como-recibir-familias-iglesias

¿Como Recibir Familias que están saliendo de otras Iglesias?

¿Como Recibir Familias que están saliendo de otras Iglesiasí

Pregunta:

Dios al llamarme al ministerio, me dejó claro que debo trabajar en la evangelización de nuevas personas y no crecer por transferencia de miembros. Pero en ocasiones me he visto en la necesidad de recibir a familias que están saliendo de otras iglesias y desean ser parte de la visión de lo que el Señor está haciendo en medio de nosotros. Mi pregunta es ¿qué y cómo debo recibir a estos hermanos que quieren unirse a la visión que Dios nos ha dado? ¿Qué debo cuidar para que ellos se desarrollen dentro de la iglesia? Reciba nuestro amor y agradecimiento por su gran labor pastoral y de mentores hacia nosotros que aunque lejos, recibimos la bendición del Señor Jesús a través de la web. Saludos, Alejandro Orella

Respuesta:

El desafío en el que se encuentra no es poco común. Cualquier iglesia creciente se enfrentará a la decisión de cómo responder a las personas que deciden unirse a ella. Primero que nada, tengamos nuestro enfoque claro. El verdadero crecimiento de una iglesia sana no está basado en personas cambiando de una iglesia a otra. En la realidad la iglesia no está creciendo universalmente sino que está cambiando de ubicación. El crecimiento real debería estar enfocado en alcanzar personas que están fuera de las paredes de cualquier iglesia (¡¡¡me encanta cuando los domingos en la mañana digo abran su Biblia en el libro de Salmos y hay personas buscando en la concordancia tratando de encontrar el libro!!!) cuando nuestras iglesias crecen en esta área entonces verdaderamente estamos cumpliendo la Gran Comisión. Hay más que suficientes pecadores para alcanzar. Pero la realidad es que las personas son atraídas a los ministerios que están en crecimiento, que son emocionantes y que cumplen la voluntad de Dios. Como pastores no podemos decirle a una persona que no puede ser parte de nuestra iglesia si es que esta persona siente que Dios la está llamando a serlo, pero sí podemos ayudarla a examinar sus motivos.

1) Haz que pidan la bendición de sus anteriores pastores.

Si han dejado de ir recientemente a una iglesia, usualmente existe una razón para ello. Si los motivas a buscar la bendición de sus antiguos pastores, algunas veces podrás saber la razón del por qué. Yo tendría la osadía de preguntarles dónde asistían antes y por qué salieron de allí. Esas son preguntas perfectamente válidas. Esta es la regla de aprobación; si dejaron la iglesia porque tenían problemas con el pastor del equipo de liderazgo, lo más probable es que tengan el mismo problema en tu iglesia. Hazles saber eso y sé honesto. Cuando una persona quiere venir a nuestra iglesia no necesita una carta de su antiguo pastor, pero yo aconsejo personalmente que busquen no el permiso pero sí la bendición de sus anteriores pastores. No se requiere que el pastor les permita dejar la iglesia pero sí que al menos ellos busquen su bendición.

2) No coloques a una persona que ha cambiado de iglesia en una posición de liderazgo antes de tener un tiempo de prueba.

No es sabio poner a un líder que ha dejado otra iglesia en una posición principal de liderazgo inmediatamente porque: primero, no sabes si se van a quedar, segundo no sabes si puedes confiar en ellos, tercero, no es justo para las personas que te han servido fielmente y por último no sabes si ellos creen de la misma manera que tú crees. Yo sugeriría que hagas que pasen un curso sobre creencias básicas de tu iglesia y después hacer que ellos sirvan a otro líder antes de darles la oportunidad de guiar dentro de una posición de influencia. La única excepción de la regla es si has contratado a una persona para esa posición.

3) No reclutes personas de otras iglesias.

