Rostro Fruncido y la Biblia

¿Aun Sigues Siendo Un Cristiano De Ceño Fruncido?

¿Aun sigues siendo un cristiano de ceño fruncido?

He escuchado muchas veces decir que cuando alguien llega a Cristo incluso su rostro le cambia y es que en efecto tenemos un nuevo nacimiento, a partir de que el Señor entra en nuestro corazón somos nuevas criaturas, dice la palabra que las cosas viejas pasaron y he aquí todas son hechas nuevas.

Pero qué hay de aquellos hermanos que como diría mi esposa aún siguen siendo mal encachados, de quienes no han permitido que su rostro se ablande y aún cuando deberían de reflejar el gozo de la salvación en su expresión, aún parecen tener una tristeza o ira contenida que no les permite siquiera asomar una leve sonrisa.

Cómo podemos compartir la palabra del Señor si incluso cuando nos saludan no somos capaces de ofrecer una expresión agradable o al menos voltear a ver a quien nos estrecha la mano.

Imagínate esto y sé que lo has visto y posiblemente vivido, vas caminando por una plaza comercial y de pronto ves a dos personas que vienen caminando hacia ti, traen el rostro desencajado y parece que están fuera de lugar o que algo les molesta, piensas a esas personas las conozco, y cuanto más se acercan más puedes identificarlas como unas hermanas de la iglesia que recientemente visitaste y cantan en el grupo de alabanza, entonces cuando pasan cerca te saludan, te estrechan la mano y te dicen que Dios te bendiga, pero su rostro quedó intacto, les preguntas cómo se encuentran y responden: bien gracias al Señor, pero su rostro no cambia, te preguntas si realmente están bien porque su expresión no es congruente, pero conforme pasa el tiempo te das cuenta que esa es su expresión de siempre, aun cuando le cantan al Señor.

Comienzas a preguntarte si ese debe ser el comportamiento de un cristiano, pero si el Pastor dijo el domingo que debemos estar gozosos en el Señor, ¿cómo entonces es ese gozo?, ¿cómo se debe mostrar?

Hermanos la Biblia dice con toda claridad:

Proverbios 15:13 “El corazón alegre hermosea el rostro; Mas por el dolor del corazón el espíritu se abate.”

Y la pregunta es ¿cómo no tener alegre el corazón si hemos sido librados de la muerte eterna, si aún cuando hemos cometido innumerables pecados hemos sido perdonadosí ¿Por qué no nos causa felicidad el hecho de saber que por gracia iremos al cielo con el Señor, si nos mantenemos en su voluntad? Acaso ser hijos de Dios no es suficiente, si cuando nos arrepentimos hubo gozo delante de los ángeles de Dios, ¿por qué nosotros no conservaremos ese gozo?

Pero por otro lado si tu corazón tiene dolor, o hay en ti alguna carga que está provocando que tu espíritu se abata, por supuesto derecho tienes de entristecerte, pero eso debe ser temporal, porque grande es nuestro Dios que sabiendo esto nos dijo:

Juan 16:33  Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

Y por si eso fuera poco también nos invita:

Mateo 11:28 “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.”

Amados hermanos, no seamos cristianos de ceño fruncido, reflejemos la gloria de nuestro Dios con un rostro resplandeciente, mostremos lo que el Señor ha hecho con nosotros, si realmente ha vuelto de nosotros la cautividad se debe cumplir lo que dice este salmo:

Salmos 126:2 “Entonces nuestra boca se llenará de risa, Y nuestra lengua de alabanza;  Entonces dirán entre las naciones: Grandes cosas ha hecho Jehová con éstos.

Dios les bendiga.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Antonio Morales Anell

Líder de Varones, Responsable del Área Educativa y Relaciones Públicas en la Agrupación Religiosa Iglesias Cristianas de Restauración y Vida en México. En el último año he trabajado con mucha dedicación en la serie “Aprendiendo Buenas Características”, el cual a esta fecha consta de 170 devocionales relacionados precisamente con buenas características que como cristianos debemos aprender. Esposo de la Presbitera Isabel Cristina Hernández García.

2 comentarios

  1. quisas esta pasando una prueba o quisas ay algo que le duele y no sabe sacrlo ono le an enseñado y trae cargas todabia

    • Antonio Morales Anell

      Así es Rafael, normalmente cuando no reflejamos el gozo de la salvación es porque aún tenemos algo que estorba y debemos procurar quitarlo, Dios te bendiga, gracias por comentar.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

27 Compartir
Comparte23
WhatsApp
Tweet
+14
Pin
Email