5 Consejos acerca la Hospitalidad en la Biblia

bienvenido hospitalidad biblia15 Consejos sobre la Hospitalidad Bíblica

Tener él don de la hospitalidad es algo que desear. La Verdadera hospitalidad bíblica no se trata de entretenimiento como algunos podrían pensar. Sólo el verdadero siervo de corazón puede representar la hospitalidad. La Biblia tiene muchos ejemplos de cómo utilizar el don de la hospitalidad.

Aquí hay 5 ejemplos y consejos de la hospitalidad basados en la Biblia.

1) Mantenga una buena actitud

Utilice la hospitalidad de unos a los otros sin murmuraciones. (1 Pedro 4:9)

Una de las características más importantes de un buen anfitrión es la actitud. Pedro nos recuerda que debemos usar la hospitalidad sin murmuraciones. La forma de hacerlo es recordar siempre la razón por la que usted está haciendo lo que está haciendo. Usted está sirviendo porque aman al Señor. Cuando se olvida la motivación, usted no será un siervo, en vez de esto serás un esclavo. Recuerde que los dos grandes mandamientos: amarás al Señor Dios primero y amar al prójimo. Si usted lo está haciendo por cualquier otro motivo no está motivado correctamente y su actitud lo revelará .

2) No se olvide del  Extraño

Permanezca el amor fraternal. No olvidéis la hospitalidad, porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles. Acordaos de los presos, como presos juntamente con ellos; y de los maltratados, como que también vosotros mismos estáis en el cuerpo. (Hebreos 13:1-3)

La raíz de la palabra en Inglés para la hospitalidad significa “el amor por los extraños” Así pues, la hospitalidad no siempre es sólo para los de la familia de la fe, sino también para aquellos que no lo son. El escritor en el pasaje de Hebreos anteriormente recuerda al lector que debe recordar “los que están lejos”, así como aquellos en el cuerpo. Considere cómo usted trata a aquellos que nunca ha conocido. La chica de la caja registradora. El hombre en el lavado de autos. La persona en el vehículo que está tratando de llegar a la concurrida calle en la que usted espera. ¿O qué tal los que están encarceladosí.

Se tarda sólo unos minutos para saludar a alguien con una sonrisa o felicitarlos por su ropa o peinado. No se puede ir tan rápido y dejar que tu vehículo vaya delante de ti. ¿Y cuánto tiempo se tarda en escribir una carta a alguien que tiene todo el tiempo del mundo para leer desde una cárcel ? Cartas a la prisión son una gran oportunidad para compartir un versículo de la Biblia que eleva la autoestima de alguien que puede necesitar escuchar a Dios. Nunca se sabe, Dios te llama para mostrar amor por los extraños.

3) Invite a los pecadores

Y después de estas cosas que él [Jesús] salió, y vio a un publicano llamado Leví, sentado al banco de los tributos, y le dijo: Sígueme. Y dejándolo todo, se levantó y lo siguió. Y Leví hizo un gran banquete en su casa; y había mucha compañía de publicanos y de otros que estaban a la mesa con ellos. (Lucas 5:27-29)

Jesús nunca olvidó al pecador. Y era alabado por  ellos por que se “olvidaba” de lo que ellos eran! Si no fuera por esto, nosotros también estaríamos perdidos. Mas, Levi era hospitalario con Jesús junto con los otros publicanos (recaudadores de impuestos) que se pensaba que eran “indeseables” en los tiempos bíblicos. Así que muchas veces tenemos cenas de compañerismo en la iglesia y se olvidan de que este es un buen momento para invitar a los no creyentes. Es bueno que los invite a fin de que puedan aprender que incluso los cristianos pueden pasar un buen rato compartiendo una comida y conversaciones con otros. La próxima vez que su iglesia tenga una reunión de comunión recuerde invitar a un amigo no creyente.

4) Este abierto para recibir Misioneros

10:5 En cualquier casa donde entréis, primeramente decid: Paz sea a esta casa. 
10:6 Y si hubiere allí algún hijo de paz, vuestra paz reposará sobre él; y si no, se volverá a vosotros. 
10:7 Y posad en aquella misma casa, comiendo y bebiendo lo que os den; porque el obrero es digno de su salario. No os paséis de casa en casa. (Lucas 10:5-7)

Ser misionero puede ser un trabajo muy agotador. Cuando no están en el campo misionero, están viajando de pueblo en pueblo para ganar apoyo para su misión. A veces una familia misionera necesita un lugar para alojarse que sea gratis. Una de las más grandes bendiciones es ofrecer su casa a estos hermanos y hermanas en Cristo. Nuestra familia ha tenido el placer de estar en ambos lados de la situación – proveedores para los misioneros y misioneros nosotros mismos. Sé que hemos sido grandemente bendecidos cuando otros nos ofrecen un lugar para alojarnos durante nuestros viajes.

Tal vez usted no está en condiciones de ofrecer alojamiento y comida, considere invitar a cenar en su casa o incluso invitandolos a salir a comer. No importa qué es lo que puede ofrecer a sus compañeros obreros de Cristo, les prometo que este tipo de hospitalidad será una gran bendición y asegurará de que los misioneros no nos cansemos de hacer el bien.

5) Sirva a los pobres y necesitados

14:12 Dijo también al que le había convidado: Cuando hagas comida o cena, no llames a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a vecinos ricos; no sea que ellos a su vez te vuelvan a convidar, y seas recompensado. 
14:13 Mas cuando hagas banquete, llama a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos; 
14:14 y serás bienaventurado; porque ellos no te pueden recompensar, pero te será recompensado en la resurrección de los justos. (Lucas 14:12-14)

Debemos servir a los pobres y a los necesitados de buena gana y sin esperar nada a cambio. Cuando hacemos esto, le damos mucho más que el alimento y el abrigo, en realidad mostramos el amor y la gracia de nuestro Padre Celestial. Es una manera de compartir las bendiciones que hemos recibido con los que son menos bendecidos. Sea Voluntario en un hospital o en un comedor de beneficencia. Comparte algunos productos enlatados de tu despensa de comida. Encuentre alguna misión de rescate o un centro de recursos para embarazos, que siempre necesitan donaciónes y ayuda.

Comentarios finales

La Hospitalidad bíblica es algo que un siervo de Cristo ofrece alegremente de corazón. Comienza con una buena actitud, entrega a todos, sin acepción de personas. Estamos llamados a ser hospitalarios con todas las personas, incluyendo al extraño, los misioneros, pobres y necesitados. Oro a Dios para que usted pida  al Señor que le muestre cómo usar su hospitalidad en una manera que sea agradable a Él.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

102 Compartir
Comparte93
WhatsApp
Tweet
+19
Pin
Email