¿Cómo Proteger tu congregación o Iglesia? – Parte 3

congregacion-cruz-de-cristo“…VESTÍOS DE AMOR, QUE ES EL VÍNCULO PERFECTO” (Colosenses 3:14)

Cómo Proteger tu congregación o Iglesia – Parte 3

Aunque no hay líderes perfectos, Dios da a los pastores la responsabilidad de mantener la unidad en la congregación. Y eso es una labor ingrata. Demasiadas veces los pastores tienen la tarea nada envidiable de servir de árbitro entre personas heridas, beligerantes e inmaduras. Se les ha dado la tarea imposible de
intentar a mantener a todos felices, ¡lo cual ni Jesús consiguió!

La Biblia es clara en cuanto a cómo debemos relacionarnos con quien nos sirve: “Obedeced a vuestros pastores y sujetaos a ellos, porque ellos velan por vuestras almas como quienes han de dar cuenta, para que lo hagan con alegría, sin quejarse, porque esto no os es provechoso” (Hebreos 13:17). Los líderes son humanos. Necesitan nuestras oraciones, aprecio y amor. Por eso Pablo dijo: “Os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que… os presiden en el Señor y os amonestan. Tenedlos en mucha estima y amor…” (1 Tesalonicenses 5:12,13). ¿Tenerlos en qué? Eso – ¡amor!

Dios bendice a las congregaciones que están unidas. Más aun, cuando el Señor tiene un montón de bebés espirituales a los que quiere iniciar, Él busca “la incubadora mejor equipada”. Entonces, ¿qué estás haciendo tú como individuo para que tu familia de la congregación sea cálida y amorosa?

Hay personas en tu comunidad que desesperadamente están buscando amor y un lugar al que pertenecer. Cuando encuentran una iglesia donde los miembros se aman y se cuidan genuinamente… ¡tendrás que cerrar las puertas con cerrojo para poder mantenerlos fuera!

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

25 Shares
Share25
WhatsApp
Tweet
+1
Pin
Share