Cristo en nosotros la esperanza de Gloria

cristo en nosotrosCristo en nosotros la esperanza de Gloria

A quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria. – Colosenses 1:27

Hace algunos años, estaba orando en nuestra pequeña casa en Tulsa, Oklahoma. Caminaba de un lado para otro, confesando 1 Juan 4:4: “porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo”. ¡Mayor es Él! ¡Mayor es Él! De repente, fui lleno de conocimiento revelado y dije: “¡Oh! ¡Dios está en mí!”

Eso me impresionó tanto que sentí como si alguien me hubiera golpeado con un trapo mojado. Entonces comencé a pisotear por toda la casa. De pronto, dejé de ser el pobre predicador que vivía en esa casucha. ¡Yo era la morada del Dios Altísimo! Eso cambió mi manera de pensar en cuanto a muchas cosas. Vi mis manos y pensé: “Sus dedos están en mis dedos”. Vi mis piernas y dije: “Sus piernas están en mis piernas. Sus pies están en mis pies. Si ando en peligro, Él anda en peligro”.

Ahora, cuando oigo a la gente decir: “Hermano Copeland, mis oraciones no suben más allá del techo de mi casa”, deseo contestarles: “¿Más allá del techo? No tienen que ir más allá de su nariz, porque Él está en usted. El Autor de sus oraciones y de su fe, Jesús de Nazaret, vive en usted. ¡Aleluya!”

Algunos creen que para ser lleno del Espíritu Santo hay que recibir el bautismo en el Espíritu Santo. Pero no es así. El Espíritu Santo entró en su vida cuando usted recibió a Jesús como su Señor, cuando nació de nuevo. Ser bautizado en el Espíritu Santo es otra cosa: es recibir el poder del Espíritu para ministrar (Hechos 1:8).

Eso quiere decir que aunque haya nacido de nuevo hace dos segundos, Jesús está en usted. Él vive dentro de usted, y estará ahí para siempre. ¿Entiende bien eso? Si se pone a pensar y a meditar en esa verdad, podrá recibir revelación en cuanto a eso como yo la recibí. Y esa revelación empezará a llenar su espíritu, y con el tiempo cambiará toda su vida.

“… como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, y seré su Dios, y ellos serán mi pueblo” (2 Corintios 6:16). Jesús está en usted. Esa es la verdad más gloriosa de la Palabra de Dios. Deje que esa verdad cobre vida en usted hoy.

Colosenses 1:13-27

Kenneth Copeland

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Cristianos

Ministerios Devocionales Cristianos.org – llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

243 Compartir
Comparte237
WhatsApp
Tweet
+16
Pin
Comparte