La Piedra de Jacob en la Biblia

corazon-de-piedraLa Piedra de Jacob en la Biblia

“A la mañana siguiente Jacob se levantó temprano, tomó la piedra que había usado como almohada, la erigió como una estela y derramó aceite sobre ella.” Génesis 28:18 (NVI)

Jacob fue un mentiroso toda su vida. Le cambia a su hermano su herencia por un plato de lentejas. Y luego, ayudado por su madre, le roba la bendición patriarcal. Le miente a su padre, se hace pasar por su hermano y le roba la preciosa bendición que Isaac tenía reservada para su hijo mayor.

Después de semejante hecho, tiene que huir de su casa y buscar refugio en la casa de su tío. El mentiroso sale rápidamente y no lleva mucho equipaje. No se registra ninguna virtud de él en estos años. Y siempre da la sensación de querer aprovecharse, sacar ventaja, conseguir un beneficio a costa del otro. Una noche duerme sobre el pasto, y toma una piedra para que sea su almohada. Fue esa noche cuando Dios se le presenta en una visión. Ángeles subían y bajaban del cielo por una escalera que llegaba hasta donde Jacob estaba.

Y vio a Dios mismo a su lado, quien le afirma la promesa dada a su abuelo Abraham. El mentiroso tuvo un encuentro personal con Dios, quien le confirmó su bendición, cuidado y prosperidad. Al despertarse, Jacob no podía creerlo. Y consciente de lo que había sucedido derrama aceite sobre su almohada (que era una piedra).

No tenía muchos bienes ni había supermercados cerca para aprovisionarse. Pero este hombre cambió y bendijo el lugar donde había dormido, porque había encontrado a Dios. No le importó su pobre situación, supo bendecir su presente, porque Dios le prometió bendición para su futuro.

A veces nosotros maldecimos y nos quejamos por lo que nos toca vivir. Nos quejamos por la piedra que tenemos por almohada. ¿Cuál es la tuya hoy? ¿Qué es lo que te molesta? ¿Qué te gustaría cambiar? Dios vuelve a decirte hoy que su Gracia es para vos. Él quiere bendecirte. Pero para hacerlo tenés que cambiar primero.

Antes de recibir la bendición, vas a tener que ungir tu piedra. En lugar de quejarte por lo que toca vivir, es tiempo de agradecer a Dios por lo que va a venir. Y dormir feliz sobre tu almohada incómoda. Dios sabe que necesitas, y como sos un hijo del Rey, vas a recibir lo necesario para tener una vida abundante.

REFLEXIÓN – Derramá tu aceite sobre tu piedra hoy.

Un gran abrazo y bendiciones

Dany

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Cristianos

Ministerios Devocionales Cristianos.org – llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

150 Compartir
Comparte147
WhatsApp
Tweet
+13
Pin
Comparte