NO PROVEÁIS PARA LOS DESEOS DE LA CARNE

deseos-de-la-carne-biblia“…NO PROVEÁIS PARA LOS DESEOS DE LA CARNE.” (Romanos 13:14b)

“I keep a close watch on this heart of mine (Miro atentamente a mi corazón), I keep my eyes wide open all the time (Mantengo los ojos bien abiertos todo el tiempo).”

Bonita canción, ¡y aun mejor teología! La locura hace las mismas tonterías que otros hacen, esperando mejores resultados. ¡date prisa! David se enredó con la
esposa de otro hombre y acabó con la conciencia manchada, su reputación arruinada, y dos familias destrozadas. ¡Escápate de la trampa mientras puedas!
¿Parece esto pasado de moda? Procura hablar con algunos de aquellos que pensaron que “iban a salir impunes”. Pagaron “la broma” tan cara que ahora ni se atreven hablar de ello, por ejemplo con:

(1) el miedo. “Lo que el impío teme, eso le vendrá…” (Proverbios 10:24);

(2) la falta de confianza: “…si nuestro corazón no nos reprende, confianza tenemos en Dios” (1 Juan 3:21);

(3) el remordimiento: “He aquí yo he hecho neciamente, y he errado en gran manera” (1 Samuel 26:21b).

Salomón lo tenía todo: una casa cuya construcción le llevó trece años, cuarenta mil establos para sus caballos, una flota de barcos, mil mujeres hermosas, y más dinero del que podía gastar en diez vidas. Sin embargo, acabó dando la espalda a Dios y a los mismos consejos que dio a otros. ¿Por qué? ¡Porque le faltó disciplina personal! Así hace él mismo el resumen de su vida:

(a) “No negué a mis ojos ninguna cosa…” (Eclesiastés 2:10);

(b) “…aborrecí todo mi trabajo que había hecho…” (Eclesiastés 2:18);

(c) “Mejor es el muchacho pobre y sabio, que el rey viejo y necio que no admite consejos” (Eclesiastés 4:13).

¡Eh, date prisa!

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

186 Compartir
Comparte174
WhatsApp
Tweet
+112
Pin
Email