Nuestro ministerio es un ministerio que sirve a otras iglesias en la ciudad. Además tenemos nuestra propia iglesia local. Gracias a nuestras conferencias extendidas a la ciudad siempre tengo personas pidiéndome consejos sobre sus iglesias y pastores. Tengo una regla a la cual me apego. Nunca le pido a una persona que deje su iglesia; usualmente les motivo a quedarse en la iglesia local a la que asisten. Me encantaría que algunos de ellos asistan mi iglesia, pero mi honor y respecto a los otros pastores en mi ciudad, los cuales me han confiado sus líderes enviándolos a nuestros eventos me impide intentar reclutarlos de las otras iglesias. Además enseño a mi gente a hacer lo mismo. Hago una excepción de esta regla en el área del personal contratado. Si una persona está trabajando sin pago dentro de una posición en otra iglesia y tú tienes una posición pagada entonces estas libre de contratar a esa persona si es que ella se acercara a ti. Aun en este caso yo les pido que busque la bendición de su pastor.

Si tu iglesia es saludable entonces las personas serán atraídas a ella. Solamente asegúrate de que vengan por las razones correctas y de una manera honorable. Esto debería ayudarte.

Daronn Washigton

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Pastor Carlos Vargas Valdez

Es esposo de la mejor mujer, padre de 2 hijos maravillosos, pastor de jóvenes y director de Desafío Joven. En los últimos 12 años ha trabajado con jóvenes, padres y líderes juveniles. Estudio en Rhema Bible Training Center. Su servicio con la palabra de Dios se ha extendido por más de 27 países en 13 idiomas. Es director ejecutivo y consultor de varios ministerios cristianos, desarrollando conferencias, cursos bíblicos, libros, estudios, devocionales, vídeos y recursos para la vida espiritual.

15 comentarios

  1. Alfredo Esquivel

    Buena tarde pastor, queria saludarle y desearle muchas bendiciones, a la vez solicitarle en que me puede ayudar a dar un tema a un grupo de empresarios sobre el tema de la Actitud, y quiero con pasajes biblicos encausar mi conferencia…… mi correo es alfredoesquivel145@gmail.com—- muchas gracias

  2. Hola, Pastor
    Aun espero su respuesta

    Saludos,

  3. Fernando Soto Hernandez

    Me da gusto la humildad que demuestra para reconocer que los lideres de una iglesia (cuerpo de Cristo) son suceptibles de cometer fallas, y el hecho de que Dios los haya puesto en determinado ministerio no los exime de las consecuencias que de ello se deriban, como es el caso que le comento, de que haya personas que que lastimados y heridos, tengan que salirse de esas sucursales de la iglesia de Dios, (llamemoslo asì) y tengan que buscar mejores lugares para su crecimiento espiritual.

    El ejemplo que utilicè, no fue para poner al mismo nivel un hospital o una escuela con el cuerpo de Cristo o su Iglesia, sino para hacerle notar, que si para esas instancias (hospitales o escuelas) procuramos escoger lo mejor, cuanto mas cuidado debemos de tener al escoger un lugar para nuestro crecimiento espiritual.

    Hermano, no puede negar, que hay muchas “iglesias” que lejos de ser una verdadera casa de Dios, se han convertido en cueva de ladrones, y no precizamente de dinero, aunque de esas tambien hay muchas, sino de la verdad, de la Palabra de Dios. Y le pido que no me vaya a salir conque a nosotros no nos toca juzgar, porque sin esta opciòn que nos concede Dios (eso si, sin codenar) ¿como es que podrìamos escoger lo mejor?

    Se que no hay iglesias perfectas y que si hubiera alguna me deberìa salir de ella y bla bla bla bla…..asi como tampoco hay escuelas y hospitales perfectos; pero no por ello, debo hacer a un lado el privilegio de libertad que Dios me concede para ecoger donde quiero ser tratado y atendido, asi como tambièn, el de poder servir.

    La historia que me platica, sobre las normas que usted aplica, en la iglesia que usted administra, son normas que, el que quiera estar en ella, deberà cumplir. Si se apegan o no a lo que Dios quiere y busca, eso solo usted lo sabe…..pero le vuelvo a recordar…..el hombre no es dueño del Cuerpo de Cristo, o sea de la Iglesia, solo es administrador….y un buen administrador, debe apegarse las directrices del dueño, en este caso Dios.

