Intenta ser más equilibrado en tu Vida Cristiana

Intenta ser más equilibrado en tu Vida Cristiana

“YO, LA SABIDURÍA, HABITO CON LA CORDURA …” (Proverbios 8:12)

Cuando te empujas más allá de los límites de la sabiduría sufres los mismos resultados que los que “se queman” en cualquier otro empeño. Aquí hay algunas ideas para ayudarte:

(a) Si te criaste en un entorno lleno de tensión, es posible que no sepas cómo tratar la vida de otra manera. Nada cambiará hasta que reconozcas que el estrés es como adrenalina emocional; por eso sigues produciéndolo.

(b) Cuando estás sentado en una silla y oyes que las patas se agrietan, la sabiduría dice: `Levántate antes de que termines en el suelo’. Presta atención a los signos reveladores de tensión antes de que se quiebre tu salud y no sirvas ni para Dios ni para nadie.

(c) Aprende a ser prudente. `Prudencia’ simplemente quiere decir `administración cuidadosa’. Para ser un mejor administrador de tu tiempo, tu energía y tus dones, comienza a anotar los hábitos sobre los que debes trabajar. No anuncies: “¡A partir de hoy, todo el mundo por aquí va a cambiar!”. No, trabaja en ti mismo primero, y sólo en una o dos cosas a la vez.

(d) Reconoce a los que te causan tensión. Aprende a adaptarte en vez de siempre permitir que las cosas te alteren. La vida tiene un “segundo nombre”; se llama ‘¡cambio!’.

¿Sabes qué? ¡Se supone que llegues a cansarte! La fatiga es un límite dado por Dios que te impide a tirarte por el borde. ¿Qué es lo que te crea ácido en el estómago, nudos en el cuello, y que hace que otros no se sientan a gusto a tu lado? ¡La respuesta a esta pregunta revela en qué área necesitas trabajar!

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

5 comentarios

  1. Soy cristiano y tengo una hermana monja católica. A ella le molesta que yo hable de Cristo, de su evangelio, de la Biblia etc. Tengo que callarme para que ella esté agusto?

    • Fernando, cada cosa en su lugar y en su tiempo. Si es tu hermana debería ser más impactada por tus obras, que por tus palabras. Hay tiempo para todo y tu tienes que saber discernir el momento perfecto. El evangelio no es para discusión, es para hablar de lo Jesús hizo por nosotros entregando su vida en una cruz. Ora por tu hermana, en especifico para que ese espíritu de estupor deje de cegarla para no ver la gloria de Cristo. Mil Bendiciones!

  2. maria del pilar vargas cardona

    en mis casi dos años de vida cristiana he entendido y puedo dar testimonio que cuando somos unos correctos administradores en todos los aspectos de nuestras vidas todo funciona mejor y es una gran bendicion Dios los bendiga

  3. Hermano, estoy un poco dudoso y temeroso. Quizás pueda ser una bobada, pero para mi es de vida o muerte.
    Siento el llamado de Dios, al ministerio. Soy Músico de mi iglesia, el ultimo que queda luego que muchos tomaron rumbos diferentes. Nací en familia “cristiana” pero siempre esperaba el buen ejemplo de mis padres. Tengo 22 años y desde los 18 sentí el llamado de Dios. Lo pude ratificar por ultima vez leyendo su articulo “¿Estas llamado ha predicar el Evangelio?”..
    He dado mal testimonio, he sentido doble animo, me cuesta un millón orar, me debo mucho a la opinión de la gente por miedo al rechazo.. pero eso no me quita el deseo de cumplir la voluntad de Dios para conmigo y mi generación y puedo corregirlo con su ayuda.
    El dilema está en que no he sentido inclinación hacia ninguna otra cosa que trabajar en la obra de Dios de manera interna en mi iglesia. Y quiero hacerlo, a tiempo completo algún día. Mi verdadero Trabajo.

    Trabajo medio día y empece una carrera universitaria apenas este año. Pero de verdad que no es lo mio.
    No me siento bien allí, no me siento bien estudiando una carrera que no quiero y menos si no es lo que me demanda el corazón. Ni siquiera tengo interés por tener títulos. Solo quiero servir a Dios. Pero a veces pienso que para ser ejemplo de los míos (jóvenes) debo estudiar y demostrar que con Cristo se puede todo. También pensé en estudiar porque al final quiero hijos y esposa y, ellos necesitan de alguien esforzado y ejemplar, y con Patrimonio para sostenerlos. Problemas de aceptación.

    Tuve una novia, hermosa y temerosa de Dios, a la que distancie de mi por esta misma situación pero sin decirle nada. Sentía que no le daba estabilidad y.. donde persiste el temor no hay amor verdadero.

    Siento que estoy defraudando a Dios. Ya lo hice con la iglesia, yéndome a otra y volviendo; pero ya eso es otra historia. Huyendo de su llamado.

    No me siento bien en mi iglesia, pero se que allí es donde Dios me esta perfeccionando. No debo seguir a Dios por lo que sienta sino por lo que El es!

    Es difícil para mi. Mi familia pasa por dificultades económicas y soy el que de mis cinco hermanos trabaja para ayudar a mi mama en casa para lo que nos alcance. Dios nos sostiene!

    Es solo que, quiero en definitiva y determinada decisión.. Servir a Dios de lleno. Se que soy uno de esos hombres llamados por Dios para ello. Pero me siento muy dudoso y con miedo como le dije..

    Quisiera un concejo. Quiero el éxito de Dios. y que mi Riqueza esté en El de verdad. Quiero fundamentarme ahí.

    Gracias por su atención.

    • Fernando, deberías de ver el siguiente artículo: http://www.devocionalescristianos.org/2014/07/estas-llamado-a-predicar.html Pienso que podría ayudarte, al mismo tiempo no veo ninguna persona cerca de ti para aconsejarte y guiarte en las cosas del ministerio. Creo que la persona indicada debería ser tu pastor. El sabrá perfectamente como dirigirte en estas decisiones tan importantes. Muchas veces el éxito de Dios que dices querer, es totalmente contrario a nuestras ideas y pensamientos. Debemos estar siempre conectados con el Espíritu Santo de Dios, no olvides que a pesar de nuestras fallas y errores, El Señor a prometido enderezar nuestras veredas. Si Dios te llamo, el te abrirá la puerta en el tiempo correcto! Y si no lo hizo, recuerda que el nos llamo a todos al MINISTERIO DE LA RECONCILIACIÓN. Tristemente cuando escucho personas, no oigo gente que viva apasionadamente en este ministerio.Todos hoy, quieren ser profetas, apóstoles, pastores y demás llamados que son únicos del ministerio quíntuple, y la verdad no todos somos llamado bajo este ministerio quíntuple. Pero eso no lo decido yo, si no el Señor de la Gloria. Mil Bendiciones!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

206 Compartir
Comparte94
WhatsApp
Tweet
+112
Pin100
Email