¿Cuál es su Reacción Cuando Recibe Palabra de Dios?

¿Cuál es su reacción cuando recibe palabra de Diosí

El Señor busca comunicarse con nosotros de diferentes maneras, puede ser a través de su palabra cuando leemos la escritura, también por medio de sus siervos sea en una predicación o en la ministración de manera más directa, puede que el Señor le hable a través de su misma oración y voz, o bien que reciba una palabra directa de él de manera audible, además encontramos en la Biblia que también el Señor se comunica a través de sus ángeles.

Pero lo más importante es cuál es nuestra reacción cuando el Señor se comunica con nosotros, hay ocasiones en que recibimos instrucciones muy precisas de lo que debemos hacer o no hacer, de los planes que Dios tiene para nuestras vidas, de lo que hará con nosotros o a través de nosotros.

Ante esa comunicación podemos tener diferentes reacciones, a veces es de incredulidad, a veces de asombro, a veces aunque creemos un poco pedimos señal de confirmación, a veces lo creemos pero lo vemos tan distante que no actuamos o por el contrario hay ocasiones en que queremos acelerar los tiempos para que se cumpla lo que se nos ha dicho.

Quiero compartirles dos reacciones que me llamaron mucho la atención ante el recibimiento de la palabra de Dios:

Lucas 1:18 “Dijo Zacarías al ángel: ¿En qué conoceré esto? Porque yo soy viejo, y mi mujer es de edad avanzada.”

En esta historia encontramos que un ángel del Señor había venido directamente para decirle a Zacarías los planes de Dios, le informó que su oración había sido escuchada, se encontraba en el santuario de Dios, pareciera que no debería existir duda en que se trataba de una comunicación que venía de parte de Dios, sin embargo Zacarías pidió señal cuando dice lo que leemos en el versículo, esto porque le parecía difícil que fuera posible tener hijo debido a su edad.

No debemos olvidar que tenemos un Dios ilimitado, un Dios de imposibles, por muy difícil que parezca lo que Dios nos diga, si él lo dice tendrá cumplimiento, porque dice su palabra:

Números 23:19-20 “19  Dios no es hombre, para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará? 20 He aquí, he recibido orden de bendecir; El dio bendición, y no podré revocarla.”

La segunda reacción es esta:

Lucas 1:34 “Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón.

Lucas 1:38 “Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia.”

En ambos casos encontramos una interrogante, en la primera Zacarías dice ¿En qué conoceré esto?, como diciendo ¿Cómo sé que esto es cierto? Porque el vocablo griego ginósko del cual se traduce conoceré, también significa saber y cerciorar.

Sin embargo María pregunta ¿Cómo será esto?, en otras palabras ¿De qué forma será esto?, no lo está poniendo en duda, más bien está sorprendida de que se pueda hacer sin necesidad de conocer varón, y lo confirmamos cuando leemos el versículo 38 “He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra.”

Podemos sorprendernos y preguntarnos ¿Cómo es que Dios hará esto?, pero no deberíamos dudarlo ni un poquito, al final él sabrá el cómo, el cuándo, el porqué, el dónde, a nosotros solo nos queda ponernos en sus manos y dejarle que haga su voluntad.

Dios les bendiga.

Libros Ebooks Cristianos

Sobre Antonio Morales Anell

Líder de Varones, Responsable del Área Educativa y Relaciones Públicas en la Agrupación Religiosa Iglesias Cristianas de Restauración y Vida en México. En el último año he trabajado con mucha dedicación en la serie “Aprendiendo Buenas Características”, el cual a esta fecha consta de 170 devocionales relacionados precisamente con buenas características que como cristianos debemos aprender. Esposo de la Presbitera Isabel Cristina Hernández García.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

195 Compartir
Comparte182
WhatsApp
Tweet
+113
Pin
Email