¿Quieres agradar a Dios? – Parte 1

agradar-a-Dios“… COMPROBANDO LO QUE ES AGRADABLE AL SEÑOR” (Efesios 5:10)

¿Quieres agradar a Diosí – Parte 1

“…Noé halló gracia ante los ojos del Señor” (Génesis 6:8). ¿Quieres agradar a Diosí Haz lo que hizo Noé:

1) Confió totalmente en Dios

Escucha: “Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvaría; y por esa fe condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe“ (Hebreos 11:7). Noé nunca había visto la lluvia. Vivía a cientos de kilómetros del océano más cercano. Aunque llegara a aprender a construir un barco, ¿cómo haría para llevarlo al agua? ¿Y cómo hacer para recoger a todos esos animalesí Durante ciento
veinte años, fue el hazmerreír de todos. A pesar de eso, confió en Dios… ¡y sobrevivió a todos los que le criticaron!

(2) Obedeció a Dios incondicionalmente

Escucha: “Noé… todo lo hizo conforme a lo que Dios había mandado” (Génesis 6:22). La obediencia no dice: “Ya oraré por ello”. ¡La obediencia pospuesta es desobediencia! El Señor no te debe ninguna explicación. El entender puede esperar, ¡pero no el obedecer! La obediencia inmediata te enseñará más acerca de Dios que una vida entera de debates bíblicos. De hecho, nunca entenderás algunas órdenes hasta que las hayas obedecido primero. A veces intentamos la obediencia parcial: “Voy a ir a la iglesia pero no me involucraré. Leeré la Biblia pero no voy a perdonar al que me hirió”. Sé genuino: ¡la obediencia parcial es desobediencia! Santiago dijo: “…el hombre es justificado por las obras y no solamente por la fe” (Santiago 2:24). ¿Por qué es la obediencia tan importante para Diosí Porque su Palabra dice: “Si me amáis, guardad mis mandamientos” (Juan 14:15). Cualquier otra cosa, no es más que un capricho pasajero.

“…ÉL APRUEBA SU CAMINO” (Salmo 37:23b)

Después del diluvio, Dios le dijo a Noé: “Fructificad, multiplicaos y llenad la tierra… Todo lo que se mueve y vive os servirá de alimento, lo mismo que las legumbres y las plantas verdes” (Génesis 9:1,3). El Señor le dijo a Noé: “¡Es hora de continuar tu vida! Haz las cosas para las que te creé. Haz el amor. Ten hijos. Cultiva el campo. Come bien. Destaca en los negocios. Sé lo mejor que puedas”. 

¿Piensas que sólo complaces a Dios cuando estás realizando “actividades espirituales”, como leer la Biblia, ir a la iglesia, orar, o compartir tu fe? No, Dios disfruta de cada detalle de tu vida, tanto si estás trabajando, jugando, descansando o comiendo; siempre está presente: “…Él aprueba su camino” (Salmo 37:23b). Cualquier actividad humana excepto el pecado se puede llevar a cabo para complacer a Dios – ¡siempre que lo hagas con una actitud de agradecimiento! Puedes fregar platos, trabajar en una fábrica, vender coches, crear un programa de ordenador, cultivar el campo, o formar una familia para la gloria de Dios. Como un padre orgulloso de sus hijos, Él se complace al ver que usamos los talentos y las habilidades que nos ha concedido.

En la película “Carros de Fuego”, Eric Lidell afirmó: “Creo que Dios me creó con un propósito, pero también creo que me hizo veloz, y cuando corro, siento que Le agrado”. No existen habilidades carentes de espiritualidad, sólo habilidades mal utilizadas. Así que, empieza a utilizar las tuyas para agradar a Dios.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

24 Compartir
Comparte24
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Email