11 Formas Como Lideres Destruyen sus Iglesias

11 Formas Como os Lideres (accidentalmente) Llevan a sus Iglesias a la Destrucción

El problema con la in-efectividad y el pecado es que es mucho más fácil de detectarlos en otras personas de lo que verlos dentro de nosotros mismos. Lo más probable es que tengas algunas teorías sobre por qué el líder de la iglesia cayo en pecado y llevo a casi toda la iglesia por el mismo camino. O ¿por qué la ultima estrella gospel de la mega-iglesia fue engañada y cayó también?.

Pero, ¿qué hay de ti?

El Progreso realmente comienza cuando tu y yo nos miramos en el espejo y hacemos las preguntas difíciles. Así que ¿Qué podría yo estar destruyendo? Entonces, ¿Cual crees tu que sería la causa por que tu destruirías el ministerio que estás llevando, y a la gente que está liderando?

Bueno, destruyendo es una palabra muy fuerte.

Me doy cuenta de que en su mayor parte, nadie quiere dañar o destruir a los otros. Y la mayoría de nosotros no quiere fallar catastróficamente en ese sentido. Pero ¿y si al ignora las trampas comunes que atacan al liderazgo, destruyes el potencial de tu iglesia? De hecho, esa es una explicación muy probable de lo que ocurre en muchas iglesias.

Piensa en ello. En la mayoría de las iglesias, las cosas no se están explotando como deberían, por que no están avanzando. O si están avanzando, siguen sin alcanzar su potencial.

¿El impacto de este potencial se está perdiendo o destruyendo porque los líderes no están liderando de manera efectiva?

11 Maneras Sutiles o no Tan Sutiles de destruir tu Iglesia

Aquí hay 11 maneras que he notado en la que los líderes sabotean su iglesia. Personalmente estoy trabajando para hacer frente a cada uno de ellas todos los días en mi propia vida y en mi liderazgo.

¿Por qué? Dado que la mayoría de nosotros nunca tiene la intención de destruir cualquier nada. Pero a veces lo hacemos de todos modos. He aquí cómo:

1. Cuidar más de su éxito personal que el éxito de los demás y de la misión

La batalla contra el pecado es una batalla contra uno mismo. Si usted no mata su ego, más tarde el te matará. Un liderazgo piadoso significa preocuparse por la misión más de lo que se preocupa por su éxito personal, y con el deseo de ver a otros prosperar. Los líderes que se olvidan de esta norma destruyen su potencial y el potencial de su iglesia.

2. Monopolizando el centro de atención

Nuestra celebridad es impulsada por la cultura de los medios sociales, es más fácil que nunca parar para tratar de llamar la atención así mismo. Mejor antídoto? Empuja a otros en el centro de atención. Alinea y equipa a la gente, y luego deja que ellos te lleven.

3. Una falta de voluntad para hacer frente a tu “basura” personal

No sé de un solo líder efectivo que no haya estado siendo aconsejado. No estoy inventando cosas. Si no se ocupan de sus problemas personales y sus-chatarras el equipaje le hará daño no sólo a ti mismo, también a la gente que tanto amas. Trata con tus problemas. Tus hijos, cónyuge y las personas que lideras te lo agradecerán.

4. La Micro-gestión

Recuerdo a un anciano de la iglesia hace años en una de las reuniones donde el me miró y dijo: “No sé si alguna vez serás capaz de dejar la ir”. Nunca lo he olvidado. Cuanto más micro-gestión más me meto con la misión y el potencial del liderazgo de los demás. No seas un fanático del control.

5. La Distracción

Todos los días hay una batalla por el enfoque. Manténgase enfocado en el ministerio y la misión. No en los críticos. No en desvíos brillantes e impecables. Mantenga su enfoque y todo será más rápido.

6. No dar permiso a otros para serte sincero

Muchos líderes dicen que quieren escuchar lo que piensa la gente, pero en realidad no lo hacen. Aquí hay dos preguntas que estoy empezando hacer a mis líderes cada mes:

¿Hay algo que he dicho o hecho en el último mes que te está despojado de tu pasión o energía para nuestra misión?

Si estuvieras en mi lugar, ¿qué harías diferente?

7. Cuidar demasiado a los de dentro y no a los de afuera

Enfoque a quién se quiere llegar, no a quien se quiere mantener. Muchos líderes pasan poco tiempo con los de afuera, porque mas de 40 horas están completamente absorbidas con los de adentro. Controla tu tiempo, así que decide cuidadosamente cómo lo usas.

8. Dejar  tu caminar personal con Cristo

Es muy triste que muchas personas pierden su cercanía con Jesús en nombre de servirle. No lo hagas. Ya sabes qué hacer. Hazlo.

9. Dejar tu casa por desenredar la vida de los otros

Una vez más, no se sacrifica a la familia en el nombre del ministerio.

10. El no poder cuidar de sí mismo

Este es un error de muchos líderes. Y que no sólo está llevándote hacia abajo, te está trayendo abajo a todos contigo, incluyendo tu familia. Espero que este mensaje pueda ayudarte a ver si estás tomando el cuidado adecuado o si estás usando paliativos que no van a resolver nada.

11. El miedo de tomar riesgos reales

Si. En algún momento, tienes que hacer algo. Estudia y ora con confianza y seguridad. Pero luego actúa. Dejar el miedo es una característica del verdadero liderazgo. Creo que el miedo es la razón por la cual la mayoría de los lideres no produce los frutos que debería, necesitamos echar fuera ese miedo y depender TOTALMENTE de nuestro Dios.

¿Has visto líderes que destruyen el potencial de sus iglesias o que destruyen sus Iglesias ¿Qué características te has dado cuenta que tienen?

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

137 Compartir
Comparte122
WhatsApp
Tweet
+114
Pin1
Comparte