Una Madre para siempre

 

madre-para-siempreUna Madre para siempre

Quisiera enfocarme en algunos temas específicos con el propósito de acompañarlas en esta enorme responsabilidad de…

 

Ser madre

Es uno de los privilegios más grandes que Dios nos ha dado a las mujeres, pero requiere de mucho amor, dedicación, entrega, y estar conscientes de que es para siempre. Cuando los hijos son bebés, comenzamos a soñar con el día en que serán hombres y mujeres responsables, listos para enfrentarse a la vida. Cuando ya los vemos universitarios, con una carrera, el deseo más común es que pronto formen su propio nido de acuerdo a la voluntad de Dios. Sin embargo lo que no sabemos hasta ese momento es que la tarea continúa, para unas madres con mayor responsabilidad que para otras, pues a esa altura ya hay relaciones complejas en la vida del que un día fue nuestro bebé. Aunque no la mayoría, muchas madres se enfrentan a casos difíciles como hijos drogadictos o alcohólicos que maltratan a sus esposas e hijos, o incluso a ellas mismas; hijos que enfrentan una desviación sexual, o un bebé con una discapacidad física o intelectual. En estos casos en especial, pero aun en las situaciones normales, la madre tradicionalmente deja de ser ella misma, olvida sus anhelos, sus sueños y sus deseos de realización personal. Permítanme compartir con ustedes algunos consejos que tal vez les sean útiles si están sufriendo algún tipo de tristeza debido a una situación inesperada.

  • Deje atrás la tradición de la madre-abuela esclava
    Educó a sus hijos con abnegación y ahora debe educar a los nietos, quitando la responsabilidad que les corresponde a los hijos como una herencia de nuestro Dios para ellos. Dios nos da hijos en la edad adecuada.
  • Ponga a sus hijos en las manos de Dios
    Si no los ha puesto en sus manos, por favor hágalo. Sólo Él tiene el poder de hacer un cambio milagroso en ellos. No sufra más de lo debido; mal o bien, usted ya los formó. Haga una entrega formal de sus hijos a su Padre Celestial y recuerde que Él no tiene nietos.
  • Trate en lo posible de vivir una vida sana,
    en la que pueda servir con amor a los hijos, pero trabaje también por sus satisfacciones personales. Estudie alguna carrera, lea, sea más sociable, logre cosas que siempre quiso y no pudo,por ejemplo: ayudar en la Portal o Iglesia,orando , dando consejos,demostrando siempre que somos hijas de Dios¡Este es su momento!
  • No sea una madre posesiva
    Aunque hemos dicho que somos madres para siempre, esto no significa que los hijos son nuestra posesión. Ellos le pertenecen a Dios. Usted ya tuvo su tiempo para formarlos y disfrutarlos… ahora ¡suéltelos!
  • No descuide su persona por ser ya madre
    Arréglese en la medida de sus posibilidades, póngase linda para usted misma y deje que su esposo vea la mujer hermosa que usted siempre ha sido!

Conclusión:

Ser madre es una emoción muy grande e indescriptible que Dios en su sabiduría nos dio a sus vasos más frágiles, porque somos sensibles, tiernas, cariñosas, amorosas, comprensivas y mucho más. Disfrutemos este privilegio de la manera más sabia, para que realmente sea lo que Él ha querido que sea: «una gran bendición».

 

¡Felicidades Mamá!

 

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

391 Compartir
Comparte382
WhatsApp
Tweet
+18
Pin1
Email