rebeca-en-la-biblia

Los Principios de Rebeca según la Biblia

Los Principios de Rebeca según la Biblia

“…HAS HECHO MISERICORDIA...” (Génesis 24:14b)

Un día, mientras Rebeca estaba junto al pozo, un hombre mayor se le acercó y le pidió agua (lee Génesis 24:17b). Sin titubear, ella se la dio. Después ofreció abrevar a sus camellos. Esto no fue algo fácil. Un camello puede beber más de noventa litros de agua. Echa cuentas: diez camellos a noventa litros cada uno son novecientos litros. Novecientos litros sacados con un cubo de veinte litros supone (tener que) sacar agua del pozo cuarenta y cinco veces, a tres minutos cada vez son más de dos horas. Lo que Rebeca no percibió en aquel momento es que su simple acto de generosidad cambiaría su vida para siempre. No tenía ni idea que sus acciones eran la respuesta a la oración de un criado y el plan de un Dios soberano. Hizo lo que sintió que debía hacer, pero, al hacerlo, se convirtió en la novia de Isaac, el heredero de la fortuna de Abraham, y progenitora de nuestro bendito Señor Jesucristo.

Rebeca fue “la milla extra”. Su generosidad es un enorme contraste con las actitudes prevalecientes de hoy en día. Ella dijo: “No sólo haré lo que me ha pedido, haré más”. Por el contrario, muchos de nosotros dicen: “Voy a hacer lo mínimo que se espera de mí y trataré de sacar lo máximo de ello”. Lamentablemente, esta actitud ha calado también en las vidas de los creyentes. Muy pocos quieren hacer más de lo que deben. Por todas partes donde mires, ves una actitud de esfuerzo mínimo por una máxima recompensa.

Los principios de Rebeca nos enseñan que cuando vas por la vida buscando pequeñas oportunidades para ser generoso, esto te produce grandes beneficios.

“…HAS HECHO MISERICORDIA…” (Génesis 24:14b)

Antes de dejar a Rebeca, vamos a aprender otras tres enseñanzas importantes:

(1) Cuando das generosamente, recibes más de lo que jamás creíste ser posible.

Jesús dijo: “…con la medida con que medís se os medirá” (Mateo 7:2b). Establecemos la medida de lo que recibimos en función de lo que damos. Rebeca dio más de lo que se le pidió y recibió mucho más de lo que hubiera esperado recibir en la vida. ¡Se convirtió en la tatatatatatatatatatatatatatatatatatatatatatatatatata- tatatatatatatatatatatatatatarabuela del Mesías! Da lo que puedas y te sorprenderás de lo que Dios te dará en recompensa.

(2) Cuando das desinteresadamente, tus seres queridos también serán bendecidos.

Cuando el criado de Abraham reveló quién era, sacó objetos de oro y vestidos y se los dio a Rebeca. Pero también les dio cosas valiosas a su madre y a su hermano (lee Génesis 24:53). Las recompensas por tu generosidad siempre sobreabundarán y tocarán las vidas de los que están más cerca de ti.

(3) Cuando das, el impacto de tu generosidad te sobrevivirá.

En el momento de dar no puedes ni imaginarte cómo tus actos podrán impactar las vidas de otros en el futuro. Figúrate como sería el mundo si Miguel Ángel hubiera dicho: “No pinto techos”, si Noé hubiera dicho: “No construyo barcos”, si David hubiera dicho: “No lucho contra gigantes”, si Maria hubiera dicho: “No quiero dar a luz siendo virgen”, si Pablo hubiera dicho: “No escribo cartas”, o si Jesús hubiera dicho: “No me sacrifico”. Un estilo de vida de dar con generosidad te sobrevivirá y bendecirá a tus sucesores.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

5 comentarios

  1. eso es verdad dar es bueno si damos con generosidad DIOS nos bendice y no con generosidad sino con amor es bueno dar asi DIOS nos bendice

  2. Que hermoso gesto lo de Rebeca y talvez ni siquiera penso hacer todo eso, para recibir una recompensa, simplemente lo hizo porque fue su sentir asi en su corazon. Conozco personas que son tan generosas, pero hay una diferencia, creen y esperan una recompensa algun dia.
    Dios nos ayude a dar desinteresadamente.
    Muchas gracias por el tema, es de gran bendicion y reflexion. Bendiciones.

  3. GUILLERMO MONTENEGRO.

    EXCELENTE! …SI A ESTE CRITERIO, LE SUMAMOS EL CONOCIMIENTO DE LAS ENSEÑANZAS DEL SEÑOR JESÚS DE: Los obreros de la viña. MT. 20:1-16 – Parábola de los talentos. MT.25:14-30 – Parábola de las diez minas. LC. 19:11-27 – El deber del siervo LC. 17:7-10 – TENDREMOS CONBUSTUBLES ABUNDANTE, PARA ENTUSIASMARNOS A TRABAJAR CON ESMERO EN LA OBRA DEL SEÑOR. – EXITOS!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

120 Compartir
Comparte115
WhatsApp
Tweet
+13
Pin2
Email