La Biblia y el Dominio Propio

dominio-propio-bibliaTener dominio propio

“Hombre necesitado será el que ama el deleite,
el que ama el vino y los ungüentos no se enriquecerá”.

Proverbios 21.17

El problema no son los deleites, sino el amor a ellos, por eso el versículo aclara que hombre necesitado será el que ama los deleites, porque al amarlos perdés la objetividad en tu economía.

No está mal desear cosas en la vida, lo que no hay que hacer es amarlas para poder ubicarlas en el lugar correcto, sin terminar en la pobreza a causa de ellas.

El no amar a los deleites nos permite prescindir de alguno de ellos en pro de un objetivo a cumplir en nuestra vida, y esto hará que puedas crecer económicamente.

  • Prescindir de vacaciones a cambio de comprar mi casa.
  • Prescindir de esparcimiento a cambio de estudiar una carrera.
  • Prescindir de un vehículo a cambio de realizar un microemprendimiento.
  • Prescindir de tiempo libre a cambio de desarrollar un ministerio.

Para crecer económicamente y en cualquier orden de la vida se necesita tener un sentido de recompensa y no de gratificación.

La recompensa implica sacrificio, pero produce resultados perdurables, mientras que la gratificación es inmediata, pero produce resultados intrascendentes.

La diferencia entre los que crecen económicamente y el resto, es que los que crecen económicamente se dan los gustos al final, mientras que el resto se los da al principio.

No es que no disfrutan de los deleites, sino que lo saben hacer en el momento oportuno, se van de vacaciones, después de haber comprado su casa; salen a pasear, después de haber estudiado; compran un vehículo, después de tener un negocio rentable; y disfrutan del tiempo libre después de haber servido a Dios.

Para crecer económicamente es imprescindible ser alguien de carácter, por eso hay gente que habiendo dispuesto de una casa gratis durante años no supo ahorrar durante ese tiempo para comprar la propia.

Si hubieran tenido el carácter para haber hecho de cuenta que tenían que pagar un alquiler y hubieran guardado ese dinero, hoy serían propietarios y no tendrían que alquilar o seguir viviendo “de prestado”.

No te olvides que el que ama los deleites será siempre un hombre necesitado, es decir, no podrá crecer económicamente ni en ninguna otra área de su vida.

Yo bendigo tu vida para que puedas desarrollar dominio propio, disfrutando de las cosas pero siendo objetivo en el lugar que le asignás a las mismas, teniendo carácter para poder buscar la recompensa y renunciar a la gratificación.

Pastor David Gonzalez

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

77 Compartir
Comparte75
WhatsApp
Tweet
+12
Pin
Email