Inicio / Que Significa El Yugo en la Biblia

Que Significa El Yugo en la Biblia

yugo-bibliaQue Significa El Yugo en la Biblia


Yugo es un instrumento de madera al cual, formando yunta (pareja), se uncen (amarran) las mulas o los bueyes, y en el que va sujeta la lanza o pértigo del carro, el timón del arado, etc. El término proviene del latín iugum, el cual a su vez deriva de una raíz indoeuropea que aparece en el sánscrito como yug; = ‘unión’.

El propósito de enyugar o unir por ejemplo animales, es generalmente para:

a) Trabajar la tierra
b) Transporte

Siempre hay un propósito bien definido para ello. Debemos entender que una buena yunta no se da solo por el hecho de unir a dos animales a un yugo, sino que es el resultado de un largo proceso:

  1. Debe haber sido adiestrado por un instructor para ello,
  2. Las capacidades de cada animal deben haber sido identif icadas para determinar 
    sus roles y posición en la yunta y
  3. Deben aprender a trabajar y actuar como un equipo

Pero, se preguntará más alguno de ustedes, bueno y ¿qué tiene que ver todo esto con nosotros los seres humanos? 
Me he permitido hacer esta introducción sobre el yugo y las características de las yuntas para dar a entender, mejor, lo que Dios desea de cada uno de nosotros.

Para ello vamos a ir a la Santa Biblia.
En las Sagradas Escrituras encontramos cerca de 50 citas que hacen referencia a YUGO (en griego: zugos (zugov) .
Entre las muchas citas, el término se emplea en forma figurada (metáfora) y se le asocia, en un alto porcentaje, en el sentido de: “a quién o quienes obedecemos y estamos unidos.

Por ejemplo como símbolo:

? De servidumbre (por ejemplo: personas ligadas a un contrato de trabajo): 1 Ti 6:1
? De opresión (por ejemplo: exigir cosas q ue ni siquiera el que las pide las realiza): Hch 15:10
? De esclavitud o pecado (por ejemplo: hábitos o costumbres inmorales): Gal 5:1

También se usa como símbolo de unión en relaciones interpersonales:
En 2 Co. 6.14 para definir el “yugo desigual” y en Fil. 4.3 Pablo se usa como símbolo para definir a un fiel y leal compañero, como “compañero de yugo”.

Por último y utilizado por Jesús, lo hace como una invitación de unión a él mismo:
“Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.” Mt 11: 29-30

Como individuos, matrimonio, familia e iglesia, Dios nos invita a unirnos a Él en nuestro transitar por esta vida. Imaginemos que este transitar sea como tirando de una carreta; la carreta simboliza nuestra propia vida. A veces la carga es liviana y otras veces se torna muy pesada. El avance de este transitar depende básicamente de tres aspectos y que ya hemos visto en el ejemplo de las yuntas.

a) Si estamos sometidos a un instructor o maestro que nos enseña como sortear y solucionar las muy variadas y a veces muy difíciles etapas de nuestra vida.

b) De la capacidad de aprendizaje en nuestro coexistir (relaciones humanas, comunicación, amor y perdón)

c) Si los roles están bien definidos y aplicados (responsabilidades y trabajo en equipo)

Así como el domador o instructor que vimos al comienzo de esta reflexión, Nuestro Señor (Jesucristo) como instructor, desea:

  1. Enseñarnos a convivir en paz, nos socorre y ayuda cuando por alguna razón nos accidentamos (dañamos) solos o mutuamente y/o nos fatigamos. Su enfoque está primordialmente en enseñarnos a amarnos (Jn 13:34), animarnos 1 (Tes 4:18), tolerarnos y perdonarnos (Col 3:13), etc., unos a otros.
  2. Enyugados – unidos – a Él, nos comparte su maestría, experiencia y carácter (manso y humilde de corazón), De Él aprendemos nuestras responsabilidades afectivas y de convivencia (Ef 5:22-33) y también nuestras responsabilidades espirituales (Dt 4:9-13) 
  3. El propósito que mueve a nuestro instructor, es que nuestro viaje por la vida, a pesar de las circunstancias o situaciones, sea de bendición y de victoria para cada uno de nosotros; como individuos, como familia, como iglesia y como representantes suyos, también para nuestro prójimo.

Los beneficios de una vida unida a Jesús, son innumerables. Aquí algunas situaciones, por las que algunos de nosotros hemos pasado, otros estamos pasando y, quizás, algunos aún no hemos experimentado y en las cuales Él desea ayudarnos:

AFLICCION: Juan 16:33, Salmo 119:49-50
ANGUSTIA: Salmo 86:7
CANSANCIO: Isaías 40:29-31
ENFERMEDAD: Isaías 53:4-5
ESCASEZ: Filipense s 4:19, Salmo 37:25, Salmo 23:1
FRUSTRACIÓN: Romanos 8:28
INSEGURIDAD: Salmo 61:3-4
NECESIDAD: Mateo 6:31-33
SOLEDAD: Mateo 28:20
TEMOR: Isaías 41:10

LA INVITACION DEL MAESTRO:
“Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.”

!SIGUE VIGENTE!

Jesús nos invita a tomar Su yugo (unirnos a El), y aprender de Él; esto es, abandonar nuestra propia voluntad, someternos a la voluntad de Dios, contentándonos con un puesto de humildad; así será cómo hallaremos descanso para nuestra alma. Su yugo es fácil, y Su carga ligera

¿ LA ACEPTAS ?

Bendiciones
Juan Paulus

Acerca de Devocionales

Ministerios www.DevocionalesCristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

2 comentarios

  1. Monica Benavides Santos

    Cuanta dicha da saber que no estamos solos en este mundo, que Dios esta con nosotros, unirnos a Dios es lo mejor que se puede hacer, Dios toma nuestras cargas, caminemos junto a Dios a donde nos lleve.

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>