Enfrentate a tus peores miedos en oración

temor-orando-oracion“PADRE. APARTA DE MÍ ESTA COPA.” (Marcos 14:36)

Enfrentate a tus peores miedos en oración

La próxima vez que bebas de la copa de la Santa Cena en la iglesia, párate y acuérdate de lo que significa la copa de la que Jesús bebió en Getsemaní la noche anterior a ser crucificado. Puedes beber de la copa seguro, porque Él ya bebió de ella angustiado. La víspera de su muerte oró: “Mi alma está muy triste, hasta la muerte…Padre, todas las cosas son posibles para ti. Aparta de mí esta copa, pero no se haga lo que yo quiero, sino lo que quieres tú” (Marcos 14:34-36). Fíjate en las palabras “muy triste hasta la muerte”. Si crees que tu pecado no tiene importancia, quizá esas palabras te hagan cambiar de parecer. Cristo bebió de la copa de la ira de Dios para que tú pudieras beber de la copa de la gracia de Dios.

Aunque no hubiera pecado en Jesús, Él probó los pecados tanto de los pecadores más refinados como de los más repugnantes. Nunca había sentido la furia de Dios; ni la merecía. Nunca se había visto aislado de Su Padre porque los dos habían sido uno desde el principio de los tiempos. Nunca había experimentado la muerte física, porque era un ser inmortal. Sin embargo unas horas después Dios desataría Su ira contra el pecado en Su Hijo perfecto y sin pecado. Y como hombre, Jesús tenía miedo, un miedo espantoso. Su reacción ante ese miedo nos enseña qué hacer con el nuestro: oró seria y persistentemente. Les dijo a sus seguidores: “…Sentaos aquí, entre tanto que voy allí y oro” (Mateo 26:36). Jesús se enfrentó a sus temores más profundos orando con todo su corazón, y los venció. Con oración, tú también puedes vencer los tuyos.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

69 Compartir
Comparte68
WhatsApp
Tweet
+11
Pin
Email