que-dice-biblia-dudas

¿Que Dice la Biblia de Las Dudas Sinceras?

¿Que Dice la Biblia de Las Dudas Sincerasí

“PERO TOMÁS… NO ESTABA CON ELLOS CUANDO JESÚS VINO” (Juan 20:24)

Es muy fácil despreciar a Tomás por haber dudado, especialmente cuando nosotros mismos tenemos tantas dudas. Él no estaba presente cuando Jesús se apareció por primera vez a sus discípulos después de la resurrección. La experiencia de otros no era suficiente para él, quería tener la suya propia. ¡Y la tuvo! Jesús comprende que cualquier pregunta hecha sin malicia no es una pregunta escéptica, sino una búsqueda sincera por la verdad.

Escucha: “Ocho días después estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Jesús… se puso en medio y les dijo: `¡Paz a vosotros!’. Luego dijo a Tomás: `Pon aquí tu dedo y mira mis manos; acerca tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente’. Entonces Tomás respondió y le dijo: `¡Señor mío, y Dios mío!'” (Juan 20:26-28). Aquí hay dos lecciones importantes para ti:

(1) Las dudas sinceras pueden conducirte a una mayor relación con Jesús

El testimonio de otros sólo puede llevarte hasta cierto punto; al final tienes que tener tu propia vivencia con el Señor. ¡Y eso es posible! Tomás comenzó dudando de Jesús pero acabó muriendo mártir por su causa.

(2) Las dudas sinceras pueden conducirte a un nivel más alto de confianza

Cuando se pierden las esperanzas, cuando el dolor se hace insoportable, cuando suceden acontecimientos devastadores, las dudas aparecen sin avisar. No las niegues, admítelas. Los periodos de duda se convierten en “escuelas de aprendizaje” porque nos conducen a Dios en busca de respuestas, y según las vamos aclarando, alcanzamos nuevos niveles de confianza.

¿Qué hacemos para aclarar nuestras dudasí Tal y como hizo Tomás: reconocerlas honestamente y llevárselas a Jesús. Muchos de nosotros han aceptado el mensaje del cristianismo y lo han guardado en una “caja” que dice: “No preguntar, no hablar”. ¿Te sientes como si necesitas permiso para llorar cuando pierdes a un ser querido? ¿Te falta la libertad para admitir: “No estoy seguro.”? A propósito, ¿es bueno dudará Sí lo es; de hecho, ¡es necesario! Debes hacerlo, o de lo contrario no crecerás. Acabarás por aceptar las respuestas de otras personas, y en muchas ocasiones no serán las adecuadas a tus preguntas, suponiendo que seas lo suficientemente sincero como para hacerlas. ¿Lo eresí ¿O algún buen alma religiosa te ha metido en un rincón, intentando hacerte creer que tus preguntas son una ofensa contra Cristo? Necesitas escuchar de nuevo las tiernas palabras de Aquél que conoce tus dudas y temores mejor que tú mismo. Él dice:

“¡Ten paz! Mira mis manos y mis pies, con ojos de fe, y cree.Bendito eres cuando confías en Mí a pesar de tus dudas”.

¿Por qué no oras: “Señor, como Tomás, todavía lucho con algunas dudas. Aún no tengo todo muy claro en mi vida. Hasta que no esté contigo, esto no sucederá. Gracias por aceptarme con mis luchas y por no ignorar mis preguntas. Tomás finalmente pudo decir: ‘¡Señor mío, y Dios mío!’ (Juan 20:28b). Gracias por tener paciencia conmigo mientras que yo también intento llegar a ese punto.”?

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

4 comentarios

  1. Porque se duda? Es acaso una falta de fe?

  2. Gracias este tema me comforta 🙂 algunos nos juzgan como inmaduros Espiritualmente cuando hacemos preguntas o dudamos de algo que no lo entendemos, o que admitimos nuestras dudas, pero aqui tengo un apoyo, no digo; la palabra de DIOS es directa y siempre a tiempo. Gracias nuevamente.
    DIOS LES BENDIGA ABUNDANTEMENTE.

    • Lina, dudar no siempre es igual a no creer, la biblia no dice: Los que dudan no entrarán en el reino de Dios, si no los Incrédulos. La duda muchas veces es simplemente una parte primario del proceso que nos llevará a confiar plenamente. Ya cuando entramos en la plenitud de la confianza en Dios, es cuando debemos de dudar de nuestras dudas y confiar totalmente en sus promesas.. Mil Bendiciones!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

355 Compartir
Comparte350
WhatsApp
Tweet
+14
Pin1
Email