Las Semillas de paz en la Biblia y en tu Vida Cristiana

las semillas de pazLas Semillas de paz en la Biblia y tu vida Cristiana

“…EL FRUTO DE JUSTICIA SE SIEMBRA EN PAZ PARA AQUELLOS QUE HACEN LA PAZ” (Santiago 3:18)

Si quieres presenciar un milagro, siembra una semilla y mira como lucha contra todo obstáculo para germinar. Dios se refiere a este principio cuando dice: “…el fruto de justicia se siembra en paz para aquellos que hacen la paz” (Santiago 3:18).

Durante la Segunda Guerra Mundial, cuando Europa estaba “infectada” de antisemitismo, un niño de 11 años llamado Heinz aprendió acerca de “sembrar semillas de paz”. Confrontado por los gamberros de Hitler que transitaban las calles en busca de problemas, Heinz no contraatacó ni tampoco se marchó. En vez de eso, presenció de primera mano cómo la lengua puede producir paz. En cualquier momento que un golpe parecía inevitable, él utilizaba palabras para convencer a sus enemigos de lo innecesario de la pelea. Años más tarde, después de que su familia había escapado a América, el nombre de Heinz llegó a ser sinónimo de negociaciones de paz. De hecho, ganó el Premio Nóbel de la Paz en 1973. Quizás lo conocerás mejor como el ex-Secretario de Estado norteamericano Henry Kissinger. Aunque generalmente trató de quitar importancia a sus experiencias anteriores, debes preguntarte si su entrenamiento no comenzó tiempo atrás en las calles de Europa.

Aunque no leemos de Jesús resolviendo muchas disputas, lo que sí sabemos es que Él “construyó puentes” al traer paz y sanar dolencias. Lo hizo por medio de actos de amor tales como: (a) lavar los pies de sus traidores, (b) comer con un cobrador de impuestos despreciado y (c) darle esperanza a una mujer a la cual la sociedad había descartado. Las palabras de paz son como semillas; no producen fruto de la noche a la mañana, sino despacio, silenciosamente trabajan bajo la superficie, cambiando los corazones, las mentes, las actitudes, y el futuro. Así que, ¿por qué no intentas tú sembrar algunas “semillas de paz” hoy?

“SUBIRÁ CUAL RENUEVO DELANTE DE ÉL, COMO RAÍZ DE TIERRA SECA…” (Isaías 53:2)

Un Comité del Congreso le preguntó al Dr. Robert Oppenheimer, el notable físico que inventó la bomba atómica, si había alguna defensa contra esta arma. Ante un público acallado, Oppenheimer respondió: “¡Sí, la paz!”.

Piensa un momento; si la paz puede contrarrestar una bomba atómica, ¿qué puede hacer en las vidas de las personas con las que entras en contacto?

La Biblia dice: “…el fruto de justicia se siembra en paz para aquellos que hacen la paz” (Santiago 3:18). A todo tu alrededor hay personas atemorizadas, desesperanzadas, y solas que necesitan desesperadamente “una palabra de paz”. ¿Tienes una?

Cuando el mundo estaba a oscuras y necesitaba un milagro, Dios plantó su semilla en el vientre de una chica judía y creció “…cual renuevo delante de Él, como raíz de tierra seca” (Isaías 53:2). Jesús dedicó su vida quitando los obstáculos que amenazaban con destruir a la gente: (a) Obstáculos religiosos que les sobrecargaban; (b) Obstáculos de opresión que quebrantaban su espíritu; (c) Obstáculos de prejuicio que les dejó fuera. Justo cuando parecía que el último obstáculo iba a ser insuperable, Él venció, ¡victorioso sobre la misma muerte!

Si quieres experimentar tu propio milagro hoy, intenta sembrar una semilla de ánimo en el corazón de alguien que está a punto de “tirar la toalla”. Dile una palabra de paz a aquella persona cuya vida está en “un torbellino” debido a problemas familiares, de salud o financieros. Cada vez que “siembres semillas de paz”, estás “poniendo fecha” para una cosecha de esperanza, amor y alegría en la vida de aquella persona, ¡y en la tuya también!

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Un comentario

  1. Ricardo Ornelas Diaz

    Agradesco y doy GLORIA AL SEÑOR por ser quien me a tomado en sus manos ” como barro ” siendo el alfarero y moldeando mi corazòn para vivir ” EN PAZ ” , hoy después de leer y reflexionar su palabra recibo un mensaje que devo compartir con una persona la cual necesita de DIOS.

    BENDICIONES EN ESTE DIA!!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

154 Compartir
Comparte149
WhatsApp
Tweet
+15
Pin
Comparte