La Presencia de Dios

presencia-de-DiosLa Presencia de Dios

“¿Por qué dices, oh Jacob, y hablas tú, Israel: Mi camino está escondido de Jehová, y de mi Dios pasó mi juicio?
¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance.
El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.
Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen;
pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.”
Isaías 40:27-31

¿Has sentido alguna vez el corazón cansado? Cansado de las batallas, de las pruebas, de las esperas… ese cansancio que nos paraliza, que nos hace bajar nuestra mirada a lo que tenemos delante… que nos desenfoca de Dios y Su Verdad.
Es cierto que hay momentos en que es difícil seguir firmes en el Señor, que sentimos que ya no tenemos fuerzas para seguir, que hay montañas tan altas…y Satanás va ganando ventaja en nuestra mente… y en nuestro corazón. Pero podemos ser vencedores en medio de nuestras batallas, podemos levantar nuevamente nuestra mirada y tomar aire… y seguir en Él.

Su Presencia es la que nos da el refugio, nos sostiene y alienta. ¿Sabesí Podemos no tener muchas cosas, pero le tenemos a Él. Nada ni nadie puede quitarnos esa maravillosa realidad…¡¡ le tenemos a Él!! Dios no nos dejará nunca, Él está a nuestro lado y no nos dará más allá de lo que podamos soportar…en Él.

“Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú.
Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán . Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.
Porque yo Jehová, Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu Salvador;”
Isaías 43:1-3ª

Su Presencia es la que calma nuestros temores, disipa nuestras dudas, refresca nuestro corazón sediento de respuestas, sana las heridas del alma. Es la que nos da paz satisfaciendo el corazón angustiado cuando decidimos confiar, descansar y esperar en un Dios Soberano. Puede que las tormentas no se calmen a nuestro alrededor, pero El calmará nuestro corazón en medio de ella.

“Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová
En la tierra de los vivientes.
Aguarda a Jehová;
Esfuérzate, y aliéntese tu corazón;
Sí, espera a Jehová.”
Salmos 27:13-14

Su Presencia en mi vida, en tu vida es la que hace la diferencia. ¡Levanta otra vez tus ojos a Él, anima tu corazón en la espera en Dios, en la espera con Dios! ¡ Qué Su Palabra aliente tu vida y eleve tus pies sobre peña y te lleve a la roca que es más alta que tú!

“Oye, oh Dios, mi clamor;
A mi oración atiende.
Desde el cabo de la tierra clamaré a ti, cuando mi corazón desmayare.
Llévame a la roca que es más alta que yo,
Porque tú has sido mi refugio,
Y torre fuerte delante del enemigo.
Yo habitaré en tu tabernáculo para siempre;
Estaré seguro bajo la cubierta de tus alas.”
Salmos 61:1-4

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

170 Compartir
Comparte168
WhatsApp
Tweet
+12
Pin
Email