    Saludos hermano y que Dios lo bendiga

  4. Estimado Daronn Washington. He leido detenidamente su articulo Como recibir familias de otras iglesias, y estoy de acuerdo con algunos de los puntos que usted expone, pero hay otros en los que tengo mis dudas, como es pedir la bendicion del pastor. Me gustaria saber a que usted se refiere con esto, y que apoyo biblico tiene este acto. Saludos y bendiciones en Cristo Jesus. Marc.

    • Marc, hay cosas en la Biblia que están implícitas, el pedir “la bendición” esta dentro del principio de la honra, por lo que este ministerio y pastor hicieron por ti. Míralo como gratitud y agradecimiento a Dios y al hombre. Siempre he dicho que: “La Manera como sales de un lugar, determinará la manera como entras en otro”. Así que no es que debas tener la bendición, deberías procurarla!! Nosotros entendemos que en estos últimos tiempos hay pastores que no dan la “bendición” para una oveja ir para otra Iglesia o ministerio, pero igual deberíamos buscarla. El apoyo Bíblico tiene su sustento en una vida justa, recta y agradecida que como cristianos debemos vivir. Mil Bendiciones!

      • Fernando Soto Hernandez

        Pastor, yo le sugerirìa que no haga declaraciones absolutistas, porque todo tiene sus asegunes u sus bemoles. “¿La manera como sales de un lugar, determinarà la manera como entras en otro?” Totalmente falso. Yo salì de una congregaciòn, humillado, criticado, señalado,etc pero entrè a la otra con recibimientos de cariño, afecto, aceptaciòn, apoyo, etc ¿De donde saca usted ese tipo de declaraciones? ¿Habrà algùn pastor que acepte estar equivocado alguna vez? Bueno yo si conozco varios, entre ellos el que ahora tengo, y realmente su vida y no el acto ceremonioso, es el que otorga la bendiciòn a nuestras vidas, ya sea que salgamos o permanezcamos en una congregaciòn. Le parece congruente que a un pastor que se la ha pasado humillando, criticando, burlàndose de una persona, èsta tenga que solicitarle su bendiciòn para irse a otra congregaciòn?…..Por favor pastor…….La bendiciòn es el colofòn de una vida que permanentemente bendice y no un mero acto ceremonioso, para cumplir requisitos de hombres que se enseñorean de la grey.

        • Fernando, por favor entiende que no se trata de lo que los otros hagan, se trata de ti, de tu actitud!! el perdonar al que te hizo daño y te humillo. No estamos hablando de si los pastores se equivocan o no por que esto quedo claro en el comentario anterior. Nuevamente: Aquí nadie tiene complejo de Inerrabilidad, fallamos, pecamos con omisiones, etc y etc. pero Dios nunca termina de tratar nuestras vidas. Nuevamente: No es el acto de que él te bendiga, es tu corazón. Te cuento lo que sucedió con mi esposa y yo en un ministerio con “nuestro pastor” Él Nunca nos guardo, nunca nos protegió, no nos dio atención, fuimos humillados, despreciados, no fuimos honrados por el llamado que Dios nos dio, y nosotros orando y buscando dirección de Dios. Hasta que Dios nos pidió salir de ese lugar. Le pregunte al Señor como hacerlo, ya que eramos pastores del Staff y estábamos en altas posiciones de liderazgo. El Señor me dijo: Llama al pastor y reúnete con él, y comienza agradecer por todo lo que hizo y no hizo por ustedes (era Mucho más lo que no hizo), y dile que yo estoy dándoles una nueva dirección separados de su cobertura, y que por favor los bendiga. Entre en el escritorio del pastor y comencé agradecer y agradecer y agradecer, el pastor no aguanto más y me dijo que parara, por que el no había hecho nada de eso, al contrario dijo el: he pecado contra ustedes, no se vayan, y en lagrimas nos pidió otra oportunidad para hacer todo diferente con nosotros. Pero le dije que el direccionamiento de Dios es claro, y pregunte si por favor, podía orar por nosotros y bendecirnos. Así fue y Dios ha ido respaldando cada día nuestro llamado y ministerio. Lo que él hizo con nosotros es asunto entre él y Dios. Nosotros perdonamos lo dejamos allí y punto final. Te das cuenta? No eres el único que sufre por pastores que no tienen conocimiento del amor de Dios. Nuevamente, nosotros teníamos TODA LA RAZÓN Y EL DERECHO PARA SALIR SIN DECIR NADA, pero decidimos renunciar a nuestro derecho y hacerlo a la manera de Dios. No mires mi experiencia, por que tal vez la tuya pueda ser diferente, pero mira los principios bíblicos envolvimos en ella y reflexiona. Mil Bendiciones!

