Cristiano ten verdadera pasión por lo que haces

pasion-bible-Dios1Como tener verdadera pasión por lo que haces

“…YO HAGO UNA GRAN OBRA…” (Nehemías 6:3 RVR1960)

La pasión de Nehemías era reconstruir los muros de Jerusalén. Por eso cuando sus enemigos intentaron distraerlo y desanimarlo, respondió: “…Yo hago una gran obra, y no puedo ir…” (Nehemías 6:3 RVR1960). La pasión es el punto de partida para cualquier logro. Nunca ha habido nadie que lograse nada significativo sin tener pasión por ello, puesto que ésa es la energía que propulsa las ilusiones. El camino al éxito está repleto de contratiempos, problemas y desilusiones, y, si no estás lo suficientemente decidido, tus sueños pueden morir ahí mismo. De hecho, hay días en los que el contador del depósito de tu pasión marca cero, y esos días te es necesario recordar que lo primero que Dios te dio fue un anhelo; vuelve a Él y pídele la fuerza para seguir avanzando hacia ese objetivo.

El salmista escribió: “Tú, Señor, mantienes mi lámpara encendida; tú, Dios mío, iluminas mis tinieblas. Con tu apoyo me lanzaré contra un ejército; contigo, Dios mío, podré [saltar] murallas” (Salmos 18:28-29 NVI). ¿Quién te da el poder de lanzarte y saltar? ¡Dios! Pero no te puedes quedar sentado, cruzarte de brazos y pensar que Él lo hará todo por ti. Entre la inspiración de tu sueño y su manifestación, vas a tener que sudar mucho. Igual que le ocurre a un padre primerizo, es más duro tener que cuidar a un bebé que concebirlo. Sin embargo, si tienes pasión por tu sueño, el precio no te detendrá. Te levantarás cada mañana, te apoyarás en la gracia de Dios y darás un paso más hacia aquello para lo que sabes que Dios te puso en esta tierra.

“COMO EL ÁGUILA QUE AGITA EL NIDO. EL SEÑOR LO GUIABA.” (Deuteronomio 32:11-12 NVI)

Un águila madre sabe que si espera a que sus crías salgan del nido y vuelen por iniciativa propia, nunca ocurrirá. Así que ¡las fuerza a salir! Es algo brusco, pero aprenden a volar y cumplir con su destino. John Maxwell afirma: “Para lograr el éxito debemos permanecer en aquello en lo que somos buenos, pero salir continuamente de lo que nos resulta familiar. ¿Has logrado alguna vez algo significativo quedándote en la comodidad?”. Piénsalo. La repuesta es “no”, ¿verdad? No nos gusta salir de lo familiar y conocido, nos resistimos. Preferimos sentirnos seguros y a salvo, no queremos quedar como tontos ni darnos de bruces.

Y a medida que envejecemos tendemos de forma natural a ser cada vez más apáticos, lo cual es un problema porque la apatía mata la pasión, nos hace uno más del montón, nos corta las alas y no nos deja remontar el vuelo por mucho que queramos. Que algo salga bien en la vida supone mucho empeño y asumir riesgos. El dramaturgo George Bernard Shaw dijo: “Estoy harto de los sensatos. Ven siempre todos los motivos para no hacer nada”. La pasión nos empuja a abandonar lo conocido y cruzar el umbral de nuestra duda. Nos saca a empujones por la puerta para que nos pongamos en marcha en el camino que Dios trazó para nosotros. Se dice que cuando se te presenta la puerta de una buena oportunidad, no debes llamar ¡sino empujar! Así que da un paso de fe, y toma la iniciativa, sabiendo que Dios está contigo (Deuteronomio 31:6).

“PROSIGO A LA META, AL PREMIO..” (Filipenses 3:14)

Albert Schweitzer afirmó: “El éxito no es la clave de felicidad, sino que la felicidad es la clave del éxito. Si amas lo que haces, triunfarás”. Cuando sientes pasión por algo y te permites perseguirlo, te predispones a tener éxito en la vida. La mayoría de la gente no sigue su pasión y, como resultado, termina frustrada e insatisfecha, algo que se refleja en su forma de vivir. El editor Malcom Forbes dijo: “El mayor error que cometen las personas es no intentar vivir de lo que disfrutan”. Por consiguiente, simplemente soportan su vida laboral en lugar de sacarle el máximo partido. Viven para el fin de semana, tratan de aguantar hasta jubilarse. Es una lástima, porque la posibilidad que tienes de triunfar es directamente proporcional al grado de satisfacción que obtienes de lo que haces.

Tommy Lasorda, entrenador del equipo de béisbol los Dodgers, de Los Ángeles, afirmó: “El mejor día de mi vida es cuando dirijo un partido y ganamos. Y el segundo mejor día de mi vida es cuando dirijo un partido y perdemos”. Dicho de otro modo: cada día que se involucraba en el partido era un día en el que vivía su sueño. ¿Lo haces tú también? Los sueños se hacen realidad cuando se desarrollan los dones con pasión. El mejor consejo para tu carrera profesional es: descubre la pasión que te ha dado Dios y síguela. Logan Pearsall Smith dijo: “Hay dos cosas a las que aspirar en la vida: primero, conseguir lo que quieres, y segundo, disfrutarlo. Solamente los más sabios de la humanidad logran el segundo”. Así pues, “prosigue a la meta, al premio”.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Devocionales

Ministerios Devocionales Cristianos.org - llevando y ministrando la palabra de Dios desde 1999. Misión Alcanzar a cada persona en el mundo con un mensaje de Dios por medio de una palabra escrita en Devocionales y Estudios Biblícos diarios. Comunicar a todo hombre y mujer que JESUCRISTO es el Rey de Reyes y Señor de Señores y viene otra vez.

Un comentario

  1. “…No hay logros sin esfuerzos…”; “…Na hay méritos sin compromisos…” Nehemías, nos da la muestra, de cual debería ser nuestra filosofía de vida para enfrentar los retos y metas para la vida. Para él, no había compromiso mayor que el que había aceptado al salir del éxilo y venir para reconstruir los muros caídos de su ciudad. De la misma manera, y con la misma actitud enfrentemos nosotros los retos que tenemos por delante; no permitamos que nada nos aparte ni a diestra ni a siniestra en el empeño que áreas de nuestra vida merecen ser levantadas. ¡Esfuérzate este 2014 en usar y dedicar tu vida a propósitos mayores que solo el de estar mirando pasar el tiempo, involúcrate en hacer grandes cosas para Dios.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

361 Compartir
Comparte355
WhatsApp
Tweet
+16
Pin
Email