Cristiano Habla Palabras de Sanidad

palabra-de-fe-sanidad“…LA LENGUA DE LOS SABIOS SANA” (Proverbios 12:18 LBLA)

Cristiano Habla palabras de sanidad

Mathew Henry describe la gracia como “la sal que sazona nuestras palabras e impide que se corrompan”. La sal tiene dos fines primordiales: preservar y dar sabor. Por eso, cuando la Biblia dice que tus palabras deben ser “sazonadas con sal” (Colosenses 4:6), su mensaje es que éstas tendrían que preservar y no corromper, no ser nunca de mal gusto y fomentar el bienestar del prójimo. El apóstol Santiago dice: “No… puede uno sacar agua dulce de un manantial salado” (Santiago 3:12 NTV); o sea, no puedes fingir lo que está en tu corazón. No se trata de aprender a decir lo correcto, sino de tener una actitud adecuada, porque tus palabras reflejan “la abundancia del corazón” (Mateo 12:34). Dijo Salomón: “Hay quien habla sin tino como golpes de espada, pero la lengua de los sabios sana” (Proverbios 12:18 LBLA). Si no tienes cuidado, con tus dichos puedes meterte tú y a los que te rodean en toda clase de problemas.

Según un profesor bíblico: “Tenemos la capacidad de hablar palabras de fe que pueden desencadenar milagros… la fe es una ley que opera cuando proclamamos algo, ya sea para nuestro provecho o para nuestra destrucción…”. “…La lengua de los sabios sana”; lo contrario sería: “La lengua de los necios causa enfermedad”. Tú eliges. Puedes hacer que en tu corazón se albergue y por tu boca salga lo que el diablo te indica o puedes vivir en fe y recibir y hablar la Palabra de Dios, proclamando sus bendiciones. La práctica de la fe consiste en creer lo que Dios dice y confesarlo”. Así pues, empieza a hablar palabras de sanidad.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

376 Compartir
Comparte371
WhatsApp
Tweet
+15
Pin
Email