  5. Fernando Soto Hernandez

    Respecto al numero 1 no siempre es asi. Yo me salì de una iglesia por actitudes incorresctas del pastor para conmigo y para con otras personas…y en la iglesia en la que estoy, no los tengo con el actual pastor. Por que no aceptan que los pastores tambien pueden tener errores? Por favor, hay que ser màs humildes. ¿Tengo que pedirle su bendiciòn para irme a otra iglesia?…¡Por favor, amigo, las iglesias no son de los hombres, son de Dios! En concreto no me estoy cambiando de iglesia porque sigo en la misma iglesia de Cristo. Solo me estoy cambiando con un lider mas amoroso y paciente. Asi como uno tiene la libertad y obligaciòn de elegir la clinica o la escuela que mejor le convenga, asi se debe hacer en el àrea espiritual. Escoger el lugar que màs le convenga a su crecimiento espiritual.

    Respecto al numero 2 estoy totalmente de acuerdo, pero acuerdese pastor que en lo tocante a los ministerios, tambien es Dios quien coloca a las personas. Yo sin decir nada y con una actitud de obediencia total a mi actual pastor, como tambien con el otro, he sido bendecido para que me coloquen en el que màs me gusta….la Evangelizaciòn

    Acuerdese pastor que no somos dueños de nada.

    • Fernando, hay veces en que el “pastor” no quiere bendecirlos para salir y no hay más que hacer. Pero en mi caso siempre envío a pedir la “bendición” muchas veces como prueba de obediencia a “nuestro ministerio” y para que él otro siervo pastor sepa el camino que sus “antiguas ovejas” tomaron. Es evidente que el hombre de Dios falla y muchas veces la salida es por causa del líder. Por favor nadie aquí tiene complejo de inerrabilidad (Todos fallamos, pero Dios siempre esta allí para enseñarnos). Las iglesia no pertenece a los hombres, pero son hombres escogidos por Dios quienes las administran. Cada quien es libre de escoger el ministerio que mejor le parezca, pero debemos saber que él lugar donde nos congreguemos será vida o muerte para nuestro crecimiento, por esta razón la salida de una iglesia no debería ser tomada a la ligera, ni tampoco ser comparado con escoger una escuela u hospital. La iglesia (no el lugar físico) es el cuerpo de Cristo y su novia compuesta por todos nosotros que hemos recibido la gracia de Dios.

      Respecto al punto 2: Es indudable que Dios coloca personas!! Y como tu lo dices: “Con una actitud de obediencia” quiero marcar esa frase. Cuando era director de una centro de Teología Cristiana, el manual del alumno decía que deberían colocarse corbata para ingresar a las aulas. 2 jóvenes de un promedio de 120, no la utilizaban. Un dia los llame a mi oficina para conversar y preguntarles por que no se colocaban la corbata, uno de ellos me dijo que Dios no se importaba con lo exterior y si con lo interno, y que el centro de Teología debería de hacer los mismo. Ante esta situación respondí: En el centro nosotros estamos siempre evaluando muchas cosas, entre ellas la obediencia, si tu no eres capaz de ponerte una simple corbata y ser obediente, estás descalificado para hacer algo mayor.

      Somos administradores de aquello que Dios nos dio y debemos actuar a la altura de aquel que nos llamo.

      Mil Bendiciones y muchas gracias por comentar!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

60 Compartir
Comparte43
WhatsApp
Tweet5
+111
Pin1
Email