismo morando en nuestras vidas, lleván donos de su mano.

Ahora comienza el vivir por fe, el continuar creyendo en Él, esperar descansados lo que tiene para nuestras vidas. Sabiendo que si necesito algo, si tengo dudas, si me siento solo, si tengo temor; Él está conmigo.

Dios tiene un propósito con cada uno de nosotros, aún tiene estirada su mano, aún quiere sacarte del pozo. Haz tu primer gran paso de fe, el que determina tu eternidad. El resto, dejate maravillar con lo que Dios tiene preparado para tu vida.

Noelia Escalzo

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Cristianos

Ministerios Devocionales Cristianos.org – llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

150 Compartir
Comparte150
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Comparte