¡Cristiano eres miembro de la familia de Dios!

la familia de Dios Biblia¡Cristiano eres miembro de la familia de Dios!

“…NOS HIZO RENACER PARA UNA ESPERANZA VIVA…” (1 Pedro 1:3b)

Dios quería una familia, así que te creó a ti para que fueras parte de ella. Nuestras familias aquí en la Tierra son maravillosas pero frágiles, rotas a menudo por la distancia, el divorcio, el envejecimiento e, inevitablemente, la muerte. Por otra parte, nuestra familia espiritual continuará por toda la eternidad. Esa familia es una unión mucho más fuerte, un vínculo mucho más permanente que cualquiera de nuestras relaciones de sangre.

En el momento en que nacimos en la familia de Dios, se nos dieron algunas ventajas increíbles: el apellido, la semejanza, los privilegios, el acceso, y la herencia familiar. Pablo escribió: “…para que sepáis…cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos” (Efesios1:18b). ¿Qué incluye exactamente esta herencia?

En primer lugar: viviremos con Dios para siempre (ver 1 Tesalonicenses 5:10); En segundo lugar: seremos completamente transformados a la semejanza de Cristo (ver 1 Juan 3:2); En tercer lugar: seremos libres de todo dolor, muerte y sufrimiento (ver Apocalipsis 21:4); En cuarto lugar: seremos recompensados y nos serán asignados puestos de honor y servicio en el más maravilloso de todos los mundos (ver Marcos 9:41). ¡Qué herencia! Eres mucho más rico de lo que piensas. Lo que te está esperando más allá de esta vida no tiene precio, es puro, permanente y está protegido. Nadie te lo puede quitar; no puede ser destruido por la guerra, por una mala economía, o por un desastre natural.

Tu herencia eterna, no tu jubilación, es aquello por lo que deberías estar trabajando y lo que debería entusiasmarte. Siempre que sientas que no vales, te sientas sin amor, o inseguro, haz una pausa y recuérdate a ti mismo: “Soy miembro de la mismísima familia de Dios”.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

71 Compartir
Comparte59
WhatsApp
Tweet
+112
Pin
Email