Independencia financiera en la vida Cristiana

independencia personalIndependencia financiera en la vida Cristiana

“YO LES DARÉ NUEVA VIDA. HARÉ QUE CAMBIEN SU MANERA DE PENSAR…” (Ezequiel 36:26 TLA)

El vecino Millonario, un libro éxito de ventas, habla de dos personas que viven en la misma calle, en casas parecidas y con trabajos similares. Pero a la edad de cincuenta años, uno tiene gran solvencia financiera y el otro se está ahogando en deudas. El problema del segundo, entonces, no es falta de dinero, sino de planificación y de disciplina a la hora de comprar. Su lema ha sido: ‘Quiero esto ¡y ahora!’ Muchas veces asociamos la felicidad con gastar. Entonces, si nos sentimos un poco decaídos, nos vamos de compras. Seguro que cuando recibiste tu última paga extraordinaria o la devolución de los impuestos lo primero que pensaste fue ‘¿En qué me lo voy a gastar?’ ¡Reconócelo! Nos dice el apóstol Pablo: “No os amoldéis a los usos y costumbres propios de este mundo; antes bien, procurad que vuestra mente renovada…” (Romanos 12:2 CST). En el tema de las finanzas, tienes que pedir a Dios que te dé los “deseos apropiados”. Decía Robert Orben: ‘Todas las mañanas consulto la lista de las personas más ricas de los EE.UU. en la revista Forbes; si mi nombre no aparece en la misma, ¡entonces me levanto y me voy a trabajar!’

Nos dice la Biblia: “… No menosprecien estos modestos comienzos…” (Zacarías 4:10 NTV). Las grandes cosas son la culminación de las pequeñas. He aquí unas pautas para la prosperidad: Da a Dios el diezmo de tus ingresos, ahorra otro 10 por ciento y vive con el resto (Proverbios 3:9). A medida que se aumenten tus ingresos, invierte el 50 por ciento de ese incremento en una cuenta, a la que puedes llamar “cuenta de libertad financiera”. Una vez que dejas de gastar hasta el último céntimo y empiezas a ahorrar, se produce una dinámica interesante. Ese acto de disciplina de ahorro, aunque sean pequeñas cantidades, te dará más tarde seguridad financiera y tranquilidad espiritual y emocional. Según un conocido teólogo: “La raíz de la disciplina está en el respeto a uno mismo y en el dominio propio. Al negarte a ti mismo, sentirás que tu sentido de dignidad se acrecienta.’ En cuanto al dominio propio, además de ayudarte a conseguir una independencia financiera, también enriquece todas las otras áreas de tu vida.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Cristianos

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Un comentario

  1. este tema sobre libertad financiera es de gran reflexión, gracias y mil bendiciones.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

162 Compartir
Comparte161
WhatsApp
Tweet
+11
Pin
Comparte