La Apariencia Externa en la Biblia – Parte 1

apariencia-externa-biblia“VUESTRO ATAVÍO NO SEA EL EXTERNO DE PEINADOS… ADORNOS… VESTIDOS… SINO EL INTERNO…” (1 Pedro 3:3,4)

La Apariencia Externa en la Biblia – Parte 1

Los diseñadores de moda se ocupan de la apariencia total de las modelos que hacen desfilar por la pasarela. Tienen que tener los accesorios perfectos, tales como el peinado y el maquillaje adecuados. Y así es con Dios:

Te creó como una persona completa, con características, rasgos de personalidad y reacciones emocionales específicos. Te diseñó para que fueras un ser humano en perfecto funcionamiento, lleno de vida, que puede pensar y sentir, con tu propio atractivo único.

Y te dotó no sólo de la apariencia física. También te dio talentos y dones espirituales – cualidades internas que Él quiere que desarrolles y sean vistas para su gloria. Sabes, lo que eres por dentro debería determinar la forma en que te ves por fuera. ¡Cuando “tu apariencia física” determina tu sentido de valor, te sentirás abrumado cuando tengas unos kilos demás o cuando cierto día no tengas el peinado a tu gusto! ¡Niégate a vivir así!

La Biblia dice: “Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos… adornos de oro… vestidos lujosos, sino el interno… que es de grande estima delante de Dios…” (1 Pedro 3:3,4). Cuando tu valor personal viene de Dios y no de hombres, puede que lleves un traje de 7 euros de una tienda benéfica o uno especial de una boutique de categoría. De las dos formas te sientes bien porque sabes que la apariencia externa no define quién eres.

La belleza interior no puede ser comprada, sacada de una percha de la tienda, aplicada como maquillaje o llevada como un traje nuevo. Se trata de “una obra interna” que siempre encuentra una expresión creativa y apropiada por fuera. Así que, mírate en “el espejo de Dios” hoy y trata de ver lo que Él valora más: tu belleza interior.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Un comentario

  1. Y que acaso no verá nuestro exterior, se alegrará cuando usamos ropa que descubre nuestro cuerpo? Cuando nuestra apariencia exterior no es con pudor o con recato? Nos escudamos en que Dios ve nuestro corazón, pero generalmente nuestro exterior muestra nuestro interior.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

138 Compartir
Comparte133
WhatsApp
Tweet
+15
Pin
Email