Evítala a toda costa

evita-la-pornografia-biblia“ME NEGARÉ A MIRAR CUALQUIER COSA VIL O VULGAR…” (Salmo 101:3 NTV)

Evítala a toda costa

El faraón de Egipto, temiendo el crecimiento de la población de los israelitas, ordenó a las parteras hebreas: “Cuando parteareis a las hebreas, y mirareis los asientos, si fuere hijo, matadlo…” (Éxodo 1:16 RVA). La palabra hebrea para “asiento” es la misma que se usa para describir el torno del alfarero. Si satanás puede destruirte mientras estás en el torno, en el proceso de ser formado, habrá logrado su objetivo. Y una de sus claras estrategias hoy en día para destruir a los jóvenes y a los hombres es la pornografía. El adulterio de David con Betsabé comenzó con estas palabras: “…Vio desde el terrado a una mujer que se estaba bañando, la cual era muy hermosa. Envió David a preguntar por aquella mujer…” (1 de Samuel 11:2-3). Reflexionando sobre este lamentable episodio de su vida, David escribió tiempo después: “…Viviré con integridad en mi propio hogar. Me negaré a mirar cualquier cosa vil o vulgar…” (Salmo 103:2-3).

El periódico The Chicago Tribune publicó la noticia de un nombre llamado Joe que vivía en Rockfort, Illinois, y que dirigía un sitio pornográfico de internet. Este tenía un hijo de diez años. En el ordenador de su casa, el hombre había instalado un programa de filtro para evitar que su hijo viera cosas indebidas en internet. Joe explicó: “No es que quiera tenerlo en una burbuja, pero mi esposa y yo vigilamos sus lecturas, lo que ve en la televisión y lo que hace en el ordenador; porque tenemos la responsabilidad de ser los mejores padres posibles”. ¡Qué hipócrita! La pornografía es tan adictiva como las drogas. Implanta imágenes en tu mente que la moldean; imágenes que el enemigo puede usar una y otra vez para esclavizarte. Por eso ¡evítala a toda costa!

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

0 Compartir
Comparte
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Email